canastilla para un pasajero

canastilla bebe

foto: via

Cuando preparaba el nacimiento de Fiz, mi amiga Pepa me mandó una lista que me sirvió de base para ultimar la llegada del bebé y lo que necesitaría en la primera etapa. Poco a poco la fui adaptando mientras hacía acopio de cosas guardadas de mis sobrinos y tiraba de la memoria de mi madre, hermanas, tías, primas y cuñada. Ya con la experiencia de lo vivido, usado y desechado, así queda la lista en la que os cuento mi canastilla ideal para un pasajero.

Para el pasajero:

Depende de dónde des a luz, claro está, pero cuando te llevan al paritorio te piden que les des un Kit de nacimiento que incluye: body, pijama, gorro, calcetines (o patucos) y una mantita. Toda esta primera muda se ensucia mucho porque al bebé lo visten sin lavarlo para que conserve la primera grasa de protección corporal y lo suelen bañar pasadas 12 horas del nacimiento. Donde yo di a luz a Fiz han cambiado recientemente el sistema y ahora, una vez has parido, te dan al niño envuelto en una gasa térmica con la que lo mantienen protegido las primeras horas de lactancia y de primer contacto con la madre.

Pañales de recién nacido. Yo usé Dodot, al principio sensitive y ahora normales que alterno indistintamente con los de la marca Deliplus de Mercadona, y ambos me parecen estupendos. Me han hablado también muy bien de los de Carrefour porque son muy altos de tiro y les cubren el ombligo, pero no los he probado. También he probado los de Lidl, que me encantan pero me queda a desmano para comprarlos (aunque de éstos últimos sé que no hay de recién).

Toallitas. Yo usé Dodot Sensitive al principio y las de Suavinex y Mercadona ahora. Me gustan más éstas porque son más cremosas. Las de Mecadona las venden en packs y recientemente han cambiado a perfume que me gusta mucho. Recuerda comprar no sólo el paquete grande: los paquetes de viaje (suelen venir 25-30 unidades aprox) son más cómodos para salir de casa porque pesan menos y así las llevas en la bolsa del carrito.

Bodys de manga larga. Al comprarlos fíjate en que sean fáciles de poner, los de cruzar son los más cómodos, sobre todo cuando son recién. En Carrefour, Prenatal y Petit Bateau los tienen de un algodón estupendo, blancos y de colores pastel y en talla 00. También los hay en Primark, pero de un algódon bastante malucho y además no son tan chiquititos. Los primeros días te parece un mundo vestir a semejante ratón, pero en seguida te haces una experta!

Pijamas: recomiendo tener bastantes, pues al principio con el meconio se hacen caca muchas veces.

Gorro: es obligatorio el primer día, ya que los bebés pierden el calor corporal sobre todo por la cabeza. Si no lo llevas en el hospital le suelen poner una gasa a modo de turbante.

Cambiador: es muy práctico para evitar manchas inoportunas de pises y cacas. Suelen tener una parte impermeable.

Mantita. Lleva un par de toquillas para arrullarlo. Piensa en toda la gente que quiere cogerlo cuando lo visitan en el hospital, y utilízala también como cojín antivuelco para ponerle en la espalda y del lado contrario hacia el que duerme.

Gasas. Son unos trapitos de algodón (para que no irriten al bebé) perfectos para cuando le das de mamar/el biberón y luego lo pones a eructar. Yo los usé para todo: de babero, para limpiarle la boca, la ropa, etc… luego te las pones en tu hombro, y así cuando echan leche no te pringas. En Portugal venden packs enteros. En Zara Home las hay de estrellitas y en casi todas las tiendas de puericultura las tienen. Yo incluso tengo unas con una tira bordada muy coqueta para llevar en el cochecito bajo la cabeza. Después hay las muselinas, que son gasas enoooormes que cambian de uso cuando el bebé crece y son muy prácticas!!

Toallas de bebé: con capucha mucho mejor, así no cogen frío por la cabeza. En el hospital no es necesario porque lo bañan y obviamente lo secan allí con su material.

Alcohol 70º: para curar el ombligo con gasas estrilizadas.
Esponja vegetal: suave porque tienen la piel muy delicada al principio. Las de Mercadona son buenas. Yo usé una de Suavinex que también me dio buen resultado. En cualquier farmacia las tienen.

Crema hidratante cuerpo+ crema para el culo: yo llevo dos años ininterrumpidos echándole crema a Fiz, y mi intención es ser igual de constante con Antón pero dicen que con el segundo te relajas muuuuucho. La crema del cuerpo después del baño; la del culo cuando está rozadito y rojo. Para las cremas, jabones y demás, yo uso todo de Mustela. El gel y la colonia también están muy bien y huelen rico, pero a Fiz la colonia le engrasaba mucho el pelo y acabé usando Nenuco.

Cochecito. Hay miles, millones. Cada vez se parecen todos más. Antes había uno bueno y 20 del montón y ahora todos son fuera de serie, pero mirad bien porque hay mucha diferencia de precio según las marcas y es una inversión a largo plazo. Yo a día de hoy sigo usando la silla de Fiz que compré cuando nació (y que antes era capazo, claro).

Ropa cochecito: saco acolchado imprescindible para el invierno y para el verano alguna funda de algodón que proteja la tela original del colchón. Recuerda que para salir del hospital e ir a casa lo que necesitas es el Maxicosi ya montado en el coche.

Tijeras infantiles con la punta chata para cortarle las uñas. Al principio no se deben cortar pero pregunta en el hospital, que a lo mejor se las cortan ellos.

Chupetes: Es importante decidir bien la marca y el material (silicona, caucho, goma…). A Fiz la silicona le daba arcadas. Normalmente el chupete ha de ir acorde a los biberones y así usar la misma tetina para todo. Yo utilizo Suavinex evolution porque además puedes personalizarlos. Yo no quise que mi bebé tomase chupete hasta que supo mamar bien, pero al llegar a casa su padre y abuela se lo dieron y la verdad es que le relaja mucho.

Cepillo/peine de bebé: depende de las greñas que tenga, pero peinaditos están reguapos. Yo me arrepiento de no haberle rapado el pelo antes, ahora que veo las fotos de Fiz a los 4 meses y me doy cuenta de que con ese penacho de plumas parecía un mohicano!!

Ropa: hay quien en el hospital tiene a los bebés en pijama. Yo llevé ropa para tenerlo vestido allí. Una muda por día, pero no sé si en todos los hospitales te dejan.

Termómetro digital: los hay especiales para niños. Rápidos y fiables. Tengo uno de farmacia que, según he investigado, es muy fiable por los puntos de toma y es de la marca Termoval.

Biberones: aunque le des pecho debes pensar que en algún momento puedes tener que ausentarte y le tendrán que dar tu leche en un biberón. En principio, la tetina debería ser la misma que la de los chupetes porque aprenden a chupar con la práctica. Yo elegí Suavinex para todo. Y los biberones que tengo son del Dr. Brown, con un sistema anticólico… tardé 5 meses en estrenarlos, pero los tenía listos por si acaso.
Esterilizador de biberones, chupetes etc.: el normal, el de microondas, ocupa menos que el eléctrico pero dicen que éste es más completo. A mí me dejaron el de microondas, pero también se pueden hervir en un cazo y no tardas nada. Sinceramente, no me parece imprescindible.

Monitores de vigilancia: nosotros tenemos el de Philips- Avent con cámara. Están muy bien, pero en casa no lo usamos jamás. Cuando nos vamos de viaje son cómodos para estar tranquila porque no identificas los sonidos como lo haces en tu propia casa. Son muy caros, así que resultan el regalo perfecto de tus íntimas amigas.

canastilla_bebe

 

Para la mamá:

Discos absorbeleche: yo usé los de Chicco. Son muy necesarios para evitar que se manche el sujetador cuando te sube la leche. Cuando ya manchaba menos usé unos de algodón, que son lavables y menos engorrosos, de una marca llamada Mamá es la leche.

Pezonera: al principio son una solución para extraer el pezón, sobre todo si lo tienes plano. Yo la usé muy poco tiempo porque mi hermana me enseñó cómo colocar al bebé. Creo que es mejor que el bebé chupe teta y no plástico para que te salga el callo lo antes posible y deje de dolerte cuando le das el pecho. De todas formas si te encuentras más cómoda con ella no le des importancia, al fin y al cabo el chupete también es plástico.

Crema para pezones: Purelan 100 es la perfecta porque es compatible con la lactancia, si el bebé traga. Es muy útil para las primeras semanas porque suaviza las grietas (al principio, más que comer, el bebé te hará creer que tienes cristales en los pezones. Duele horrores pero se pasa, lo juro!)

Bragas de abuela de algodón: para los días de hospital son imprescindibles. Mucha gente usa las desechables; yo acabé usando las normales grandes, las del embarazo, y las lavaba, pero quien sangra mucho prefiere las de papel, que a mí me resultaban incómodas.

Compresas especial maternity: son de algodón recubiertas de gasas, no tienen nada de plástico para no rozar las heridas del parto. Se sangra mucho los primeros días. A veces las dan en el hospital, de hecho a mí me las dieron y luego las compré para casa.

Sujetadores de lactancia(2 o 3 porque se manchan con la leche y huelen mal): los hay en Primark y Carrefour bien de precio. Ten un par al principio y luego verás qué tamaño necesitas según cómo tengas de pecho

Pijamas/camisones con botones que abrochen por delante: para darle el pecho son los más cómodos. Imprescindible que bajen los botones hasta la tripa, sino no puedes sacarte la teta cómodamente y tendrás que semidesnudarte delante de todas las visitas
Bata y zapatillas.

Sacaleches: puede ser de la misma marca que los biberones, pero la mayoría son compatibles entre sí. Mi sacaleches es de Medela pero hay miles: el de Avent, Chicco…

De todo esto nada es imprescindible para cuando nazca salvo las mudas, pañales, mantita y una cuna.

Lo más importante esos primeros días en el hospital sois tú y el bebé, así que estad tranquilas, seguid vuestra intuición, aprended todo poco a poco y disfrutad mucho de esta aventura.

 

Esta entrada está escrita por Marta, prima, colaboradora del blog y a punto de dar a luz a su segundo hijo. Podéis ver más sobre ella en su blog, He venido a cocinar.

15 comentarios en “canastilla para un pasajero

  1. Hola!
    Me ha parecido un post interesante, pero cuando he llegado al apartdo “para la mamá” y he leído lo que has escrito sobre la “pezonera” no he podid más que ponerme las manos en la cabeza. Estoy muy sensibilizada con todo lo que respecta a la maternidad, soy madre de dos niños, y te hago el pedido de que modifiques lo que has escrito porque has dado por hecho que al dar de mamar te va a doler y te va salir un callo tal y como dices ” que te salga el callo lo antes posible y deje de dolerte cuando le das el pecho”. Me gustaría aclarar que DAR EL PECHO NO DUELE, es importantísimo tener esto claro para que ante la aparición de cualquier dolor las madres sepan que pueden hacer algo y cuánto antes mejor: pedir ayuda, buscar asesoramiento para corregir el aspecto que está produciendo ese dolor (normalmente mala posición) y evitar la aparicion de grietas, callos, etc. No es cierto que hay que pasar por “el callo” ni aguantar algunas semanas de dolor. A día de hoy existen grupos de asesoramiento de lactancia abiertos y gratuitos en casi todas las poblaciones formados por madres con experiencia y formación en lactancia y crianza en general para poderte ayudar con estos temas. En mi experiencia muchísima mejor ayuda que las enfermeras profesionales que no supieron corregir la postura de mis hijos al mamar que me producía dolor, grietas, y hasta que no llegué al grupo de madres de asesoramiento a la lactancia no solucionamos el problema. Así que por favor, a todas las madres, recordemos bien que dar el pecho es la mejor alimentación para nuestros hijos y una práctica que facilita enormemente el establecimiento del vínculo de apego óptimo que vale mucho la pena realizar.

    1. Hola Paula:
      Será marta la que tenga que responderte ya que ha sido ella la que lo ha escrito. Personalmente yo le di el pecho a mis dos hijos, nunca estuve bien asesorada, con el primero la matrona debía estar muy cansada para ayudarme que me enchufó una pezonera a la primera de cambio y el niño tuvo que mamar con pezonera siempre. Con el segundo me dolió muchísimo, más que con el parto y no te exagero nada, era como si me estuviesen rajando literal los pechos. Una vez más no acudí a que me asesorasen, luego por complicaciones tuve que dejarlo.
      Creo que el apego hay madres que lo sienten y otras madres que no, yo no lo sentí. Le di el pecho a mis hijos porque sé que era lo mejor para ellos y fue el primer gran sacrificio que hice por ellos y lo volvería a hacer sin dudarlo ni un segundo, sin embargo no sentí lo que otras madres sienten.
      Bueno no me quiero extender lo que si está claro es que el pecho es lo mejor para los niños y que si se quiere dar el pecho y que vaya todo rodado mejor buscar ayuda especializada.
      Gracias por su comentario respetuoso.
      Lucía

    2. Hay libros maravillosos sobre la lactancia. Yo, a pesar de ser primeriza, no tuve que soportar dolor, grietas ni nada.Ni habia oido hablar de las pezoneras, menos me plantee tenerlas. Había aprendido tanto en los libros que llegado el momento parecía que lo hubiera hecho toda la vida, tenía claro como se tenía que hacer y lo bueno que era para el bebé.

    3. Hola Paula!
      Cada línea que he escrito está basada en mi experiencia personal y eso no se puede cambiar. Insisto en que los primeros días tras el parto sufrí un dolor terrible de pecho y en esta lista únicamente indiqué una herramientas precisamente para evitar el que las mamás tiren la toalla con la lactancia. Una de ellas son las pezoneras que yo apenas usé, pero que conozco han sido de gran utilidad para mucha gente.

      Verás que he dicho lo primero que tuve la suerte de contar con el asesoramiento de mi hermana y ello me animó un montón, al igual que las matronas… practiqué una lactancia prolongada que sin duda para mí, fue la revolución de la maternidad y defenderé siempre (siempre que se disfrute, claro!) porque (sin fanatismos) me parece “Un regalo para toda la vida” (C.G – Ediciones Temas de Hoy)

  2. En el Ikea venden muselinas tiradas de precio. Yo las corté en cuadrados y son super útiles.
    Supongo que depende de los médicos o del momento, pero cuando nació mi peque, hace un par de años, te desaconsejaban el alcohol para el ombligo. Solo lavarlos con agua y jabón (como el resto del cuerpo)

  3. Hola Baballa, a veces tengo la sensación de que somos amigas porque escribes sobre cosas que me han pasado recientemente, que he pensado tiempo atrás o que me van a pasar y justamente hoy cuando me he puesto a leer me ha entrato la prisa de que he de preparar la bolsa de mi pequeño que en 5 semanas estará con nosotros. Tomaré nota de todo lo que apuntas para ir tachando. Gràcies

  4. Hola primer comentario en el blog, que me encanta por cierto.
    Pero es un tema muy interesante y me gustaría aportar algún granito más de mi experiencia.
    Yo vivo en Francia y mi peque ha nacido aquí, y hay algunas diferencias con las habitudes españolas (ni mejor ni peor ojo solo diferente)
    Por ejemplo aquí casi casi están “malditas” las toallitas para limpiar los culetes, se las consideran super agresivas para la piel del bebe. Y es verdad que en mi caso, el mío, en cuanto le limpio con una lo tiene irritado.
    Se suelen recomendar linimentos (una mezcla de aceite con agua creo la composición exacta no la, se compra en farmacia) y es verdad que a mi me parece mas respetuoso para la piel. Eso si mas coñazo también hablando claro, porque tienes que tener el botecito con el algodón para poder limpiarlo.
    Otro método que se recomienda es con agua pura y simplemente, esto lo puedes hacer en casa claro, con una palanganita y un guate de toalla le limpias con el agua y ya esta.
    Otra cosa que he visto diferente es que aqui te dicen de no ponerles ninguna crema para el cuerpo, a no ser que exista un problema determinado, que al principio es mejor no alterar la composición de su piel por muy suaves que nos digan que son las cremas.
    Por ultimo sobre la pezonera, yo creo que no está mal decir que existen y incluso recomendar comprarlas. Como tú dices Paula no debería hacer daño, pero seamos sinceras la lactancia es un proceso a la par de bonito difícil y complejo, y hay muchos caso en los que hace daño y mucho y estar preparada para cualquier eventualidad creo que es lo mejor.
    Hay muchísimas diferencias entre los dos países, de alimentación e otros. Si os interesa me decis. El mio ya tiene 2 años y medio
    Besos

    1. Hola!
      Tengo una peque de 1 año y la enfermera me desaconsejo por completo las toallitas porque tienen, entre otros montones de químicos, el phenoxyethanol, prohibido en países como Francia o Japón. Nos dijo que mejor la clasica palangana con agua y una esponja. Y es que hasta ese momento utilizaba las toallitas para todo, no solo para el culete. Por desgracia este componente está en un montón de productos cosméticos, muchos infantiles. Para hidratarle la piel nos recomendaron aceites orgánicos, como el de almendra.
      Enhorabuena por el blog!
      Saludos!

  5. Hola!! A la vista de la polémica generada con las pezoneras, quiero hacer mi aportación a la canastilla del bebé. Recomiendo a todo el mundo mundial comprarse MUGRONERES. Los descubrí con mi segunda hija. Son unos discos de cera de abeja que venden o se pueden encargar en las parafarmacias y sirven para evitar que salgan grietas o se irrite el pezón. A mi me funcionaron 100 veces mejor que el purelán, aunque a veces combiné los dos. Cuestan unos 25 euros y sólo los compras una vez. Se lavan con agua y jabón, y no hace falta limpiarse el pezón después de usarlos, ni manchan, ni nada. Hay que ponérselos una hora al día durante 15 días antes de dar a luz, y cuando empiezas la lactancia un ratito (10 o 15 minutos) antes o después de cada toma. Se pueden guardar en el frigorífico y da un gustito cuando te han dejado la teta hecha polvo… De todas maneras, como dice Paula, lo más importante para que la lactancia no cause dolor es la postura, aunque los primeros días, si se es muy blanca como yo, lo más probable es que la piel del pezón se irrite.
    Hala! Espero haberos descubierto algo útil!!! Un saludo a todas y felicidades por el post!

    1. Hola! la verdad es que en este tema las experiencias son muy personales. Entiendo que Marta al hablar de callo en el post no se refiere a lo que entendemos por el típico callo sino que el pecho se va amoldando y la piel se va endureciendo y preparando. Yo con mi primera hija, el primer día veía las estrellas aunque “sarna con gusto no pica”. Es una experiencia y el que duela o no nunca es obstáculo para de dar de mamar.
      También sangré un poquito, pero son los primeros días. La enfermera en el hospital me dijo que lo mejor era el PURELAN 100, es natural y no tienes que lavarte antes de que el bebé vuelva a mamar. Para mí, otro básico en la canastilla para la madre.
      Tengo otra prima que utilizaba una pezonera de plata para después de dar de mamar por su efecto cicatrizante.
      Las experiencias son muchas y creo que la primera vez, lo más habitual, es que duela aunque el placer de tener a tu hijo en brazos y que con tu propio cuerpo puedas alimentarle, es de las mejores experiencias que podemos tener las mujeres!

      1. Estoy muy de acuerdo con la explicación de Marta sobre el uso de pezoneras. Dar el pecho no duele si lo haces bien, pero quién lo hace bien desde el principio?, lo normal es que no sepas y lo hagas mal hasta que alguien te ayude y te enseñe, durante ese proceso son útiles las pezoneras, poco a poco te las irás sacando. Yo he tenido grietas y entiendo perfectamente ese “callo” del que habla Marta.

        Muy útiles tus recomendaciones!!

  6. Coincido con lucia, para mí, dar el pecho fue una tortura q abandoné pronto,ni me asesoraron bien ni fui yo capaz de buscarme asesoría. Aún así y defendiendo que la lactancia es importantísima, mi hijo tomó biberón y cinco años despues,nos une un vinculo igual de poderoso.
    Respecto a cremas,a día de hoy no echaría ninguna salvo por recomendación medica .toallitas,hidratantes y demás me hacen desconfiar.la marca mustela,tan jaleada en nuestra época tiene e un altísimo porcentaje de parafina liquida, o sea,petróleo y hace mucho que la cambie por aceite de almendras o coco.
    Solo hace falta una silla,una cuna,pañales y alimento para recibir a un niño.eso lo sé ahora que he vendido los mil cachivaches que no llegué a usar.y eso si,un montón de amor

  7. Hola.
    Aquí va mi pequeña aportación. Yo incluiría las pezoneras “por si acaso”, además son baratas. Yo di a luz mellizos, durante los 3 días que estuvimos en el hospital ellos chupaban pero no me había subido la leche aun, así que no les llegaba nada. Antes de llegar a casa paré en la farmacia y compré el “KIT Lactancia” (pezoneras, algún biberón y el sacaleches). Según entré en mi casa me subió la leche. Y a los dos días los niños ya mamaban bien y sin hacerme daño. He llegado a quedarme dormida mientras les daba el pecho a los dos a la vez.
    El tiempo que estuvimos en el hospital ellos tomaron biberón claro, pero en cuanto yo tuve leche ellos mamaron estupendamente. Luego cada uno evolucionó de una forma diferente ante la lactancia y eso lo decidieron ellos, yo les daba igual a los dos.

    Yo no incluiría el esterilizador. Mi matrona me dijo que no hacía falta. Era suficiente con limpiarlos con el jabón de lavar a mano los plato y meterlos en el lavaplatos una vez a la semana. Mira, un trasto menos, que con mellizos no tienes 1000, tienes 2000.

    Y los primeros días yo les limpiaba el culete con unas esponjas con jabón que me deban en el hospital. Utilisimas.

  8. A mi personalmente me parecen muuuuuchas cosas, algunas necesarias pero otras prescindibles, al meno en mi caso… Hay cosas que variarán dependiendo del caso personal y la situaciòn familiar, yo con el segundo no utilice el carrito para nada, fue prematuro y se acostumbro tanto a estar pegadito a uno que lo lleve en porta bebes hasta que pudo ir en silla, para mi era más cómodo para darle de mamar, hacer cosas y atender a otro peque de 2 años. Chupete probamos muchos, marcas, tamaños materiales…no le gustaba nada de nada… El cambiador jamàs lo utilizamos, ponìamos un protector y lo cambiábamos en cualquier sitio… La pezonera tampoco. Con la experiencia que tengo hoy en dìa, compraría lo imprescindible y esperaría a que El Niño naciese para comprar todo lo demás… Claro que cuando le digo a la gente que para mi el carrito es prescindible y ques mejor invertir en una buena porta bebes y una buena silla, me miran como si estuviese un poco loca, lo entiendo cada familia, un mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *