¿estás enferma? y qué!!

Mi color la semana pasada era verde, verde de tanto moco como había en mi cuerpo..

En la cabeza toda la sección de trompas de la sinfónica….

el cuerpo como si hubiese corrido una media marathon..

y qué? a ellos les da igual!!

los quiero con locura, son sin duda lo mejor que hice en mi vida pero cuando uno está enfermo quiere estarlo, quiere regodearte en su mal cuerpo, quiere tirarse en el sofá del salón con la mantita, la leche caliente y el silencio como ruido de fondo… quiere que le mimen, quieren que le pongan la comida, la cena, la dejen dormir, le pongan la lavadora, le den la cena a los niños, jueguen con ellos, luchen, se tiren por el suelo con ellos.

Porque a ellos que estés enferma les tira de un pié…

mami juegas a luchas?

no que mami está enfermita

ya pero ven y te tiras aquí conmigo

estoy enferma

¿hacemos un incendio?

hablo en chino chicos? estoy enferma!!

Si lo se, tienen tres y cinco años probablemente no saben lo que es el chino pero es que estoy enferma!

Aún recuerdo aquellos malestares, los dolores de cabeza, los millones de pañuelos por todas partes TIRADA EN EL SOFÁ!!! no volverán hasta dentro de muuuchooooooo tiempo…

Porque si, estuve enferma ¿y qué?

16 comentarios en “¿estás enferma? y qué!!

  1. viernes por la noche, misma situación en mi casa.

    y es horrible!!! yo sólo quería meterme en cama, dormir, descansar…y..”tengo hambre”, “quiero jugar” “me lees un cuento?”

    aarrgghh

    besos

  2. Esto tienes que incluirlo en tu post de si compensa la maternidad!

    Enhorabuena, sales en el blog de Devil Wears Zara, en su post de nuevos creadores del viernes!!!

    Un beso, feliz semana!

  3. Como te entiendo!!, yo me estoy tomando todas las vitaminas del mundo por si acaso, si es que no nos lo podemos permitir..jooooo

  4. Todavía existe algo peor, que tu estes enferma y uno de los enanos también, directamente te ves morir!
    Urzaiz

  5. ¡Ay! ahora mismo estoy yo así…lo de la sinfónica me ha llegado al alma, sobre todo cuando el enano coge las cacerolas de la cocina para amenizarme con un concierto…y luego las otras que, si no entiendo esto, que ¡¡mamá!!, que esta me pega, me pega la otra…y yo arrastrándo el alma como puedo…
    Que consuelo que no estoy sola! Y estás ya buena?

    Saludos

    Pilar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *