qué bien se está cuando se está bien

verano_por Mr. Wonderful

Llevamos una semana de las de tela marinera… virus y enfermedades se han apoderado de nuestra casa. Nada grave, gracias a Dios y nada que no curen medicinas, reposo y una buena dosis de mimos, pero el mundo se ha parado y no puede pararse.

La primera que caí fui yo, arrastrada, físicamente derrotada (se me juntó con la vuelta de Italia, para que negarlo) y anímicamente horrible, no era capaz de ser madre, trabajadora, blogger, colaboradora, instagramera.. no estaba cumpliendo ni uno solo de mis plazos y me llevaban los demonios. (esa autoexigencia absurda que se apodera de mi de cuando en vez).

Y entonces Ara me dijo ¿es que no puedes ni permitirte estar enferma? Me cayó como una losa, realmente no, mi cabeza no me debaja.

Pero cayó Lino y amiga ahí todo es diferente, cuando cae el peque, si que el mundo se para y debe quiero que así sea. Mimos no son suficientes para intentar que no sufra más de lo necesario. Estar ahí con él, dormir con él, achucharle, hacerle caricias, así hemos pasado tres días y el mundo se paró y yo quise que se parase. Tuve que pedir mil disculpas por mis retrasos en las entregas (cosa que no hubiese pasado si me organizase mejor), pero lo importante era, es él.

Y hoy lo importante era conocer a los pitiños de Indara e Iván. Han adoptado a tres, si has leído bien, tres pequeños que vienen de Hungría. Hemos sido algunos los afortunados que hemos podido vivir todo: su llegada a Hungría, de cuando se conocieron, cuando faltaba un peluche para Miklós, su vida en Hungría, sus alegrías, sus miedos, sus penas, sus primeros pasaportes españoles, las roturas constantes de las gafas de Bogui, o los primeros pendientes de Virginia. Sin duda me siento afortunada por compartir todo esto con ellos.

Mi mundo sigue parado, así que tendré que esperar un poco más para conocerlos, pero todo llega.

Y para rematar creo que Bosco se ha hecho un esguince (familia ya os confirmaré este dato más tarde:))

Así comienza mi verano señores, ¿quién dijo miedo?

Qué bien se está bien cuando se está bien.

Un comentario en “qué bien se está cuando se está bien

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *