VESTIDOS CON CAPA

a_trendy_life_weddings-5

Recién estrenado el mes de noviembre, aunque el frío se esté haciendo un poco de rogar, es época de temperaturas bajas y momento en el que las novias deben pensar en algo más que en el vestido de novia.

Esta época del año es propicia a elegir vestidos de novia de manga larga, aunque hay opciones más allá de la manga larga como usar estolas, algún abrigo o incluso una capa.

a_trendy_life_weddings-4

Os acordaréis del vestido que eligió Tatiana Santo Domingo, un precioso vestido de Valentino sobre el que llevaba una capa de visón con capucha, al más puro estilo de princesa de cuento.

a_trendy_life_weddings-9

Pues ese estilo de vestido de novia con capa está muy en alza esta temporada de otoño-invierno, aunque las opciones son diversas.

Puedes optar por elegir un vestido de manga larga del que salga directamente la capa, en la misma tela del vestido o en una gasa fina, por ejemplo, aunque si el lugar donde te casas no es muy frío, puedes combinar la capa con un vestido de manga corta.

ab2ea089ceddf64e0b03e6d5d535f827a_trendy_life_weddings-7

Si optas por un vestido que lleve capa, os recomiendo probaros bien el vestido antes para aseguraros que os resulta cómoda al movimiento y que no será un estorbo. Además, podéis elegir un vestido del que la capa salga desde los hombros y se extienda como una cola o bien algo más ligero sin que llegue a convertirse en la cola.

a_trendy_life_weddings-2a_trendy_life_weddings-3

Pero si os casáis en un destino frío o en un lugar de montaña, es aconsejable elegir un vestido de manga larga y acompañarlo de una capa de visón o terciopelo, que os podáis quitar en cualquier momento y utilizarlo como una prenda de abrigo, más que por la estética del vestido.

a_trendy_life_weddings-8a_trendy_life_weddings-6

Sea cual sea la función que queréis otorgarle a la capa en vuestro vestido de novia, descartaría la opción del velo en cualquiera de los dos casos, especialmente si optáis por un vestido que lleve la capa integrada en el vestido, ya que se crearían un efecto doble y no os resultaría cómodo. Además, si ya estáis eligiendo llevar un tul, una seda…un tejido liviano, al fin y al cabo, éste ya estará emulando el efecto que produce el velo.

a_trendy_life_weddings-1

Desde luego, si me tuviera que casar en invierno, elegiría ser una novia con capa,

¿y vosotras?

Fotos: Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *