quiero ser cooperante

Por si algún día tu pequeño te dice: mamá quiero ser cooperante…

Tenía muchas ganas de esta entrevista. Quiero ser cooperante, me parece una profesión interesante y sinceramente entre tú y yo, creo que los cooperantes tienen que estar hechos de otra pasta, y efectivamente después de leer la entrevista, así creo que es.

Te dejo con Javier.

quiero ser cooperante¿Cómo fue el momento mamá, papá, quiero ser cooperante?

No tengo un recuerdo claro de en qué momento le dije a mi familia que quería ser cooperante. Si recuerdo, como nos pasa a la mayoría de personas que trabajamos en esta profesión, que nuestra primera experiencia como voluntarios en países empobrecidos es muy clarificadora para saber si uno quiere dedicarse a ser cooperante o no.

En mi caso fue un voluntariado que hice en una región montañosa y remota de Honduras.

 

¿Porqué cooperante? ¿te que llevó a decidirte por esta profesión? 

El trabajo de Cooperante es un servicio que se presta a la sociedad, por eso la vocación de servicio es fundamental a la hora de decidirte por esta profesión.

Es un trabajo destinado a contribuir a que se cumplan los Derechos Fundamentales de las personas, para garantizar unas condiciones mínimas de vida. Como son el Derecho a la salud, a la vivienda, la soberanía alimentaria, el derecho al saneamiento básico.

¿Sabes que en el mundo hay 2.500 Millones de personas que no tienen acceso a una letrina?  ¿Te imaginas vivir un solo día de tu vida sin poder ir al cuarto de baño?. ¿Te imaginas los problemas de salud y medioambientales que esto genera en un barrio cualquiera de una ciudad cualquiera?.

Trabajar por resolver este problema es trabajar para garantizar el derecho al saneamiento básico y eso es una de las tareas que desarrollamos las ONGs con nuestros proyectos.

 

¿Qué estudiaste?

Estudié Ciencias políticas un Master en gestión Pública y un Posgrado en Cooperación Internacional al Desarrollo.

 

¿Qué formación es necesaria para ser cooperante?

En el mundo de la cooperación se necesitan todo tipo de profesionales, médicos, Ingenieros, arquitectos, informáticos, administradores, gestores.  Nuestro trabajo es cooperar con las instituciones públicas y la sociedad para proveer unos mejores servicios para la población. Eso va desde la recogida de basura, hasta la creación e hospitales pasando por la agricultura o la mejora de infraestructuras como pozos, provisión de energía etc.

 

¿Dónde estás ahora ayudando?

 Ayudando es un término que nosotros no usamos porque implica una posición superior, jerárquica, vertical y pasiva sobre las personas con las que convivimos todos los días, donde uno da y otro recibe. Mientras que la realidad es que ser cooperante es un dar y recibir mutuo. Por eso nosotros decimos que estamos apoyando, colaborando o cooperando con nuestros socios locales para acompañarlos en los procesos de mejora de sus sociedades.

Esta forma de entender la cooperación nos permite ganarnos la confianza de la población y empatizar más con las circunstancias  de vulneración de derechos que padecen la mayoría de la gente con al que trabajamos.

Ahora mismo estoy viviendo y trabajando en los Campamentos de Refugiados Saharauis que están situados en el Sur de Argelia.

Son en torno a 150.000 personas que viven como refugiados desde hace 40 años en un desierto totalmente hostil para la vida humana.

Vivir en un campo de refugiados significa que no tienes derecho a trabajar, a tener una vivienda propia, no puedes viajar dentro del país y un largo etc de situaciones de precariedad absoluta.

 

¿En qué países has estado? ¿Cuánto tiempo pasas en cada país?

Entre estudios, voluntariados y trabajo. He vivido 9 países diferentes en los que paso entre uno y dos años en cada uno. He vivido en desiertos como el del Sáhara, en montañas como las de Etiopía grandes ciudades como Buenos Aries o la Habana y en zonas más selváticas como en Nicaragua o Angola.

 

¿Hay diferentes tipos de cooperantes, los que están en zonas de guerra por ejemplo y los que están en zonas de catástrofes o países “pobres? ¿Es así? o directamente eres cooperante y vas a allá donde eres necesario. ¿Cuánto tiempo te quedas en cada sitio?

Efectivamente hay varios tipos de cooperantes en función de las organizaciones en las que trabajen. Están los que trabajan en ONGs, los que trabajan en Agencias de Naciones Unidas como son ACNUR, UNICEF, FAO. Los misioneros religiosos y otros.

Después en función del tipo de trabajo, están los cooperantes  que son los que trabajamos en procesos de desarrollo, pensados para resolver problemas a largo plazo y están los humanitarios que son los que trabajan en situaciones de post catástrofe como  inundaciones, terremotos, pandemias, guerras y que resuelven situaciones de emergencia.

 

¿Cómo lo llevas, psicológicamente hablando? así visto desde fuera tenéis que ser muy fuertes.

Psicológicamente hay situaciones de mucho estrés, sobre todo en lugares donde por motivos de seguridad tenemos que vivir  sin libertad de movimiento donde no nos es permitido por ejemplo caminar por la calle. Para los Yihadistas, los cooperantes somos objetivo prioritario, actualmente hay cooperantes secuestrados por Alqaeda en países como Somalia, Irak, Syria o Afganistan.

Cooperantes españoles han sido secuestrados por grupos yihadistas en países como Mauritania, Kenia, Argelia u otros. Esto hace que nuestras organizaciones nos limiten en muchos casos la libertad de movimiento. Así tenemos por ejemplo en muchos destinos toques de queda, tenemos que trabajar con escoltas, tenemos que estar constantemente informando de nuestros movimientos y esto genera estrés y agotamiento  mental.

Después está enfrentarte día a día con situaciones de extrema injusticia como son las muertes de personas con las que convives día a día por enfermedades curables como diarreas, malaria, tuberculosis etc. estas enfermedades se en nuestros país se curan en cuestión de semanas y en buena parte de Africa, Asía y Latinoamérica causan miles de muertos por la falta de acceso a los medicamentos  y  a los centros de salud.

 

¿Nos cuentas un día en la vida de un cooperante?

A lo largo de esta entrevista he querido explicar de la forma más descriptiva posible que es ser cooperante, si hablamos del día a día los cooperantes tenemos mucho trabajo administrativo porque la sociedad nos examina con lupa (cosa que me parece bien) y debemos ser muy exigentes con la rendición de cuentas ya que nuestro trabajo se realiza o bien con dinero público o bien con aportes individuales de personas solidarias a las que debemos explicar de forma muy clara en que nos gastamos hasta el último céntimo del dinero que nos donan.

Tenemos también muchas reuniones diarias con las instituciones locales, con los líderes comunitarios porque construir la confianza necesaria para que nos dejen trabajar en sus ciudades, pueblos y barrios necesitamos dialogar mucho con ellos para explicarles y demostrarles que no venimos ni a meternos en sus asuntos de política interna, ni a cuestionar sus formas de vida, ni a desestabilizar sus comunidades sino a colaborar con ellos para construir una sociedad mejor.

Por último, tenemos muchos km encima, mucha carretera, muchas ruedas pinchadas en caminos de tierra, muchas y largas esperas en aeropuertos, consulados, bancos y edificios públicos.

 

Si alguien está leyendo esto ahora y se dice quiero ser cooperante, ¿cuáles son los pasos que debería seguir?

El primer paso es acercarse a la ONG más cercana, no todas aceptan voluntarios, por cuestiones de capacidad operativa. Un voluntario es alguien que quiere de atención para el aprendizaje, suele tener costes para la organización en tiempo, logística, burocracia etc.

A la par que haces voluntariado necesitas tener estudios universitarios sobre el tema en el que más te interese trabajar y por último debes realizar formación específica en Cooperación al Desarrollo, porque es un mundo grande y complejo del que debes aprender antes de convertirte en un profesional del sector.

El camino es largo y requiere de mucho esfuerzo, pero si lo tienes claro y estás decidido podrás el resto de tu vida disfrutar de tu profesión.

quiero ser cooperante

 

En lugar de una foto mía te envío una foto que me gusta mucho. En ella puedes ver a dos niños sonrientes jugando en un gran charco sobre los restos del tejado de su casa. La casa se observa al fondo totalmente destruía por las fuertes lluvias y posteriores inundaciones que sufrieron los campamentos de refugiados saharauis a finales de Octubre de 2015. Estas inundaciones derrumbaron más de 17.000 casas.

Esta foto es un reflejo del dar y recibir mutuo que os comentaba anteriormente. Nosotros contribuimos a reconstruir sus casas y ellos nos enseñan como aprender a levantarnos de nuevo ante los desastres, como sonreír aún cuando tu casa se ha venido abajo y eso es mucho más importante que los 5 sacos de cemento 3 chapas de zinc y 6 vigas de madera que reciben ellos a cambio.

Y  si esta no es su profesión recuerda que tenemos más opciones donde elegir.

3 comentarios en “quiero ser cooperante

  1. Es una suerte que este hombre, generoso, bueno, honrado, listo y por encima guapo sea mi hermano! Gracias Javier, por hacer de nuestro mundo un lugar mejor!
    Eres el orgullo de toda tu familia!
    Te esperamos en casa, en este jaleo loco de familia q te quiere!
    Besos hermano!

  2. Como dices: están hechos de otra pasta!! Pero menos mal que existe gente como ellos. Necesitamos muuuuchos más.

    Y como siempre lo que mas me llama la atención es la formación. Yo que soy de la generación de: Economicas, derecho, medicina, arquitectura, y poco mas (o eso veiamos nosotros) en esta sección estoy viendo tantas oportunidades y formaciones distintas que a veces me planteo volver a estudiar, pero…. mejor ya tomo nota para mis peques

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *