el bienestar emocional con coca-cola, segunda parte

 

Espero que con este post no se cumpla eso de “segundas partes nunca fueron buenas”, ha tardado más de lo que me hubiese gustado en hacerlo, pero ya sabéis soy una  rana estresada.

Para los que pasáis por primera vez por aquí, deciros que el Instituto de la Felicidad de Coca Cola, nos propuso a un grupo de madres cuidarnos un poco y nos impartieron 2 talleres sobre emociones y felicidad a cargo de Alejandra Vallejo Nájera y Laura Rojas Marcos.

En un primer post os conté el experimento de la rana y cómo saber que estás estresada y aprender a controlar el estrés, voy tan mal con eso de meditar y respirar bien,  no hice ni uno de los deberes que nos propuso Alejandra, y lo de ducharte dedicándome sólo a ducharme, para mi es ciencia ficción.

Pero vamos al lío, Alejandra después de ponernos deberes nos habló de la personalidad, nuestra formar de ser, la manera en la que actuamos durante más tiempo. Esta personalidad se sustenta en 3 patas fundamentales,

  • Como naces, tu temperamento, cómo actuas de primeras, es que el tienes , es el que hay, no lo puedes cambiar, si modelar con las otras dos patas, ahora iremos con los 4 tipos de temperamento que esto tiene mucha tela que cortar.
  • Cómo piensas
  • Cómo te han educado.

Una de las mamás asistentes Una Mamá Diseñadora ha hecho esta infografía con las explicaciones que nos dio Alejandra, así que ya tenéis trabajo para ir pensando, cómo sois y sobre todo cómo es vuestra pareja y vuestros hijos porque cuanto mejor nos conozcamos a nosotros y los conozcamos a ellos mejor podremos educarles y ayudarles a ser buenas personas y a superar sus problemas y barreras.

Pero ahí no queda la cosa, después de una comida rica rica, le tocó el turno a Laura Rojas Marcos, qué mujer tan interesante, ella tuvo la tarea de hablarnos de las emociones y el bienestar.

Nos contó como los cambios ya sean esperados, inesperados, permanentes, transitorios, progresivos o repentinos producen emociones y cómo controlarlas.

De su taller me quedaría con una idea fundamental, hay que ser amable con uno mismo, tener mensajes positivos hacia nosotras, cuidarnos, básicamente porque para cuidar a otras personas (nuestros hijos) tenemos que estar bien nosotros.

Nos habló también de la TIRANÍA DE LOS DEBERÍA y como en las madres esa tiranía es mayor, siempre estamos pensando en lo que deberíamos haber hecho os estar haciendo y eso no es bueno para nosotras y tampoco para los enanos.

Y ahora una sorpresa que tengo para vosotras, hay tanta información sobre el tema, tantas cosas que os pueden ayudar que le he pedido al instituto de la felicidad que me pase el librito chulísimo que nos dio en los talleres y han accedido.

Ese librito que tiene Quintano (simpática simpática y una valiente madre de 3) en la mano tan chulo.

La ponencia de Alejandra Vallejo Nájera la podéis leer pinchando en este link. Por favor es para vuestro uso personal para que la leáis, para que aprendáis, Alejandra la ha cedido para eso, no la reproduzcáis o hagáis negocio con ella, no estaría bien.

De Laura Rojas Marcos tenemos la Rueda de la Vida, se trata de una rueda en la que tendréis que puntuaros en varios aspectos de vuestras vidas, sed francas, y así sabréis en qué parcelas tenéis que mejorar. Yo ya tengo mis deberes.

y ahora me voy a ducharme pero sólo pensando en ducharme y nada más

24 comentarios en “el bienestar emocional con coca-cola, segunda parte

  1. Gracias, gracias, gracias, me encantan estas cosas y te agradezco en el alma que lo compartas con nosotros. Feliz fin de semana. Besos.

  2. Reconozco que no me había leído la primera parte, pero al empezar la segunda he dicho, no, voy a ir al principio y me ha encantado, porque eso de la ducha sin más… eso que es??, y lo de los puntos de la madre estresada… los cumplo todos!!!, me voy a leer los links que nos has dejado con detalle, espero aprender algo.
    Muchas gracias.

    María.

  3. Ay Lucía, mi comentario no tiene que ver con el post, pero soñé contigo y me hizo tanta gracia que te lo tenía que contar. En el sueño, yo iba a Coruña y te encontraba en una cafetería. Llevabas el pelo azul (????). En un arranque de timidez, me daba vergüenza saludarte y presentarme como lectora, pero sí me ponía a hablar con tus hijos y los llamaba por su nombre. Cuando me desperté, me reí muchísimo!

  4. Muchas gracias a Laura y Alejandra por su generosidad y a ti Lucía por pedir el material con la bella intención de hacernos partícipes a todas tus seguidoras de tu maravillosa experiencia con el Instituto de la felicidad! En estos tiempos de escuchar tantas cosas negativas se agradece poder ver esperanza en los pequeños gestos cotidianos. Un saludo

  5. Tu post está muy bien Lucía, una pena que en estos momentos haya forjado tan mala opinión de Coca Cola y sus iniciativas, realmente creo que todo son fachada. Pedí por correo electrónico algo de información de sus talleres el 25 de junio porque pensaba que podían ayudarme y el silencio es lo que he tenido por respuesta. Una pena que una empresa tan grande y buena tenga esa actitud!

    Un abrazo para tí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *