Post Exprés: Para gustos las flores

para_gustos_los_colores

Últimamente he tenido este tema con mucha frecuencia rondando mi cabeza. Para mi, es una de las cosas más geniales de la vida. Hace algunos posts, hablábamos de que en el fondo, a todos nos gustan cosas parecidas pero es que a la vez, “hay gente pa’ to” y para gustos, para gustos ¡las flores! 

Yo me considero una esteta total. Valoro la belleza (o lo que a mi me parece bello) por encima de otras muchas cosas y hasta en lo más minúsculo y eso, me inspira. La belleza me gusta.

Para otro post dejaremos la charla sobre si la belleza es o no subjetiva pero de lo que quería escribir hoy, es lo curioso que me resulta que haya gustos para todo, en todo y en todas partes.

Me doy cuenta muchas veces. Cuando voy con alguien a comprar flores, por ejemplo. Esa persona elige justo las que yo jamás compraría y seguramente piense lo mismo de mi elección.

Ahora que tengo a tantas mamis a mi alrededor, también me llama muchísimo la atención cómo ellas eligen con todo el amor del mundo lo que creen que es más divino para sus criaturas y es justo lo que a mi más horroroso me parece 🙂 #sinfaltareh

En la universidad, leí sobre que la belleza se educa pero eso me confunde. Que la belleza no se eduque y que haya personas con gustos (o no-gusto) completamente diferentes me parece mágico, qué aburrido sería al contrario, ¿no? ¿Qué pensáis?

¡Muchísimas gracias por vuestros comentarios! 

 

12 comentarios en “Post Exprés: Para gustos las flores

  1. Olga, yo estudié Filosofía y la estética era precisamente mi rama favorita 🙂 Te podría hablar un montón sobre cómo la belleza se educa, si es subjetiva o no y esas cosas, peeeero, mejor me callo! Que puede ser muy cansino.

    Lo que sí te diré es que eres “una dandy”, algo que creo que ya te he dicho otras veces a propósito de tu modo de vestir. El dandismo promulga casi literalmente algo que has dicho en este post: “valorar la belleza (y el arte) por encima de muchas otras cosas”. Quizá cada vez le voy dando un poquito, sólo un poquito, menos de importancia a ello. A veces creo que eso me hace más madura, otras, que más vieja!

    Y bueno, sí, para gustos, los colores, o las flores. Pero la capacidad estética se tiene en mayor o menor medida, y también se ejercita como cualquier otra cosa. Así que creo que aunque no sepamos qué es exactamente lo bello pienso que quienes hayamos practicado más esta especie de ejercicio coincidiremos en muchas cosas bellas bellísimas y también en pensar que esos mismos trajecitos de bebé son horrorosos 😛 (ya lo estoy viendo!)

    Y después de todo, sí, para gustos, las flores. Si soy yo la que te acompaña a la floristería seguro que buscaría algo en maceta, un cactus o planta aromática.

    Me gustan estas reflexiones!

    1. Aprovecho a contestar sobre este comentario! Porque me lo he leído enterito, muy interesante Rocío!

      Creo que la belleza se educa? No sé…Supongo que la magia es que te den total libertad de pequeñines para apreciar todo y poder luego decidir qué te producé el qué. Creo que en el caso de la belleza es un poco complicado! ( yo misma encuentro muchisimas veces belleza en el propio feismo estético ?¿?¿) pero creo que ese “valor por la belleza” se ejercita! Eso me ha gustado leerlo porque estoy completamente de acuerdo!

      Lo bonito es descubrir qué es para cada uno belleza, más allá del gusto de uno para vestir o no! Y sobretodo, rodearse de gente completamente diferente para romper los esquemas que uno tiene!

      Y bueno.. .Que eso, que me enrollo, que para gustos, las flores! 😉

      1. Gracias, Paula!!!

        A ver, no hablo de educar o de aprender en el sentido de restringirnos todos a la misma norma de tal modo que el buen gusto deba ser para todos el mismo. Hablo más bien de ejercitar, como se ejercitan los músculos o el oído. La música es un buen ejemplo. Si siempre escuchamos música “pachanga” nos resultará muy difícil comprender y disfrutar música más compleja. Si educamos el oído seguramente nos llegarán a gustar más una música de más calidad, aunque unos prefieran más un estilo y otros otro. Ahí es donde entra ya lo personal. Y, por supuesto, eso no quita que nos puedan gustar o divertir otros estilos más simplones y de menos calidad. Incluso que lo más bello y perfecto no nos diga nada. Y que nos llame la atención lo feo. Pero eso son otras categorías estéticas. Lo más bello y perfecto, aún sabiendo que lo es, puede dejarnos indiferentes. Y preferir algo más feo pero más atractivo. Es que hay un montón de categorías estéticas: lo bello, lo feo, lo atractivo, lo pintoresco, lo hortera o kitsch…

        Yo creo que no es tanto lo que te guste sino saber por qué te gusta lo que te gusta. En el tema de la vestimenta se nota mucho. Las personas que visten muy bien suelen tener un estilo reconocible. Tienen claro lo que les gusta, lo hacen consciente, saben por qué llevan unas cosas y no otras, y por eso su estilo aunque pueda ir cambiando un poco con la moda mantiene una esencia.

        En fin, no sé si me explico muy bien, resumirlo es complicado y es un tema complejo y muy discutible… Yo que no pensaba enrollarme, y ya ves!! Jaja.

        Un saludo! 🙂

      2. Muchísimas gracias por tu comentario, Paula!

        Creo que sí que se educa… el tema es estar dispuesto a educarte en ese sentido… Justo eso de que para gustos los colores es una gran verdad y bajar del burro a alguien que tiene gustos muy marcados no es fácil!

        Un besazo y feliz jueves!

    2. Ay, cómo me gusta leerte, Rocío!

      Yo también estudié estética y también creo que la belleza se educa. Además siempre me ha gustado mucho analizar de cuántas formas se puede educar la belleza… Por ejemplo, cuando veo que “la cagan” bajo mi punto de vista a la hora de renovar el mobiliario urbano, ¡me da rabia! O cuando la decoración navideña de algún sitio me parece un auténtico horror, también me da mucha pena… creo que son cosas a través de las que se educa el gusto de la gente, ¿qué opinas?

      Me ha encantado cómo lo has explicado con la música. Para mi, la clave está en que cuanto más conoces, mejor. No solo pasa con la música, también con el arte, con el cine, incluso con la comida. Cuanto más pruebas, más conoces, más abres tu mente, mejor identificas lo bueno de lo malo. Y tampoco significa que sea malo que en algún momento apuestes por lo peor… la cosa es saberlo!

      En fin que sí, que es un tema muy guay que da para mucho pero me encanta leerte así que si te animas… escríbeme todo lo que se te ocurra!

      Mil besos y muchísimas gracias por dedicarme un ratito.

  2. Precioso post. Tienes toda la razón y lo bonito es la diferencia, lo distintos que somos todos y cada uno con nuestras particularidades, no sólo aburrido, nada tendría sentido.
    Un besito guapa 🙂

  3. No tengo ni idea de si la belleza se educa. Y para que se educa?
    Para que a todos nos parezca bello lo mismo?
    A mí también me parece genial que cada uno tenga un gusto.
    Que filosófica hoy!! Un beso.

    1. No!!! no para que nos parezca bello lo mismo… sino para saber apreciar lo que es o no bello.
      A ti te puede gustar algo muy bello y yo preferir otra cosa diferente pero igualmente bella…

      Uy sí, muy filosóficas estamos! 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *