carta a mis hijos

 

 

carta a mis hijos

 

Queridos pitos:

Hoy no es un día bueno, supongo que a vuestra edad un día malo es cuándo papá o yo os echamos la bronca por algo, pero los días malos de los mayores son distintos, no hace falta que nadie nos eche la bronca, ya nosotros solos nos las apañamos para tener días malos.

Si lo pienso bien , probablemente  mi día malo no sea tan horrible, pero no me siento bien. Como diríais vosotros, hoy la bola saldrá azul y no verde. Pero realmente las bolas azules son necesarias para luego cuando lleguen las verdes las apreciemos de verdad.

Cuando nos hacemos mayores nos gusta complicarnos la vida, y mucho. Pero sabéis lo os digo, que realmente la vida es simple, no hay que darle tantas vueltas a todo y en ello estoy, intentando controlar a los de ahí arriba para que no me vuelvan loca. Pero hay días que uno no es capaz y no pasa nada. Coges una taza calentita de café, te metes debajo de la manta y lloras, hasta que las lágrimas se te acaben. por que los chicos también lloran, a pesar de lo que diga Miguel Bosé (cantante que ni conocéis)

Y luego cuando ya has llorado y estás más tranquilo, analizas e intentas buscar soluciones a ese problema, que probablemente no sea tan grave. y del que seguro, si pones de tu parte, saldrás airoso.

Rodearos de gente que os quiere, que os valora, porque sin ellos, pasar un mal trago es mucho peor. Familia, amigos, nosotros… creedme, si sois buenas personas eso vuelve a vosotros: karma lo llaman, o en inglés “what goes around comes around”. Si lo habéis dado todo, ayudado a vuestra familia, habéis sido cariñosos y buenos amigos,  todo ese amor y cariño volverá a vosotros y os ayudará en los malos momentos.

Sonreid, mucho, sonreid bien y a todo el mundo. Si sois como mamá, sonreiréis con los ojos y eso es mágia para el que os mira.

La vida es simple, aunque a veces los mayores tratemos de complicarla, pero si lo analizamos un poco, todo se reduce a una sola cosa: sed buenas personas.

Os quiero pequeños y esta será la primera carta a mis hijos de muchas que os dejaré escritas en el blog para cuando crezcáis y comprendáis por qué los mayores somos tan complicados a veces.

 

17 comentarios en “carta a mis hijos

  1. Qué bonito, Lucía. Me encanta la idea de dejar escritas estas valiosísimas lecciones a nuestros hijos.

    Ánimo, que como bien dices, seguramente saldrás airosa del trance 😉

    Un besote!

  2. Me parece una idea MARAVILLOSA
    Yo llevo mucho tiempo queriendo escribirle una carta al pequeño. Es cierto que antes de que naciera ya le escribí una que pensé en darle cuando cumpla su mayoría de edad, y descorchemos juntos la botella de vino de su mismo año. Pero quizás sea bueno ir escribiéndole cartas de como me siento de afortunada de tenerle en mi vida y avisarle de como es la vida o como me lo parece a mi, su madre.

  3. Lucía, los niños entienden mucho más de lo que imaginamos y nos notan con solo mirarnos cuando tenemos un día de esos malos “por nada en especial, simplemete porque si”, por eso, porque ellos son simples y no se complican tanto la vida como nosotros, Deberíamos aprender de ellos, saber que lo que no tiene solución no la tiene, y lo que la tiene vendrá por si misma… si todos actuaramos como tu dices, siendo buenos y sin complicarnos, qué facil sería la vida ¿verdad?
    Ánimo, ya verás como antes de qeu acabe el día sonries de nuevo..

  4. Jopeta, Lucía!
    Te leo hace tiempo y a pesar de eso te relaciono con cosas guachis para hacer con los peques, DIY muy interesantes y risas y sonrisas…
    Se me olvidaba que, cuando te pones, me sacas la lagrimita.
    Bien bonito el post de hoy, sí señora!

    Es lo mismo que les digo yo a mis peques, sed buenas personas y sonreid siempre.

    Gracias, Lucía!!

  5. Hola Lucía, precioso.
    todos tenemos derecho a tener estos días,.. me ha gustado mucho tu carta a tus hijos. un legado muy bonito.
    Solo un pequeño comentario, si me lo permites.
    La carta es preciosa, y tus hijos tienen una edad que pueden entenderla,.. yo se la daría, que la lean, ellos entonces podrán entender que a veces no podemos estar siempre contentas, sonriendo, y de buen humor,… que a veces aunque lo intentemos estamos tristes o de bajón,.. han de intentar lo que tu muy bien dices en tu carta, ser buenos, y generosos, sonreír a la vida, que es preciosa,.. pero siempre hay un momento que podemos estar de bajón, y también tenemos que darnos libertad para ello,.. quizás si les enseñas esta carta a ellos (quizás con algún pequeño cambio), ellos podrán entender que ese día tu estuvieras un poquito de mal humor, o con la paciencia más al límite, o que se te escapara una lágrima,…
    uy,.. no sé si me he excedido en mi comentario, pero la carta me ha parecido preciosa, y compartirlo con tus hijos, para que vean que ellos también se pueden sentir así creo que es muy bonito.
    Un fuerte abrazo y muchos ánimos!
    Laura

  6. Me encanta yo tengo un diario donde de vez en cuando les escribo algo para que ellos lo lean de mayores. Estoy totalmente contigo en que los mayores nos gusta complicarnos la vida, me gustaría poder enseñarles que no hay que calentarse tanto la cabeza y que tiren para adelante con fuerza y así todo lo que la vida les traiga puedan llevarlo lo mejor posible (antes haber si aprendo yo). Coincido 100% contigo menos en lo del karma jijijiji

  7. Bueno, estos dias malos de bolsas azules…como bien dices son necesarios también! y me encanta como lo has enfocado, porque es tal cual! a veces nos complicamos mucho…pero…somos así!
    el caso que estoy segura que el karma existe y siempre nos ayudara! haz bien y te traerá bien! así que….el bien is coming…ya veras!
    un besando fuerte con bola verde.
    muuuaaaaccc

  8. Me encanta la idea , mi niño de año y medio se llama Theo y la razón es el libro “Cartas a Theo” de los hermanos Van Gogc .Procuro cada semana escribirle una cartita para él , mi personal cartas a “Theo”.

  9. Es estupendo. Yo también lo hago y la sensación es genial (aunque a veces parece que me estoy despidiendo del mundo…y no es así, claro)
    Felicidades. Lo estás haciendo muy bien.

  10. Qué bonito Lucía! Justo yo llevo unos días pensando en escribirles cartas para cuando sean un poco más mayores… Después de este post, creo que arrancaré ya 🙂
    Mil gracias!

  11. Que horror esos días malos, hoy la has clavado y es uno de esos para mí, de esos en que no saldría de debajo de la manta.

    Es muy bonito eso de dejarles por escrito como nos sentimos. Incluso no hace falta que sean tan mayores, ahora ya a su edad, pueden empezar a entendernos un poco y les hace tanto bien, ver que no somos invencibles.

    Un abrazo y ánimo con esos días

    Maite

  12. “Y una vez que la tormenta termine, no recordarás cómo lo lograste, cómo sobreviviste. Ni siquiera estarás seguro si la tormenta ha terminado realmente. Pero una cosa sí es segura. Cuando salgas de esa tormenta, no serás la misma persona que entró en ella. De eso se trata esta tormenta”.
    Un abrazo

  13. ….. bolas azules siempre hay en la vida y como dices son las que a la larga nos hacen disfrutar de la vida y emocionarnos.
    El otro día cuando comimos, te vi muy bien, eras por fin la Lucky de siempre!.
    La vida es simple….. ojalá! al final ocurren cosas a nuestro alrededor que hacen que las bolas no sean sólo amarillas (que son las de la alegría) si no rojas, verdes, moradas y azules. Pero al final es “alegría” la que debe imperar en nuestra vida.
    Lucky… TU VALES MUCHO! Tienes mucha gente alrededor que te quiere, hijos, padres, hermana, primas, amigas…. qué más se puede pedir! MUCHO ÁNIMO Y MUCHOS BESOS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *