Mi menú de lunes (de ayuno intermitente)

¿Qué sueles comer los días que haces ayuno intermitente y te saltas el desayuno? Esa es una de las preguntas que más me hacéis cuando os hablo de este tema. Como os he contado en otras ocasiones, los lunes suelen ser días fijos de ayuno para mi. La razón es sencilla, mi cuerpo necesita un “reseteo” después del fin de semana y, lo más seguro, es que tenga reservas suficientes después de esos días de menos control.

Como sabéis, el ayuno intermitente por norma general, se plantea como periodos de ayuno de 12, 16 ó 24h. Yo suelo practicar el de 16h un par o tres veces por semana pero lo voy variando en función de lo que me pida el cuerpo y de mis planes de cada día. Si me siento muy saturada, trato de estar a base de caldos hasta la hora de la merienda o la cena.

Hoy comparto con vosotras lo que sería un menú ideal para mi un lunes cualquiera en el que quiero practicar ayuno intermitente de 16h. La noche anterior, cené a las 21h aproximadamente, para ayunar durante 16 horas tendría que estar sin comer hasta las 13 o 14h. La hora del almuerzo.

Aunque al principio contaba las horas con rigor, después de llevar tantos meses practicando esta técnica, he llegado a la conclusión de que lo ideal para mi es escuchar a tu cuerpo. Hay veces que llega la hora de comer y sigo sin tener apetito así que, mantengo el ayuno hasta que me apetezca.

Como os he dicho otras veces, yo me baso en algunos puntos para practicar el ayuno intermitente de una forma positiva (o al menos de la forma que mejor me sienta a mi).

  1. Nunca practico ayuno durante dos días seguidos.
  2. Trato de que las comidas que haga ese día no sean muy contundentes pero sí muy nutritivas.
  3. Mientras ayuno, tomo infusiones, caldos de verduras o jugos de verduras siempre que me apetezcan.

Basándome en estos tres puntos, os dejo cuál sería mi menú y ¡espero vuestros comentarios! Antes de comentar, sabed que con este tipo de publicaciones, comparto algunos cambios de hábitos que he hecho durante los últimos años con los que busco encontrarme más fuerte, más sana y mejor en mi piel aunque a veces para conseguirlo, deba hacer cosas que en principio no sean  a las que estamos más acostumbrados.

 

Desde hace algunos años tomo un vaso de agua tibia con el jugo de medio limón en cuanto me despierto. Podéis leer mucho sobre los beneficios que tiene este hábito… Dicen que es un gesto que depura, alcaliniza, ayuda contra la retención de líquidos, mejora el aspecto de la piel… A mi, me sienta muy bien.

Si me apetece, tomo un jugo de verduras y alguna fruta. Al ser un licuado, apuesto por muchas verduras y una fruta y como al licuar la fibra desaparece, se convierte en un líquido lleno de vitaminas que se digieren casi tan rápido como te lo bebes. Además, ¡está delicioso!

Voy variándolos en función de lo que tengo en la nevera. Éste llevaba: Un puñado de lechuga, 1 manzana, 1 pepino, una lima y unas ramitas de menta.

El de ahora sería el plato con el que “des-ayuno”. Intento que sea completo y muy nutritivo pero no demasiado pesado. He comprobado que si practico ayuno y después del periodo sin comer, lo hago con un plato no del todo sano, además de no sentarme bien, me despierta un hambre voraz e imparable y ese no es en absoluto el objetivo.

Voy variando mucho pero hoy os enseño esta ensalada templada que copié (más o menos) de este artículo de Vogue.es tan inspirador “Un menú semanal super sano”. 

Paso 1. Pongo en una bandeja de horno la batata que horneo a 100ºC durante 50 minutos.
Paso 2. En un plato, pongo un buen puñado de espinacas frescas, granada (qué pena que sean de las últimas del año…), un puñadito de pipas y brotes, en este caso, de cebolla. También añado un par de cucharadas de semillas de cáñamo (muy altas en proteína). Para aliñarla yo apuesto por; sal y pimienta, aceite de oliva y vinagre de manzana.

Para cenar, un caldo de verduras que hago con lo que tenga en la nevera y un revuelto de espárragos trigueros con puerro y ajo. Muy, muy fácil de hacer y delicioso.

Paso 1. Sofríe el ajo y un puerro bien picado en una cucharada de aceite de oliva.
Paso 2. Añade los espárragos cortados, sofríe e incorpora medio vaso de agua. Tapa y mantén durante 10 minutos a fuego medio.
Paso 3. Cuando los espárragos estén tiernos y se haya evaporado todo el líquido, añade sal y pimienta y el huevo. Remueve sin parar hasta que esté cocinado con cuidado de no pasarte. Debe quedar muy cremoso. Me gusta ponerle un poco de pimentón de la Vera picante como toque final.

14 comentarios en “Mi menú de lunes (de ayuno intermitente)

  1. Ya lo comenté en otro post que hablabas del ayuno, yo sin ser consciente hago este de de 16 hora también algunos días a la semana,….simplemente porque el cuerpo no me pide comida. Y es verdad que me encuentro más ligera. En cuanto a tu menú de hoy no creo que ningún nutricionista le ponga muchas pegas… súper sano y con muy buena pinta.

    PD. aquí otra adicta a la granada en las ensaladas…y a la manzana y la pera 🙂

    1. ¡Hola Mery!

      Mil gracias por comentar!
      Uy, qué pena me da despedirme de las granadas hasta el año que viene…

      Me han dado ganas de comprar pera.

      Un besazo!

  2. Hola Olga!!!yo tengo una pregunta…..el dia de ayuno haces “vida normal”???es decir,puedes hacer ejercicio,salir a la calle….?o aprovechas xa hacerlo dias en los q sabes q estaras en casa????yo no creo q pudiera hacer esto sin qme dieran un “amarillo” xl calle pero me parece super interesante eso d resetear el cuerpo d vez en cuando….cuentame!!!!
    Un besito

    1. ¡Hola María!

      Sí, vida completamente normal. Incluso hago deporte…
      Creo que hay que hacerlo poco a poco.
      Recuerdo cuando iba a caminar en ayunas, los primeros días me mareaba y poco a poco he ido acostumbrándome. Ahora puedo hacer incluso sesiones de entrenamiento completas y no noto absolutamente ningún mareo.

      Si te apetece probarlo, hazlo poquito a poco.
      Un día te saltas el desayuno y tomas solo líquido hasta la hora de comer y así vas sumando.

      Cuéntame qué tal!
      Un beso enorme!

  3. Me parece estupendo, casi todos los días hago comidas así de ligeras, siempre con las calorías necesarias, pero está bien con todo lo que tenemos.
    Me gusta mucho el menú y la idea de desintoxicar algún día.
    Un besito guapa 🙂

  4. Yo creo que voy a empezar a hacer un reseteo el primer dia de la semana. Gracias por darme ideas Olga, aunque la verdad es que tendré que adaptarlo a mi horario de trabajo. Crees que si en vez de licuados me llevo la fruta y la verdura entera tendrá el mismo resultado??
    Besos

    1. Hola!!!

      Lo ideal en el ayuno es eliminar todo tipo de alimento. Incluso el licuado. Así que prueba poco a poco. Primero llévate algo de fruta y luego prescinde de ella y tómate agua o alguna infusión sin teína.

      Ya me contarás!
      Te aseguro que es cuestión de costumbre y sienta increíblemente bien.

      Te mando un beso enorme!

  5. Yo no sé si llamarlo ayuno tal cual… pero algún día que otro (casi siempre los domingos) cuando las comidas son copiosas por la tarde apenas como nada y tampoco ceno! No sé cuantas horas serán en total… Eso sí, por la mañana en cuanto abro los ojos me comería un jabalí xD así que des-ayuno mi café con leche con tostadas de pan rico y queso por ejemplo.

    En menos de un mes nos vamos a Sicilia y Roma y solo de pensarlo me estoy engordando xD

    1. Sí??? pues yo curiosamente cuando ayuno no siento ese hambre tan brutal. La noto mucho más cuando he cenado mucho. Ahí sí me despierto teniendo hambre de todo…

      Qué suerte, qué suerte de viajito!!!!!! Bueno, a la vuelta retomas la vida sana y listo. Disfrutar hay que disfrutar 🙂
      Un beszo!

  6. Hola guapa,
    Hacía mucho que no comentaba por aquí, aunque te sigo todos los días, yo también como ha comentado Cristineta, lo suelo hacer porque me lo pide el cuerpo, pero me parece una buena idea tu rutina de los lunes hacer el ayuno después del fin de semana, además pensaba que no tomabas nada de nada en esas horas, pero ya si te tomas un caldo o un zumo me parece muy llevadero, me lo voy a propones a partir del próximo lunes, ya te iré comentando, y sigue publicando más recetas de estas tan saludables y tan apetecibles porfa, que a mi me ayudan un montón
    un beso
    Natalia

    1. ¿Qué tal???? lo hiciste? ¿qué tal te sentiste??

      Creo que para mañana os publico una receta super apetecible!!!
      Un beso enorme y feliz día!

  7. Jope Olga, mil gracias!! creo que voy a iniciarme en esto, es que es cierto que a veces cuando llega la hora de comer, como porque toca…no porque tenga hambre…y luego voy llena, además me apetece y de verdad, llenarme de verduras, legumbres, semillas….la ensalada con batata tiene pintón!
    He superado mi hora “bruja” de media mañana que es esa en la que me comería cualquier cosa, y estoy a basa de te, y me encanta!
    Me compre hace unas semanas un bote en Oysho, que viene incorporado un infusor, para llenarlo con te, fruta, pepino….etc…. (una chorradita pero que me gustó)

    P.D.: no conoces el restaurante “Olivia te cuida”??? es sensacional!

    1. La peor hora para mi es a media tarde… Por la mañana aguanto fenomenal…

      ¿Has probado el ayuno? ¿y la ensaladita con batata? Te va aencantar.

      Lo conozco pero nunca he ido!!!! Lo tengo pendiente.
      Un beso enorme!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *