La educación en los niños

cita_educación

 

Algo estamos haciendo mal cuando la azafata de un avión se sorprende de que un niño de 10 años le de las gracias.

 

Te voy a poner en situación. El otro día los niños y yo fuimos a Madrid. En el avión nos pasaron varias cosas.
La primera que uno de los niños me dijo que tenía miedo.
?por qué? Pregunto la azafata que lo había oído.
(Yo pensé: se me ocurren unas cuantas razones, chica, que no señora, pero me las voy a callar)
Él le dijo que por el chico que se había suicidado.

Claro, lógico y normal!!! Cómo no vas a tener miedo la criatura, pensé.
Pero la azafata estuvo rápida y le dijo que el comandante tenía dos hijos a los que estaba deseando ver y que todo iba a salir bien.
Situación 1: los niños tienen ya tanta información que muchas veces no os damos cuenta de cómo influye en ellos todo lo que oyen y ven.

Y ahora la situación dos, objeto de este post. Mis hijos son educados, yo diría que lo normal, unas gracias, un por favor, un perdona, un comer con la boca cerrada, a veces…
En el a avión dieron las gracias unas tres veces, cuando les entregaron un juguete, cuando les dejaron ver la cabina (ese fue un gran graaaaaaciasssss) y cuando la azafata (extra amable como dice Bosco) les dejó dos almohadas.
Almohadas que fueron recogidas por Lino y entregadas a la azafata al salir del avión.

Y es aquí cuando viene el comentario de la azafata: que niños tan educados sois, que bien lo está haciendo vuestra madre.

Pasado el momento de madre babeante,  me puse a pensar…¿ qué tendrá que ver esta mujer todo el día para que tres gracias y la devolución de unas almohadas le hagan comentar tal cosa?

¿Qué estamos haciendo mal? Un gracias no debería sorprender, se debería dar por hecho. Un por favor, es obligatorio, un se deja salir antes de entrar debería estar grabado a fuego en nuestras cabezas, pero no, todo eso sorprende…y cada vez más.
Y la culpa es nuestra, de los padres. La educación se aprende en casa principalmente. Los niños nos imitan, así que más nos vale decir más gracias y más por favores.

No deberían sorprender unas gracias ni un por favor.

2cb114c56ae8db92d2172135201593e9

22 comentarios en “La educación en los niños

  1. Me encantoooooooó. soy de México y eso también sucede.
    Tengo 2 hijos, y desde que empiezan a hablar les enseño el “por favor”, “gracias”.
    son sus primeras palabras despues de mama´ 🙂 …

  2. Como profesora de secundaria que soy, mejor me ahorro el profundizar en el tema, pero afirmo muy seriamente y con mucha preocupación que, en realidad, las buenas formas están desapareciendo. Con todo el dolor de mi corazón y toda la resistencia del mundo.

  3. Sinceramente, sí. No nosotras, la sociedad en general. Cada mañana cuando llevo a la niña al cole (este año no, que curro y no puedo, pero el año pasado sí), me cruzo con los niños del cole. Mi hija va saludando a los niños, los padres, el frutero, el señor de correos (tiene incontinencia verbal, qué le vamos a hacer). NADIE nos da los buenos días. Los demás niños por supuesto que no, los padres algunos. No es que mi hija sea una niña especialmente bien educada; es normal. Pero hay normas básicas que tienen que cumplir sí o sí. Dar los buenos días, utilizar el por favor y el gracias (incluso el perdón) suponen reconocer a los demás como PERSONAS en el mundo. Y nunca justificaré que no lo haga con un “es que está medio dormido”, “estos niños…”, “es muy vergonzoso”… Gracias por el post Lucía 🙂

  4. Me ha pasado varias veces, que me digan que mis hijas son muy educadas y yo pensar “estas día cabras salvajes??” :-), pero es cierto que están acostumbradas a las normas básicas y si un día no saludan al cruzarse a un vecino, al entrar en un establecimiento la bronca es monumental, así que lo cumplen a rajatabla. Eso sí, luego hay muuuuchas cosas que se me escapan, ya me gustaría que frutasen menos y que comiesen con la boca cerrada (ainsssss mira que les cuesta). Pero lo de ser agradecidos y sobre todo, lo de valorar los momentos (como entrar en una cabina de avión) es sin duda un éxito Lucia, no hay nada peor que un niño al que le ofrecen algo y se queda tan apático como si le mandasen deberes 🙂

  5. Totalmente de acuerdo contigo!! Cada vez hay más niños maleducados e insoportables pero que rápidamente entiendes porque son así cuando conoces a sus padres, que son esos mismos que cuando saludas y das los buenos días en el ascensor, antes prefieren que les cortes un brazo, que ser agradable y devolverte el saludo.
    Pero bueno, menos mal que de todo hay en la viña del señor jejeje

  6. ¡Una reflexión de 10!
    Es un subidón cuando te dicen que tus hijos son educados.
    Nosotros tenemos unos vecinos cuyos niños jamás saludan cuando te cruzas con ellos, pero lo entiendes cuando ves que los padres tampoco lo hacen.
    Bss

  7. ¡Cuánta razón y cuánta gente tendría que leer tu post (esta tarde lo comparto)

    A mi también me sorprende (y me encanta) cuando la gente se acerca por la calle o en un restaurante para felicitarnos cuando nos ven cómo actúan nuestros hijos.

    La verdad es que no hacemos gran cosa, o quizás sí, pero siempre damos importancia al saludo, a las gracias, al por favor…vaya, a lo mínimo que una con un poco de razón, entiende como lógico

    A mi a veces me extraña esa forma que ahora se ha puesto de moda de “no presionar” a los hijos para que sean ellos los que hagan y decidan cómo actúen. A mi me parece fenomenal dejar que sean independientes y actúen según su parecer, pero creo que de todo se aprende y dando las bases de una buena educación les estás dando mucho para que ellos puedan luego decidir.

    Y daría para tanto más este comentario…pero bueno! felicidades por el post! Y por ser de las que educa a sus hijos!

  8. Hace unos 10 años trabajaba en un colegio público, en las horas de patio-comedor, con los pequeños, en el patio destinado exclusivamente a ellos (de 3 a 5 años). Acostumbraban a traer zumos y batidos en envases individuales para desayunar y luego lo tiraban al suelo, junto con envoltorios plásticos, papel de aluminio y restos de comida y bebida…
    El arenero estaba siempre sucio (y las dos papeleras vacias) y muchas veces solían coger los bricks que ya estaban por el suelo e intentar chuparlos, las pajitas se las pasaban,daban bocados a restos de bollos que cogían del suelo mientras estaban sentados jugando… vamos, que incluso desde el punto de vista higiénico clamaba al cielo.
    Como profesoras vocacionales que éramos (estudiando las opos) otra compañera y yo diseñamos una actividad para que aprendieran que los restos no se tiraban al suelo, qeu a la papelera. Nos lo curramos mucho, a nivel de psicomotricidad, de aspecto lúdico… Los niños jugaron, cantaron, bailaron, con equipos, aplausos,risas….

    Al día siguiente vinieron 9 padres gritando como locos, que exigían que nos echaran del colegio, que hacerles recoger la basura!, qué vergüenza! que qué c…. hacía el basurero en el colegio para que sus hijos tuvieran que limpiar! ellos que pagaban sus impuestos!! bla bla bla.

    Finalmente no ejercí profesionalmente, pero si me quedaba alguna duda de que algunos niños no se merecen los padres que tienen, desapareció.
    Es una de las razones por las que sigo este blog, pueden gustarme más o menos las propuestas, las actividades, el enfoque… pero rebosa amor, cariño, ganas, ilusión y responsabilidad en la crianza.

    1. En el cole de mis hijos paso algo parecido, patio sucio despues del cole y profes que mandan recoger, padres que protestan porque limpian lo que se supone que es la basura de los demas, ojiplatica me quede por el hecho de que se vean con malos ojos estas iniciativas.
      Yo les insisto y yo siempre lo hago, en que digan por favor, gracias, hola, adios, y es verdad que a veces se les pasa, pero para eso estoy yo, para recordarles que cuando vayan a comprar el pan, tienen que pedir una barra “grandeporfavor”, cuando se les “cae” un papel al suelo, darse la vuelta a buscar la papelera, etc… Me parece lo logico y natural

  9. He tenido la suerte que varias veces me han felicitado por el mismo motivo, y si, como tú, he pensado ¿qué estamos haciendo mal para que esto sea motivo de felicitación?.

    Pero como dicen algunos comentarios más arriba, lo ves en el día a día, casi nadie cede el paso, casi nadie dice buenos días, buenas tardes al entrar o salir, y muchos etcétera. En fin, una pena.

  10. ¡¡Tienes más razón que un santo!! A mi también me lo han dicho varias veces de mis hijos. Hasta los profes del cole. Y yo pensaba lo mismo que tú: a mi me parece que mis hijos son educados en un nivel normal.
    Pero creo que la clave me la dio el mayor el otro día. Tuvimos tutoría con su tutora (valga la redundancia) y nos dijo que era un “niño” (tiene 17 añazos ya!) increiblemente educado, bueno, super riquiño y demás cumplidos.
    Total, que llegamos a casa y le dijimos que su tutora estaba muy contenta con él, contándole lo que nos había dicho (un poco a la baja, no vaya a ser que se le suba a la cabeza). Y él nos contesta: “bueno, ya sabéis que yo soy bueniño, eh, pero es que al lado de mis compañeros… parezco un ángel!” JAJAJAJJAJAJA…
    Pues va a ser éso, que un nivel de educación que consideramos “normal” es en realidad extraordinario en nuestra sociedad hoy en día. Muy triste y muy cierto.

  11. Totalmente de acuerdo con todas vosotras en que unas normas básicas de educación son fundamentales. Entre otras muchas anécdotas destaco dos: mi hijo tiene 3 años camino de 4 y un día que salimos del cole buscó una papelera para tirar un papel.Un hombre que estaba sentado en una terraza tomando algo le llamó tanto la atención que le dijo que por ser tan educado le iba a dar un premio, así que fue al coche y le regaló una caja de pinturas. Y la otra: una amiga de mi madre le dijo a esta que le parecía muy fuerte que yo le pida por favor las cosas a mi hijo, pienso que hay que predicar con el ejemplo.
    Gracias Lucía por este post.
    Lo último, pensaba que lo de dejar salir para poder entrar me lo había inventado yo porque (los adultos) no lo hace casi nadie, qué pena!

  12. Lo suscribo todo. En casa son muy movidos y pelean los tres pero fuera de casa nos han felicitado varias veces. Recuerdo la que mas unos yayos en McDonals que no paraban de mirarnos y ya estábamos muy mosqueados cuando nos felicitaron por lo bien educados que estaban los tres que destacaban entre tanto niño mal educado que había allí aquel día. La semana pasada, la madre de un compañero del mayor que m dijo que le gustaría un poquito de la buena educación y buen trato de los mios para el suyo, ¡y es educadisimo!
    Yo creo que la educación es ley de vida y empieza en casa.
    Muchas gracias por compartir tus reflexiones.

  13. A mi me ocurre lo mismo, mi hijo Carlos ahora tiene 6 años y desde que comenzó a hablar, da las gracias, pide las cosas por favor y cuando se cruza con alguien por la calle saluda, a lo que hay quien le sonríe y responde, y hay quien ni le dirige la mirada, a lo que mi hijo pregunta extrañado ¿por qué su mama no le ha enseñado a dar los buenos días?.
    Yo soy de las que opinan que hay que educar en el ejemplo. Yo soy de las que dan las gracias por todo, quizás demasiado. Mi hijo se guarda un papel en el bolsillo del pantalón o me lo guarda en el bolso cuando no ve una papelera, y no duda en regañarselo a sus amigos cuando tiran los papeles al suelo, y eso lo hace porque lo ha visto en nosotros. Nosotros somos su ejemplo, algunas veces bueno, y en otras ocasiones, mal ejemplo. Intentemos que sea un buen ejemplo y que, la gente no se extrañe porque un niño le de los buenos días o les desee que pasen un buen días, debería ser lo normal. Y por supuesto, gracias.

  14. Totalmente de acuerdo contigo!! Tengo 3 hijos y pienso como tu!! Ojalá mas padres pensaran igual y vieran la importancia de educar a los hijos!!

  15. Cuánta razón ¿dónde fallamos? yo opino que es en el poco tiempo que podemos disfrutar con calma con nuestros hijos por los horarios laborales miremos a otros países europeos y veremos la diferencia poco tiempo en familia y el tiempo que estamos nos dedicamos a suplir carencias afectivas

  16. Me ha gustado mucho este post porque yo me he encontrado también en la situación de que me feliciten por lo educado que es mi hijo. Y como dices, tras el momento de madre babeando, me hago la misma pregunta que tú. Dar las gracias, o pedir algo por favor o saludar al entrar y marcharse de un sitio, ¿es tan sorprendente como para que llame la atención y te feliciten. ?¿?¿¿ Vivimos en sociedad y hay unos códigos. Saludar, pedir perdón, dar las gracias … así como no ensuciar la calle, la clase o el patio.
    Yo siempre he dicho que soy muy estricta con eso. El comportamiento en una mesa o en un lugar que no sea su casa debe ser impoluto. A veces soy incluso una Rottenmeier. Pero luego viendo a otros niños con falta de esos códigos me alegro de ser así.

  17. Completamente de acuerdo con lo que has escrito. Sin lugar a dudas la educación empieza en casa y es algo que debe inculcarse a diario en todo momento.

    Yo recuerdo que de pequeña mi madre era muy puntillosa con todas estas cosas y muchas veces pensaba que era una pesada que no me dejaba tranquila “recoge el papel que has tirado” “saluda” “¿qué se dice?” “deja sentarse a la señora” y muchas cosas más. Cosas que con el tiempo se han grabado a fuego y salen de forma natural.

    Ojalá muchas más madres sean como tú y tengan ese saber hacer de enseñar a sus hijos esos pequeños grandes detalles.

    ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *