un día cualquiera conciliando

Al habla una mamá conciliadora (hijos en casapadres, pasándolo bomba disfrutando por este orden de: la piscina, la tele sus colegas y primos de Lugo, los nuevos parques de Lugo desconocidos para ellos, Greta la perra, sus abuelos, y fantástica comida, que con amor les prepara su abuelita). ¿a eso se le llama saber conciliar eh? lo demás tonterías. Lo sé, tengo suerte de que estén ya jubilados, pero esto sólo me dura una semana que tampoco hay que abusar.

El caso es que en esta semana conciliadora, una aprovecha, no os creáis que para tirarse en la piscina, playa o similar, ya que #galimordor ha vuelto a nuestras vidas y no vemos el sol por ahora. Así que estoy aprovechando para recaditos varios, y no precisamente comprarme ropa, bueno si ahora os explico.

El día empezó regular, tuve que llegar al trabajo sin desayunar ya que llegaba tarde, cosa que me pone de muy mala leche, —si empiezas así todo irá a mejor— dijo ella. ¡ja!

Me olvidé de poner el ticket de la O.R.A. y multa.—es sólo un bachecito mañanero— siguió pensando ella.

Pero…. yo sabía que algo tenía que ir a mejor, la declaración me sale a devolver ¡¡¡¡¡yupiiiii!!!! tonta de mi, la alegría me duró poco, recordé que una de esas cosas que hago cuando concilio es que llevo el coche a la I.T.V.

Ya voy preparada para mi la ITV es como el dentista, siempre me encuentran algo, nunca la paso, nunca (y no me digáis ¿no llegas el coche al taller antes? no, no lo llevo.

Efectivamente mis ruedas no están alineadas, ¡¡¡quiero llorar!!! —si sigues así seguro que algo bueno te espera, siempre positiva— pensó ella.

Ya que estaba por la zona, me dije me voy a dar un capricho (nota de autor: cuando las mujeres estamos deprimidas y con la regla eso sólo se arregla o cortándonos el pelo que no puedo por recordad, estoy en paz con él,  o comprando cosas).

Así que me voy a RETO (ya sabéis la asociación de rehabilitación de alcohólicos y drogadictos). Resulta que (yo no estaba nada  puesta en estas lides) tienen un almacén donde venden lo que otros donamos, arreglan teles, restauran muebles. Así que cual cazatesoros de Discovery Max me fui a ver si encuentraba algo para mi casa pinterest.

Una casa pinterest no será casa pinterest jamás si no tienes un mueble recogido de una asociación tipo RETO, un contenedor o similiar, y si señores —mi día sólo podía mejorar— encontré un banquito precioso de niños que pondré ne la entrada de casa cuando lo restaure y le pida ayuda a la única persona que sabe de esto mi Leti, que no Doña Letizia (según mi manyático me lee fijo, jajajajaja).

banco sin restaurar

Unas botellas con nuestra Rosalía de Castro impresionantes con poesía y todo, unas tablas con forma de pez que todavía no sé que haré con ellas y todo por el módico precio de 20 euros.

botella rossalía castro

botella rosalía castro

Fui a un taller a que me alineasen las ruedas me quedan pocos días de conciliar, hasta mañana nada —¿no quedamos en que el día mejoraba? necesito que esto acabe ya— pensó ella.

Me tuve que ir de compras, supongo que lo entenderéis —finalmente mi día mejoró— pensó ella, mi pequeño jardín ya tiene el complemento que le faltaba.

jardín con espejo

Siento la calidad de las fotos son todas de hechas con mi móvil y el rollo que os he metido, me tenía que desahogarme y ¿quién mejor que vosotras que me entendeis seguro perfectamente?.
Fdo. una mamá conciliadora y positiva que le gustaría estar en la playa con sus enanos. Todavía me queda el D.N.I. y el pago de varias cosas pero —los días sólo pueden ir a mejor— pensó ella.

7 comentarios en “un día cualquiera conciliando

  1. Pues al final el día no terminó tan mal!! 🙂
    Ni idea tenía de que en Centro Reto podían tener cosas tan chulas. Tendré que darme una vuelta…
    Esos días en los que te levantas con el pie izquierdo tienen dos versiones:
    1.- “La cosa solo puede mejorar”. Y te encuentras aproximadamente cada hora exclamando: “Y una m***”.
    2.- Ley de Murphy: “Cuando las cosas van mal, solo pueden ir a peor”. Y te encuentras aproximadamente cada hora pensando: “Santa razón tenía el buen hombre…”.
    Peeeeeeero… Has encontrado un banquito remono, y eso lo compensa todo!!! 😀

  2. Pero qué envidia, yo para cuando hubiese llegado la multa de la ota….ya estaría viendo solamente nubarrones negros y la botella medio vacía…jejej…pero razón tenías, y que monada de banco has encontrado!!…me recuerda a mi infancia.

    Es que es un placer total encontrar esa pieza a la que sorprendentemente (y digo sorprendentemente por que al menos en mi caso cada vez que llego a casa con algo que he encontrado en la calle me chupo unas miraditas…) solamente tú le ves las posibilidades que tiene, y en lo que la puedes convertir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *