Post Exprés: Grasas saludables

consumir_grasas_saludables-grasas_buenas-checosa

¿Quién no ha oído alguna vez cuánto engorda el aguacate? ¿y el aceite de oliva? ¿y los frutos secos o la mantequilla de cacahuete? Uffff, ¡una barbaridad!

Hoy os quiero contar algo que yo he aprendido hace relativamente poco tiempo. Os cuento qué son las grasas buenas y cuánto las necesitamos para llevar una alimentación equilibrada y saludable.

Al igual que ocurrió con el oil-free en el mundo beauty, creo que el término low-fat ha hecho mucho daño a la sociedad 🙂 La moda “baja en grasa” ha hecho que la mayoría pensemos que las grasas no son nada beneficiosas para nosotros y lo cierto es que es todo lo contrario.

Las grasas (las grasas saludables) intervienen en la construcción de membranas celulares, tejido nervioso y hormonas. Proporcionan ácidos grasos esenciales para el desarrollo de muchas funciones importantes y participan entre otras cosas en la regulación y el control de la presión arterial, ayudan a transportar y digerir vitaminas tan importantes como la A, D, E y K. Nuestro organismo las utiliza como fuente de energía…

Las grasas son saludables pero claro, no estamos hablando de cualquier grasa. No es lo mismo un puñado de almendras que unas patatas fritas. Tampoco son lo mismo las semillas de chía que un salchichón…

Las grasas saludables pertenecen al grupo de “grasas insaturadas”, las “grasas saturadas” por el contrario, son las que están dentro del grupo de grasas no saludables y que solo debemos consumir de forma moderada.

¿En qué alimentos encontramos entonces grasas insaturadas?

En aceites vegetales (en crudo) como el aceite de oliva, el aceite de maíz… los frutos secos como las almendras, nueces, la mantequilla de cacahuete… En frutas como el aguacate ¡qué rico está el aguacate! En semillas como las de chía o las de lino… En pescados, sobre todo el pescado azul, rico en ácidos grasos omega3 y en algunas carnes, sobre todo las blancas como el pollo o el conejo.

Es cierto que las grasas son el alimento con más calorías (1 gr. de grasa son 9 calorías, la misma cantidad de proteína son 4 cal., de carbohidrato son 4cal. y de alcohol son 7cal.) y por eso hay que consumirlas con más control si pretendes mantenerte en tu peso o incluso perder grasa.

Yo tengo un truco: Al ser las grasas una importante fuente de energía, juego con ella en función del carbohidrato que consuma. Si en mi comida incluyo pan, pasta, arroz, batata o algún carbohidrato almidonado, entonces disminuyo la cantidad de grasa: aguacate, aceite de oliva frutos secos… Si por el contrario hago una comida baja en carbohidratos (como en la cena) entonces aumento la cantidad de grasas 🙂

¿Os ha parecido útil? ¡Espero que sí! Y que me lo contéis…

Un beso, mil gracias por vuestros comentarios y feliz tarde.

18 comentarios en “Post Exprés: Grasas saludables

  1. Buenas a todas!!!! Aunque he comentado otros posts por aquí, en esta ocasión me siento casi obligada a contar mi historia. Precisamente yo tenía esa idea de que las grasas eran malas así que durante muchos meses las había casi eliminado por completo de mi dieta (y yo pensaba que comía sano). Eso junto con un entrenamiento bastante duro prácticamente a diario casi acaban con mi salud hasta que a principios de este año decidí ponerme en manos de una nutricionista. Os diré que hasta entonces nunca había comido tantas grasas (saludables). Sé que mi caso es un poco extremo porque estoy siguiendo una dieta para aumentar de peso, consumo más de 3000 calorías diarias!!!! Sí sí, habéis oído bien, 3000, y casi todas ellas se basan en grasas como las que aportan los frutos secos, el aguacate… Vaya que si todo esto engordase yo no podría caber por la puerta del garaje de todos los kilos de aguacates y crema de cacahuete que me he zampado en cuatro meses. Obviamente, sigo un entrenamiento adecuado que en mi caso, al querer aumentar el músculo se basa en entrenamientos de fuerza.

    Espero que esto os pueda servir a algunas de vosotras a cambiar algunos hábitos alimentarios y a perderle por completo el miedo a estas grasas buenas que muchos alimentos nos pueden ofrecer!!! Yo ahora disfruto cien veces más comiendo así de sano, e incluso no me apetecen tanto comidas basura.

    Un besazo enoooorme

    1. WOOOOW! Bárbara, mil gracias por compartir tu experiencia!

      Yo igual, está siendo un gustazo convertir la alimentación saludable en un hábito de verdad…

      Un beso y muchísimas gracias de nuevo por comentar.

  2. Pues yo como Bárbara, intento tomar bastantes grasas de las buenas porque como me descuide en lugar de engordar adelgazo más de la cuenta (a no ser que coma porquerías, claro! y eso no!). El aguacate es un básico en mi dieta!

    Por cierto, me compré la máquina de hacer spaguetti con vegetales, el otro día me la tropecé en una tienda Casa! Llevaba yo tiempo viéndola por internet y tenía el gusanillo, ya cuando vi tus recetas me entraron aún más ganas! Menudo descubrimiento, cocina rápida, rica, barata y sana!

    Un beso!

  3. Gracias Olga! Muchas veces nos “autoprohibimos” alimentos como si fueran veneno, y nada mas lejos de la realidad. Creo que en general el tema de la alimentación se está yendo de las manos, pronto no comeremos mas que lechuga cruda (no lo digo por ti, por supuesto).

    1. Sí, total!

      No creo eso que dices! Creo que poco a poco nos estamos haciendo más conscientes de lo que está bien y lo que está mal y eso está genial!!!

      Un besazo!

  4. Hola Olga,
    Me ha encantado el post de ayer de New York, q envidia, q ganas tengo de volver a esa ciudad y volver a disfrutar de sus rincones y descubrir todas esas recomendaciones que nos has dicho, además que chulo viajar con toda la familia junta, una maravilla.
    En cuanto al post de hoy, estoy de acuerdo contigo yo ya también hace tiempo que cambie esa idea, esta mañana por ejemplo me he tomado mi smoothi y una tostada con aguacate, delicioso, lo malo que a veces con los frutos secos no puedo controlarme y acabo comiendo más de la cuenta y aunque sean grasas buenas no es muy bueno comerte un montonazo de pistachos o de almendras, jajaja
    un beso guapa

    1. ¡Gracias Natalia!!!

      Es una ciudad muy inspiradora… sí! Los viajes en familia están muy guays… sobre todo por recordarlos para siempre…

      jajajajaj sé a lo que te refieres con los frutos secos… A mi con las nueces y almendras no me pasa tanto porque al ser crudas y sin sal tampoco es que me APASIONEN pero con los pistachos… uy, un peligro! Mi truco es coger lo que cabe en un puño y nada más. Alejar de mi vista la bolsa y olvidarme de ella hasta el próximo día ;P

      Un besazo y muchísimas gracias por comentar!

  5. Buen post! a mí me encantaaaa desayunar unas tostadas con aceite de linaza y rodajas de aguacate, ummm

  6. Menuda crack te estás volviendo en esto de la comida, en serio, insisto, no has pensado en estudiar algo de esto? me parece muy útil, la verdad que no me paro a pensar en estas cosas, en jugar con las proporciones….así que bienvenidos todos tus post relativos a esto!

    1. Pues Cris, justo el otro día le dije a Miki que me apetecía hacer algún curso sobre este tema pero me puse a mirar y no vi nada interesante… creo que voy a preguntar a alguien a ver si me ilumina y me animo a estudiar algo en las vacaciones :DDD

      Un besazo y mil gracias por estar aquí.

  7. Es que es necesario todo lo que sea bueno: grasas, carbohidratos, proteínas, vitaminas… Y a mí me alucina cuando la gente me dice: no esto, ni lo otro, ni lo demás allá… ¡Cuidadito que hay cosas que las mujeres necesitamos especialmente! Como el calcio.

    A mí siempre me ha encantado el tema de la alimentación y todo eso, pero últimamente, y como bien leo (y no por ti), la cosa se está yendo de las manos… Personalmente me cuido y siempre lo he hecho, pero intento no obsesionarme (que eso para mí es fácil) y empezar a pensar que porque le eche aceite de oliva o un poco de azúcar de caña integral a un bizcocho, por ejemplo, o huevos enteros, va a ser lo más insano del mundo…

    Un beso guapa y gracias por la información 😉

    1. Claro!

      Supongo que te refieres a la leche de vaca en tu primer párrafo. Yo no la tomo… sí que tomo yogures o quesos con leche de vaca pero la leche en sí no la tolero bien, no me gusta su sabor ni me sienta bien así que, hace años que ni la pruebo…

      Creo que como en todo, hay gente que lo lleva todo a los extremos pero en general, me gusta que la gente se interese por saber qué está bien y qué está mal para su salud…

      El saber te da poder… saber que poner un poco de azúcar a tu bizcocho no está mal pero saber qué hace el azúcar en tu cuerpo y conocer qué la lleva y qué no te da más capacidad para actuar como creas que es mejor para ti o al menos, con conocimiento de causa!

      Un besazo y gracias a ti por tu comentario.

  8. PD. Con respecto al aceite de oliva…una recomendación de primera mano. Intentad comprar siempre en las cooperativas y almazaras de los pueblos. Siempre se quedan con el mejor Virgen Extra, y venden el excedente de inferior calidad a las marcas comerciales, que luego nos dan gato por libre en el súper. Además se fomenta que el dinero vaya directamente al agricultor, y no se quede en manos de intermediarios

    1. De primera presión en frío es lo que compramos últimamente…

      Mil gracias por la recomendación y por tu comentario…

      Un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *