reality bites: confundir cercanía con intimidad

Hoy me apetece reflexión, de esas de provocar algo, hablemos de confundir cercanía con intimidad.

confundir cercanía con intimidad

El otro día me llamaron boba, así, sin anestesia, y por supuesto alguien a quién no conozco de nada (o eso creo).

Pero te voy a poner en antecedentes, porque no fue así exactamente, es que me vengo arriba muy rápido:

Publiqué una foto en instagram, la foto de una clase (la de ahí arriba), un colegio. Mi texto hablaba de lo cansados que estábamos todos pequeños y mayores, del cole y del trabajo, y de que las vacaciones ya están tardando en llegar.

La subí a mi cuenta de IG porque me gustó mucho, la clase, los colores, la luz.

Alguien preguntó ¿qué colegio es? Y yo respondí: “eso es algo personal, espero que lo entiendas.”

Como  respuesta obtuve un: “Vaya bobada, como tantas otras cosas personales que publicas. En fin…”

Y eso, independientemente del insulto gratuito, me llevó a pensar. 

¿Por qué confundimos todos cercanía con intimidad? 

No solo en este ejemplo concreto, sino en todo este mundo de las redes sociales, creo que confundimos cercanía con intimidad constantemente y se nos está yendo un poco de las manos. Y no solo a las bloggers o instagramers, sino personas anónimas que cuelgan, colgamos fotos a diario, sin tener en cuenta lo íntimo del momento o cuán puedo/debo llegar yo a saber según la foto que tu publicas.

Llevo días dándole vueltas a todo esto, intranquila, ya ves tú, como si no hubiese otras cosas en qué pensar. Pero sí, vueltas y vueltas y así lo veo yo: 

Una cosa es publicar una foto de un colegio, hablar del cansancio de los peques en esta época, que todos necesitamos vacaciones, etc…otra muy distinta es contar fui al colegio tal, me reuní con el profesor perico y que me contó esto y lo otro de mi hijo. 

La primera es una foto cercana que habla de sentimientos, percepciones con las que puedes coincidir o no, lo segundo es algo íntimo y que tú decides si publicar o no, y ojo que me parece genial que la gente publique lo que le de la real gana, faltaría más. 

¿qué opinas?  ¿Crees como yo que  estamos en ese punto de confundir cercanía con intimidad? Me encantaría saber cómo lo ves tú.

Pd. No vayas a la foto a buscar el comentario de la persona que me llamó boba,:) que sí, que yo también lo haría, pero he borrado el comentario. Eso es algo íntimo y personal entre quién me lo escribió y yo 🙂

41 comentarios en “reality bites: confundir cercanía con intimidad

  1. Qué elegante! Eres grande Lu! Yo creo que si expones tu vida, aunque sea una parte de ella, la gente enseguida se cree con derecho a pedir más. Y confunde, como tú bien dices, cercanía con intimidad. El saber delimitarlo solo pertenece al que comparte libremente la información. Faltaría más.
    Un gran aplauso por haber borrado el comentario 😉 Remuac! Ara
    P.D. Recuerdo una vez que leí en una foto de una cuenta de IG un comentario que decía algo así como “X hace mucho que no nos enseñas a tus hijas, queremos verlas”. Me entró un sudor frío, y no eran mis hijas.

  2. El otro día escribí yo algo en el blog motivado por un comentario en instagram un tanto ofensivo. Las redes sociales nos acercan a mucha gente, amigos, conocidos, extraños y mediopensionistas, y creo que hemos perdido un poco de pie en este tipo de relaciones: hemos dejado de respetar el espacio íntimo, y confundir muchas veces las cosas. El hecho de que tengas una cuenta pública no quiere decir que tu vida lo sea, el hecho de que cuentes tus cosas al mundo no quiere decir que debas contarlo todo, y el hecho de que digas que algo prefieres mantenerlo en la intimidad no debe ser tomado a la ligera ni calificado de bobada. Sobre todo porque esto en concreto es algo que afecta fundamentalmente a los niños y tú decides, por prudencia, por protección o porque se te pone en los tariles no contarlo.
    En cuanto a la cercanía, la intimidad o lo que sea, yo lo veo más como una cuestión de respeto a tu familia. Hay cosas que son de casa, unas más triviales y otras más fundamentales, pero, si no hay un espacio reservado a vosotros única y exclusivamente, creo que falta algo.

  3. No se puede decir de una forma más elegante, entre las varias teorías que me recorren la cabeza para explicar este tipo de comportamientos, al final siempre acabo pensando que todo queda reducido en falta de educación y sentido común, no te parece?
    Besines

  4. Hay veces que no hay que dar más explicaciones, a quien no quiere oírlas
    Creo que también, no nos damos cuenta de lo cerca que muchas veces se cree la gente que está de las personas que leen, y lo siento, pero no son amigas, ni siquiera conocidos, son lectores. Como ese que lee el periódico, o a su escritor favorito. Y no por eso debe saber hasta donde se compra la bragas (aunque muchas veces nosotras se lo contemos)

  5. Sin acritud Lucia, pero a veces me recordáis a las folclóricas de antes que vendían su vida y milagro en el papel couché y luego protestaban porque no podían llevar una vida normal. Pues un poco igual me parece este tema… Conocemos e intuimos tu vida más de lo que puedas imaginar, porque te seguimos desde hace mucho tiempo… pero luego os echáis las manos a la cabeza cuando alguien pasa la línea. Línea que no está clara porque no habéis dibujado con claridad. Hablo en plural porque he visto ya muchas blogueras haciendo comentarios del calibre del tuyo. En plan protesta y con la mano en la frente escandalizadas. Eso que a ti te preocupa a mí no me pasa, entre otras cosas porque me siguen cuatro gatos contados en IG (ja ja ja!). A cambio que tienes? Un montón de cosas estupendas, círculos de amistades que has hecho, eventos a lo que te invitan, regalitos estupendos… Es el precio a pagar, no? Que de vez en cuando te encuentres con comentarios que no te gustan.. que tampoco me parecen para tanto, dicho sea de paso; “menuda bobada” sólo lo consideraría una forma de hablar y tampoco es para hacer mucho aspaviento.

    Hace cosa de un mes me descojonada en mi casa, una bloguera a la que tú y yo seguimos, ponía una foto en plan “que lunes más malo, hay días horribles en los que todo va mal, bla bla bla…”. Claro, al minuto cientos de comentarios preguntando que le pasaba y si estaba todo bien. Ni mu contestó la “folclórica”!! Jue… pues pa qué dices nada, no?. Me temo que hay que tener las espaldas muy anchas en esto del 2.0 y muchas sois de espalda estrecha.. que no es necesariamente malo 😉 Bsss

    1. Amanda, exacto, somos como las folclóricas, jajaja, pero creo partes de un error de base, tú misma lo has dicho intuís nuestra vida, pero no la sabéis, porque yo cuento lo que yo quiero, y créeme que tengo mucho cuidado con lo que publico, no sé otras blogueras, pero yo si que tengo mucho cuidado.
      Los comentarios que no me gustan o negativos, los tolero y no sabes lo que he tenido que aguantar, como tú dices es el “precio” que hay que pagar, pero hay veces que ciertos lectores sobrepasan límites que no estoy dispuesta a tolerar, guste o no. Puede que menuda bobada sea una forma de hablar, pero como siempre pasa no es lo mismo hablarlo que escribirlo y ponerlo.
      Creeme que tenemos las espaldas muy anchas y mucho callo, pero es algo que asumimos y con lo que tenemos que vivir, solo que a veces se nos olvida a todos que quién está al otro lado de la pantalla es una persona de carne y hueso, creo yo.
      Gracias por tu comentario.
      Besos
      Lucía

      1. Lo de “intuir” lo puse con toda intención. Efectivamente, no te conozco, no somos amigas, no hemos hablado en ninguna ocasión. Pero sí sé dónde veraneas, le pongo cara a tus padres y hermana, sé dónde te vas de escapada o viaje de trabajo, sé cuántos hijos tienes, en qué ciudad vives, cuál es tu trabajo y cuáles son tus aficiones. Podría seguir, pero me parece suficiente. AAhh! ¡¡Y claro que cuentas lo que quieres!!! Estaría bueno… y el resto encantados de verlo… Pero tienes un público de miles de personas. Entre esas miles de personas no todos están educados, piensan ni opinan como tú. Porque tú, cuando te “expones”, no eliges a tu público, pero ellos sí te eligen a ti. De vez en cuando te tendrás que encontrar con preguntas o comentarios donde tú crees (y no te discuto) que han pasado el límite. Pero es sólo una cuestión de probabilidad y estadística. Si te siguen “X”personas y te ponen “X” comentarios en “X” rrss… pues uno de una cada “X”, no te gustará. Eso así y eso no lo vas a poder cambiar. ¡Qué pena no debatir esto en persona, con lo interesante que es el tema! 😉

        1. Tienes toda la razón, pena no discutir esto en persona, algo inventaré :). Y me has dado miedo, sí que sabes todo eso de mí y da miedo, pero lo más más íntimo, es lo que no quiero contar.
          Un ejemplo, si estuve en el hospital por ejemplo, no sé me ocurre ponerlo, porque no le interesa a nadie, obviamente si lo pones luego no digas ¡jo no paran de preguntarme! a eso me refiero con intimidad, no sé si me explico.
          Y efectivamente no elijo yo a quién me sigue y creeme que si algo da esto de tener un blog es que sabemos que no todo el mundo piensa como yo, ni está educado como yo, nos salimos de esa zona de confort muchísimas veces y la verdad es que te pone muchas veces en tu sitio, te hace más o menos tolerante..
          Lo dicho, una pena no poder debatir esto en persona, tenemos que hacer una charla virtual. Besos

          1. Este diálogo es de lo más interesante; cuando leí el post pensé cuanta razón tenías Lucía, cuándo leo a Amanda pienso exactamente lo mismo,… No sabría posicionarme, quizá piense que la utopía de la situación seas lo que crees que debe de ser Lucía y la realidad sea lo que cuenta Amanda. Yo te sigo a veces, te leo menos veces, en z, comparto a veces tus opiniones, me caes mejor o peor dependiendo de mi día y de tu día,. Cuando leí tu post (enterito por cierto incluidos los comentarios) me dije, que puedes escribir lo que quieras cuando y como quieras sin tener que dar explicaciones a nadie, lo que sí es cierto es lo que dice Amanda, que os exponéis un montón, más de lo que creéis, que donde pensáis que dais sin decir os equivocáis, que contáis sin contar, que yo, que no soy seguidora fiel, que veo foto y leo por el aire, sé que colé es y hasta a que súper vas.
            Hace poco leí-también por encima- un artículo sobre la intimidad de los niños, las fotos y el relato de su vida por parte de sus madres/padres bloggers, instagramers o youtubers que en otros países están tomando medidas al respecto,…. Por favor, esa conversación virtual en público , es la mar de interesante.

          2. Totalmente de acuerdo con Amanda. Baballa te sigo desde hace años, entiendo tu enfado por ciertos comentarios, entiendo que quieras proteger parte de tu vida, pero yo juraría que ya has hablado de vuestro cole. Y la chica tampoco te preguntaba si habías ido a una tutoría de tus niños o a organizar un concierto patrocinado por el AMPA…
            Una fiel lectora

    2. Amanda, estoy absolutamente de acuerdo contigo. Una manera muy elegante de decir lo que muchos pensamos. Bravo

  6. Es increíble las confianzas que se toma la gente. Porque pones tu cara en público creen que pueden decirte cualquier cosa como si no tuvieras sentimientos. Estoy contigo Lucía. Seamos más respetuosos.

  7. Muy buena reflexión Lucia! Yo añadiría además que por el hecho se seguir o que te sigan en IG no hay relación de amistad. Muchas veces el hecho de saber cosas (o creer que sabes cosas )de alguien a través de las imágenes puede dar a pensar que hay una relació de amistad, y eso no es así.
    Besos y buen fin de semana,

  8. Saludos,muy interesante el debate de hoy.
    Tanto Lucía como Amanda tienen razón.
    Yo sé todo eso de la vida de Lucía también y ,además, me la cruzo tres a cinco veces cada semana,con o sin sus hijos,pues vivimos en la misma ciudad,pero no se me ocurre pararla y saludarla como si fuésemos conocidas o amigas.Porque distingo entre lo que expone en las redes y su vida real,aunque supongo que no todos somos iguales

      1. No,gracias Lucía,pero prefiero dejarte tranquila.
        Tu vida es tuya y no deseo interferir aunque me encante tu blog

      2. A mi me pasó como a Rosalía pero con Lorena (loenlasnubes), aunque me la encontré varias veces prefiero la vida 2.0 que nos contais y los saludos los dejo aquí, asi sin agobiar a nadie. No cambiéis nunca Lucus!!!

  9. Saludos baballa.
    Tu reflexión de hoy,y las respuestas suscitadas me ha parecido muy interesante.
    Entiendo que tanto tú como Amanda tenéis razón.
    Yo,como lectora de tu blog,sé muchísimas cosas de ti,además,al vivir en la misma ciudad,me cruzo contigo varias veces a la semana,a veces sola,otras con tus hijos,pero ni se me ocurre saludarte o decirte algo,pues no nos conocemos y distingo tu vida real de la que nos muestras,aunque no todos los lectores serán iguales

  10. Totalmente de acuerdo. Creo que hay personas que no terminan de entender del todo las redes sociales. No es que las vida sean perfectas, es que solo muestran lo bonito que hay en ellas (porque eligen lo que enseñan y a nadie le gusta airear sus miserias). Y no es que mis límites se muevan o parezcan difusos, es que hay un umbral de intimidad. Para unos más cercano y para otros más lejano, pero existe y cada uno lo coloca dónde quiere. A mi tampoco me gustaría que todo el mundo supiera a qué colegio van mis hijos. No es lo mismo que compartir dónde hemos merendado un día o comido otro.
    A veces falta un poco de cordura y sentido común por parte de quiénes se involucran en este mundo de uno u otro lado. ¡Ánimo Lucía! 🙂

  11. Totalmente de acuerdo. Creo que hay personas que no terminan de entender del todo las redes sociales. No es que las vida sean perfectas, es que solo muestran lo bonito que hay en ellas (porque eligen lo que enseñan y a nadie le gusta airear sus miserias). Y no es que mis límites se muevan o parezcan difusos, es que hay un umbral de intimidad. Para unos más cercano y para otros más lejano, pero existe y cada uno lo coloca dónde quiere. A mi tampoco me gustaría que todo el mundo supiera a qué colegio van mis hijos. No es lo mismo que compartir dónde hemos merendado un día o comido otro.
    A veces falta un poco de cordura y sentido común por parte de quiénes se involucran en este mundo de uno u otro lado. ¡Ánimo Lucía!
    Muchas ganas de saludarte de nuevo en Bloggever 🙂

  12. Hola Lucía
    Leí el comentario en instagram, donde también te sigo, la pregunta me pareció fuera de lugar. Cada uno publica lo que le da la gana, faltaría más.
    La respuesta es sólo respeto, una palabra a la que nadie ya da significado. Conozco bloggers que cuando las veo por la calle, en el colegio, con sus hijos, no las saludo por eso, me parece su parcela íntima. Y me parece que sí tenemos que respetarlas en esos momentos.
    Besos y buen finde

  13. Estoy de acuerdo con todas las reflexiones, tanto de Lucia como de Amanda, y el resto de los comentarios.
    Todo ello pone de manifiesto el “riesgo de las redes sociales”, y es en lo que debemos formarnos nosotras/os y luego a nuestros hijos, porque aunque se tenga mucho control sobre lo que se publica siempre se escapa algo, que al cabo del tiempo, va sumando a una y otra información, y acaban sabiendo más de nuestra vida de lo que nos gustaría, fíjate Lucia de todas las seguidoras que además de seguir tu blog, encima son vecinas, compañeras del cole de tus hijos, pues si lo piensas fríamente, igual no te gustaría estar tan “expuesta”, y que conocieran tanto de ti, pero es la cara y cruz de la moneda de esta “vida virtual”.
    El mayor problema es que no “todo el mundo es bueno”, y ahí es donde está el peligro, y nos hace vulnerables, bien sea por gente maleducada o gente tóxica y dañina.

    La verdad es que a mi se pone los pelos de punta, con todo lo que la gente publica de su vida privada, es como gritar por la ventana de tu casa, muchas cuestiones privadas, ¿lo harías?, pondrías fotos de tu hijos, en la plaza Mayor de Madrid, contarías tu vida privada, con un altavoz?, esto es un simil, pero realmente, la información que se cuelga y se expone llega a infinidad de personas que ni nos imaginamos.

    Es una reflexión, y yo con mi hija lo hablo muchas veces, porque cuando se acerque a este otro mundo virtual, que al menos sepa la teoría, luego que haya “suerte”, como en la vida misma.

    Es una charla muy interesante.

  14. Es un debate muy interesante sin duda. Y la verdad, no sé bien qué decir… A mi me encanta leer tu blog y otros parecidos en los que personas “normales” comparte generosamente parte de su vida. No me parece que seáis folclóricas, a ellas las veo lejanas, muy lejanas. Las blogueras que sigo me parecen personas normales, con sus trabajos, sus familias, etc. Y me encanta que me permitan asomarme un poquito por la ventana, pero claro, no pretendo que me abran la puerta de su casa de par en par. No pretendo saber todo de vuestra vida (ya bastante tengo con la mía jajajaja) porque no soy vuestra amiga, ni siquiera conocida. Así que yo me siento agradecida y no necesito saber más de lo que queráis contarnos. A mi me llega y me sobra, la verdad.
    Hace unos meses estaba de paseo en tu ciudad y en una tienda vi a evaguein y no se me ocurrió saludarla. Se lo comenté en IG y me dijo lo mismo que acabas de comentar tú “mujer, podías haber saludado!”, muy riquiña, la verdad. Pero no, no podía. Mi educación me lo impide. Vale, y mi vergüenza también jajajaja
    Puede que en parte seais las “famosas” del siglo XXI jajajaj… Puede. Pero en el caso de las famosas del siglo XX opino lo mismo: que ellas cuenten parte de su vida, no nos da derecho a entrometernos en ella, ni a querer saber más. Si te gusta y te interesa, lo lees. Y sino, no.
    Así que lo dicho, GRACIAS y pa’lante! Biquiños :-*

  15. Estoy totalmente de acuerdo contigo, y es que la información que se comparte en las redes sociales y la repercusión que ésta puede llegar a tener confunde a la gente. Cada quien debe poner filtros a su propia vida, y quien lo comparte absolutamente todo, para mi está en un riesgo que no conoce, porque nunca sabes quién está realmente en el otro lado de la pantalla, cómo interpreta la información que tú proporcionas y para qué la utiliza o pide (exige en muchos casos). Hay gente que no supo dónde poner el límite y la situación se les ha ido de las manos, y sentirse así no debe ser nada agradable. Bien por ti 😉

  16. Hola Baballa:
    Nunca participo.
    Hoy voy a hacerlo.
    Muy acertada tu entrada de hoy.
    Yo también tengo un blog y cuido mucho lo que pongo, sobretodo respecto a mis hijos, porque no tienen edad de decidir sobre si quieren o no ser “públicos”. Me has echo reflexionar mucho sobre este tema hoy. Por otra parte entiendo que te preguntaran por el cole porque la foto es preciosa, estamos en época de matrículas para el año que viene y a mi también me han entrado ganas de preguntarte para cambiar a mis hijos a ese cole aunque esté a más de mil kilómetros!! Pero es muy respetable poner el límite. Y muy razonable. Estoy contigo en esto.
    Un saludo.
    Y aprovecho para decir que te leo a diario y que me encanta tu blog. 😊

  17. Pues yo vi el otro día el comentario en tu instagram y cuando lo lees así, si que parece un poco violente, probablemente en una conversación cara a cara no lo parecería, y es probable que la persona que lo escribió ni siquiera lo haya hecho con mala intención. Como comenta Amanda es muy dífici saber en donde están los límites, no tod@s l@s Blogger los delimitan de la misma forma y está esa curiosidad del otro lado de siempre querer saber más, siempre te vas a encontrar gente que quiera sobrepasar tus límites, son gajes del oficio, el hecho de que lo plantees abiertamente es, yo creo, algo positivo, ayuda a saber a los demás hasta donde se puede llegar.

  18. Me parece que tienes mucha razón. Es muy generalizado no tener sentido de la intimidad. La tiende a creer que todo todo es pùblico.

    Gracias por estar ahí

  19. Hay una cosa que no entiendo y creo que aun no se ha comentado…si a esa persona tu respuesta le parece una bobada y tantas otras cosas que publicas también,….para que te sigue?????
    Es que yo no pierdo el tiempo leyendo a la gente de la que tengo esa opinión, dejo de seguirla y ya esta, no me dedico a decírselo, no creo que haga falta…que manía de ser desagradables…
    Me parece que los comentarios online animan a algunas personas a serlo y a expresarse de una forma que probablemente no usarían si estuvieran en contacto cara a cara…espero…..

  20. Creo que no deberías darle muchas vueltas, simplemente tu y la persona de ese comentario sois muy diferentes a pesar de que ella te sigue, por decirlo de alguna manera, se trata un poco de profundidad de pensamiento. Mientras tu ves una foto bonita que puedes representar o relacionar con un pensamiento/sentimiento, ella se queda en lo superfluo, una foto de un colegio y quiere saber cual es, no ve lo que tu ves, no es bueno ni malo, solo que todos somos diferentes. Y precisamente por eso los límites que tu ves claros ella ni los intuye. Sigue mostrando lo que tu quieras mostrar, marca tus límites que para algo es tu cuenta, y quien no le guste con un “dejar de seguir” problema solucionado 😉

  21. Evidentemente no lo entendió.

    Lucía, en el gimnasio donde yo voy (bueno iba porque casi no lo piso) hay guardería. La cuidadora es muy “preguntona”. Un día me preguntó en qué trabajaba y se lo conté. Me pareció una pregunta muy normal, máxime teniendo en cuenta que yo vivo en el extranjero y es la pregunta del millón. Le dije en que empresa trabajaba. Era una persona a la que veía todos lo días y con la que dejaba a mi hijo.

    Bueno, pues se me presentó un día en el despacho, de golpe, sin avisar, sin llamar primero a ver si estaba o mandarme un mail. Se presentó para preguntarme si había cubierto ya una plaza que teníamos vacante y para recomendarme a una amiga. Cuando le dije que la plaza estaba cubierta, insistió de muy malas manera en su amiga. Allí tenía a la cuidadora diciéndome cómo hacer MI trabajo. No sé cómo explicarlo pero me sentí invadida.

    Yo hubiera llamado por teléfono o hubiera mandado un email explicando el caso y si era posible encontrarnos. Hay personas que no conocen los límites y que no saben estar.

    No cambies, Lucía

  22. Hola! Estoy de acuerdo con Amanda, no eliges a tu público y llegas a muchas personas. Yo veo a tus hijos muchísimos días con su padre (por cierto, vecino mío de trabajo), he coincidido con tus padres en el súper, etc.
    No te escribo ésto para que lo publiques, si no para que veas la trascendencia que pueden tener tus fotos, post, etc. Supongo que la mayoría de las personas que te siguen son educados y bienintencionados…pero, y si alguno no?
    P.D. Me encanta tu blog.

  23. Yo acabo de abrir un blog y creo que el mayor de mis miedos es asumir esto que acabas de contar. También leí el otro día en tu post de los regalos de comunión un comentario que decía que se pasaban de precio.

    No sé, creo que hay gente para todo y lo que debemos hacer es quedarnos con los comentarios positivos que dan fuerzas a seguir.

    Gracias Lucía!!

  24. Me parece muy bien que tú pongas tus límites en lo que quieres mostrar, pero me extraña que te haya parecido raro y que no te hayas dado cuenta que mucha gente no va a entender por qué los pones, ni donde acaban.
    Tu vida, con los límites que tú has querido marcar, es pública y te expones a que pasen cosas como la de la foto.
    Yo nunca criticaré, ni te daré mi opinión sobre la forma que tú has elegido de mostrarla, es tu decisión y me parece perfecto.
    Lo que no me parecería tan perfecto, es que si eliges mostrar a tus hijos los muestres junto con los de los demás sin tener su permiso. Y que quede claro, que no te estoy acusando de nada de eso, porque contigo nunca me ha pasado. Sí que me ha pasado con una de tus compañeras blogers y lo dejé pasar, no sin antes tener que aplacar la ira de mi marido.
    En resumen, sigue haciendo lo que quieras y cómo quieras, creo que lo estás haciendo muy bien, mientras sigas respetando, como lo haces, la intimidad y los límites de los demás.

    1. Hola isabel, la verdad es que siempre intento ser muy respetuosa con los niños que están “alrededor” de los míos precisamente por ese motivo. Como dices yo decido mostrarlos, pero el resto no. Gracias por pasarte y comentar.
      Saludos

  25. Yo vi el comentario porque te sigo en IG y me pareció insultante. Ya en principio, preguntar qué colegio es me parece inapropiado, principalmente porque no aporta nada. La importancia de la foto era otra

  26. No te sigo en IG (demasiadas rrss creo que sigo ya), pero si la conversación fue como cuentas y la foto era esa, no creo que fuera para tanto. Sinceramente creo, que si esa foto en vez de ser tuya, la hubieses sacado de alguna pág. de internet y te hubieran hecho la misma pregunta, no te hubiese ofendido para nada. Estoy convencida que hubieses pensado que la foto se lo merecía, básicamente porque la foto es chula, tiene unos colores que atrae y transmite mucho.
    Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice Amanda. Imagínate si un actor por realizar un papel en una película de cine o serie de televisión (que todo es pura ficción) se expone a que le critiquen o feliciten por la calle, la blogueras que contáis vuestras intimidades, que si que son las que vosotras decidís, está claro, pero no dejan de ser intimidades (porque la s conversaciones de sofá, son intimidades, los viajes que hacéis, son intimidades, las fiestas familiares, son intimidades, que tu familia se haya ido a vivir a EEUU son intimidades) y además reales os exponéis a que os hagan alguna pregunta o sugerencia sobre vuestras intimidades. Simplemente por el hecho que vosotras mismas habéis dado pie a que conozcamos cosas de vuestras vidas.
    Me parece muy bien que no quisieras que supiese qué colegio era, la respuesta es muy correcta. Pero el hecho de molestarse por la pregunta no lo veo bien. Otro día lo comentaras tu en cualquier de tus entradas.
    Y que conste que me gusta mucho seguir tus andanzas de madraza.

    1. Hola, gracias, yo creo que la cuestión es la definición de intimidad. Para mi contar la decoración de una fiesta no es algo “intimo” si lo es el colegio al que van mis hijos, creo que nunca lo he dicho en el blog y tampoco les hago fotos con el uniforme. Gracias por comentar 🙂

  27. Hola,
    Soy una seguidora de tu blog, pero me parece un tanto exagerado que te hubieses molestado por la pregunta, ya que como han comentado más conocemos mucho de tu vida, familia e incluso el colegio al que tu has ido ya que lo has nombrado en alguna ocasión.
    Es cierto que la exposición pública a la que voluntariamente os sometéis las bloggers, tiene riesgos como ser reconocidas por la calle y que cualquiera pueda acercarse a preguntaros.
    Si quieres intimidad, no cuentes tu vida en internet ( dicho desde el cariño) ya que me gustan tus ideas para manualidades, fiestas… pero no me importa tu vida privada.
    Un saludo

  28. Hola Lucía.
    Qué tema tan controvertido… Yo creo que aquí la línea la dibujas tú donde te de la gana. Es tu blog, tus experiencias y tu vida, así que comentas y publicas lo que quieres. El hecho de que compartas con nosotros cosas personales no nos da derecho a meternos en tu casa… Pero desde este otro lado la vista es diferente, los que te leemos te vemos como alguien a quien casi conocemos (sé muchas cosas más de ti que de mis vecinos) y quizá esa confianza que nos agenciamos es la que hace que algún comentario pueda parecer inapropiado.

    Un saludo y enhorabuena por el blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *