PORQUE ME CASO-LOS INVITADOS

Una vez que has colocado a todos los invitados en sus mesas, lo cual no es nada fácil, hay que esperar a que te confirmen… que si fulanita no puede estar con meganita… etc. haz algo diferente con las mesas.
A mi marido y a mi nos encanta la pintura así que las mesas tenían nombres de pintores… en los carteles pusimos un cuadro carácterístico de cada pintor, además puedes adjudicar cada cuadro según las personas que estén sentadas si es que sabes sus gustos pictóricos, claro. Aquí os dejo un ejemplo:
Para que cada uno sepa dónde está sentado, no pongas el cartel en grande a la entrada del comedor, quedará mejor si imprimes una tarjetita para cada pareja o invitado y se la das personalmente así no tendrá duda de dónde estará ubicado.

En los aperitivos le pides a dos personas una por cada parte contratante que conozca a todos los invitados (los hermanos de los novios está bien) que las reparta.

Es un detalle que no cuesta mucho: tiempo, un ordenador, una impresora y unos tarjetones y los invitados se sentirán muy bien atendidos.

Esto mismo lo puedes hacer con películas o por ejemplo se me ocurre si te gusta mucho la moda con portadas de revistas, ¿qué tal la mesa ELLE, VOGUE O TELVA? o mesas de edificios famosos LA MURALLA DE LUGO, LA TORRE DE HÉRCULES.. como veis las posibilidades son infinitas.

¿os gusta la idea?

5 comentarios en “PORQUE ME CASO-LOS INVITADOS

  1. Parte fundamental tener una hermana pequeña que se dedique a repartir las tarjetas entre croqueta y croqueta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *