Post Exprés: 3 hábitos en tu compra

alimentacion-saludable-checosa06

Me resulta muy curioso el tema de hacer la compra. Siempre pienso en ello cuando voy a casa de mis padres y abro la nevera. Allí encuentro cosas que en su día eran muy típicas para mi pero que ahora me resultan completamente extrañas.

En mi casita malagueña, es muy típico encontrar mantequilla con sal de esa que viene en una lata de marca Asturiana, mermelada de fresa Hero, leche Puleva, Sunny Delight, palitos con queso de esos de La vaca que ríe. Vamos, que para mis padres son hábitos totalmente adquiridos incluir esos productos y de esas marcas en sus cestas de la compra.

Existen algunos hábitos compriles que yo he cambiado con el paso de los años y que creo que han ayudado a que en mi casa madrileña se coma de una forma más saludable la mayoría del tiempo. Los comparto con vosotras.

  • Hidratos de carbono de buena calidad. Donde antes había patatas, arroz, pasta y pan blanco, piquitos, pan de molde de trigo… ahora hay boniato, espaguetis integrales, macarrones de espelta, pan de centeno (del de verdad) y quinoa.
  • Los frutos secos sin nada más. En mi casa sieeeempre ha habido mucho fruto seco. Claro, no era el fruto seco más healthy. Cacahuetes con miel, almendras garrapiñadas, maíz salado… Yo jamás lo compro así. Lo cierto es que está mucho menos bueno (al menos para mi) pero, al tener almendras, cacahuetes, pistachos o nueces al natural en la despensa, me obligo a comerlos así siempre que me apetece un puñadito de algo como picoteo.
  • Aquí no hay de nada para beber. Otra de las cosas típicas que siempre hay en casa de mis padres, son los refrescos. Coca Cola, Fanta, tinto de verano… Yo no soy muy fan de ellos pero es verdad que cuando estoy allí, algún día me he llenado un vasito de Fanta de limón y me la he bebido tan a gusto. En esta casa no compramos JAMÁS. Agua y nada más y si alguna vez encarta otra cosa, “al chino” habrá que bajar 🙂

¿Qué me decís?

¡Gracias por vuestros comentarios!


alimentacion-saludable-checosa04

18 comentarios en “Post Exprés: 3 hábitos en tu compra

  1. Coincido completamente! Eso sí, a mí me pasó al revés, porque es en casa de mis padres donde aprendí a comer sano sano. Entonces, cuando me independicé fue cuando me desaté un poco, aprovechando que tenía a mi alcance todo lo “prohibido”. Nunca me pasé al lado oscuro del todo, claro, acostumbrada como estaba a las cosas que sientan bien, y enseguida volví al redil 🙂 (Lo tuyo tiene más mérito) Ahora soy yo también una friki de lo saludable, y sí, en la cinta del super mi compra se ve rara al lado de las demás XD
    Lo más dificil es que a mi pareja le cuesta un poco seguirme el ritmo, siempre había comido muy mal y le cuesta más, así que siempre me cuela algo en el carrito de la compra!

    Un beso!!

    1. Qué suerte, Rocío!! jajajaja
      Justo ayer hablábamos sobre mi dificultad de comer bien cuando estoy en casa de mis padres. Justamente es porque mi mente cuando llego a Málaga se transforma en la que ha sido durante toda mi vida y no me resisto a tooooodo lo que hay allí jajajaja el veneno me llama!!!!!!!!

      Lo bueno es que, cada vez más, añoramos nuestra humilde morada llena de cosas que nos sientan mejor (creo que los años van haciendo mella y ya, comer bien es casi fundamental para encontrarnos más ligeros y mejor).

      Verás que poco a poco vais encontrando el equilibrio y bueno, si algo se cuela bien colado está :DDDDD

  2. Qué rico todo! La verdad que podemos sustituir muchos malos hábitos con cosas sanas que de verdad nos alimenten y estén igual de buenos.
    Unos consejos geniales.
    Un besito guapa 🙂

  3. Comparto todo; tb son habitos que he adquirido con los años y apoyo totalmente la comida saludable que me haga sentir bien

  4. Muy buenas Olga!!! A mí me ha pasado algo similar desde que hace unos años me fui a vivir fuera de casa, y la verdad es que cada vez intento incoporar nuevos hábitos saludables en lo que al carrito de la compra se refiere, ¡disfruto un montón con ello!
    De echo, últimamente estoy descubriendo el pan de centeno y ya que lo mencionas en este post quería aprovechar para preguntarte cómo sabes cuándo es del bueno bueno, yo he probado varios pero la mayoría de ellos comprados en grandes supermercados de los que ya vienen cortados, aunque no termino de fiarme. A ver si puedes ayudarme contándome cómo lo compras tú, muchas gracias!!!

    Un besazo

    1. Hola Bárbara!

      La clave es leer muy bien las etiquetas. Es alúuuucinante cómo nos intentan colar gato por liebre.
      El otro día, por ejemplo, hicimos una compra online y compramos un supuesto pan de centeno en Mercadona que tenía bastante buena pinta. En la web NO ponía los ingredientes pero el pan era oscuro, con semillas, en fin, parecía de centeno (no recuerdo el precio, los panes buenos suelen ser bastante más caros que el resto…)

      Cuando llegó a casa y pude leer los ingredientes vi que SOLO TENÍA UN 10% DE CENTENO. El resto era trigo blanco O.o ¡me da una rabia!

      Para que un pan de centeno sea del bueno tiene que tener como primer ingrediente harina de centeno y sobre todo nada de harinas refinadas ni por supuesto azúcar, a lo mejor una combinación con alguna otra harina integral, semillas, frutos secos…

      Te advierto que en los supermercados es dificil encontrarlos… a veces hay y la mayoría del tiempo encuentras engaños totales con un PAN DE ESPELTA muy grande en el envase y un 80% de harina de trigo como primer ingrediente…

      Espero haberte ayudado.
      Te mando un beso enorme.
      Muchísimas gracias por tu comentario.

  5. Hola Olga,

    Me podrías decir donde compras los macarrones de espelta y los espaguetis integrales (integrales de verdad)? Los que consigo en el super tienen una composición parecidisima a los normales…

    Gracias!!!!

    1. Hola Ana!
      Casi todos los productos integrales al 100% como la pasta, el pan, el arroz… los compro en Herbolarios Navarro (creo que los encuentras en cualquier herbolario). Algunas veces (no siempre) encuentro unos macarrones grandotes integrales 100% en Carrefour. Tienen una selección de panes alemanes entre los que, también a veces, se encuentra pan de centeno verdadero (sin trigo blanco) pero no es siempre…

      Un beso!!!

      1. Muchas gracias, los buscaré!!!

        El pan de centeno 100% si que lo encuentras muchas veces en la panadería de Carrefour..

  6. Hola guapa,
    Si la verdad que vas cambiando de hábitos, y por temporadas, yo tengo muchas cosas que ya lo tengo desde pequeña en casa de mis padres, como por ejemplo mucha fruta y verdura, hay gente que apenas come fruta, no tiene la costumbre, yo no entiendo como pueden vivir sin comer verde, jajaj, a mi me lo pide el cuerpo, en cuanto esto tres o cuatro días, que por trabajo, viajes o perdida de rutina, comes peor, estoy deseando hacerme mis verduras y comer fruta, comer fresco. También el tema de los refrescos, en mi casa siempre agua y yo continuo con el mismo hábito, para un día especial vino o cerveza.
    Otros hábitos que he adquirido, el azúcar, no utilizo azúcar, lo he sustiuido por la miel que es natural y también me he aficionado que es dulce natural a las frutas pasas, ciruelas, higos, cuando te da ataque de dulce un par de ciruelas y tomas azucar natural, esto no quita para que de vez en cuando para que me coma una palmera de chocolate o unos donuts, jajajaj, y como tu y algunos gracias a ti, he descubierto la quinoa, semillas de chía, copos de avena, en fin unos cuantos alimentos que hace que llevemos una vida mas saludable, y la verdad que estoy encantada
    un beso

    1. Sí, lo de la fruta y la verdura es una de las cosas buenas que hay en la cocina de mis padres… (¡menos mal!!!) ajajaja Además, de eso se encarga mi padre. Cada domingo va a comprar un montón de fruta y verdura de temporada para el resto de la semana. Ah! y flores!!!! 🙂

      Muchísimas gracias por tu comentario, Natalia!
      Tengo algunos descubrimientos culinarios saludables que contaros…

      OTro beso enorme para ti.

  7. Más o menos algo parecido, sobre todo con tema cereales, antes teníamos muchos de Kellogs, y ahora ni uno, ni mucho menos para mi hijo.
    Cuido mucho lo que compro, sobre todo he sido totalmente drástica a la hora de comprar carnes, pescado, embutido y frutas y verduras en comercios de barrio que me aportan mucha más confianza, que en ir al súper y comprar envasado.
    La toma de lácteos también, y con el añadido que quiero que sea además eco, leches hemos pasado de la de soja a la de arroz, avena, almendras, espelta….vamos variando….el pan intentamos hacerlo en casa, al igual que las masa de pizza, nada de azúcares refinados, los bizcochos caseros, con harinas integrales o de otro tipo pero que no sea blanca.
    Compramos además desde hace mucho, fruta deshidratada que nos encanta añadir a los yogures, ensaladas y frutos secos (cosa que a mi en cambio siempre me ha gustado mucho más el natural que con añadidos).
    Y refrescos nada, zumos de bote poco, si que compramos vino, cava, cervezas…..para cuando queremos algo diferente.
    Una cosa que hemos tomado por costumbre, es acompañar a veces las comidas con te lapsang souchong (ahumado) le da un toque diferente.
    Estos post tuyos cada vez me gustan mucho mas! =)

    1. Cris, creo que nos parecemos bastante y en este post me doy cuenta de que nuestras cocinas también!

      Es genial ser flexible y comer de todo sin remordimiento pero, cuidar lo que compras es clave si quieres comer de una forma más saludable. Yo al menos, si tengo en la despensa almendritas garrapiñadas, me sería imposible decirles que no! jajjaja
      Te diré que me sigue encantando la pasta blanca pero que ahora disfruto igual o más con la de espelta.

      Oye, qué oriental te veo con eso de acompañar las comidas con té! ¿Dónde comrpas ese?
      Un beso enorme y muchísimas gracias por comentar.

      1. Spicy Yuli (C/Valverde 42) ahí además del te, compro todas las especias que tengo, la chica además de ser un encanto, se sabe todo y más de las especias, su origen, propiedades, como combinarlas., y te hace las mezclas que quieras.!! te lo recomiendo 100%!

  8. Mi padre siempre ha sido de comprar alimentos sanos e incluso de comprar siempre productos de herboristería para el tema de sanidad. Yo me he inculcado desde bien pequeña en estas cosas: a tomar propóleo si tengo mal la garganta, a tomar silicea balsam todos los días y a otros muchos productos (como para el dolor de regla, etc.)
    Desde que me fui a vivir fuera cambió bastante la cosa, especialmente en la alimentación pues aunque como sano (mucha verdura, pan integral, etc.) lo compro todo en el supermercado habitual, cosa que quieras o nunca va a ser tan saludable, pero es que los precios de productos diarios 100% orgánicos/natural o como les quieran llamar de tiendas específicas o herboristerías son imposibles para el ciudadano de a pie.

    Me encantan tus posts 🙂
    Un saludo.

    1. Hola Gema!!!

      Sí, llevas razón. Comprar productos ecológicos, en el herbolario, 100% naturales… es más caro! Pero bueno, siempre se puede tratar de comer lo más saludable posible comprando donde sea!
      Qué suerte que tu padre te haya inculcado algo así, ¡debes estar muy agradecida!
      Un beso enorme y muchas gracias por tu comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *