Mis exfoliantes favoritos para cuerpo y rostro

Tenía previsto publicar hoy la receta de la crema de espinacas deliciosa de la que os hablé hace unos días pero ayer, compartí con vosotras en Instagram un truquito que las que me leéis por aquí ya os sabréis de memoria, sobre cómo es mi ritual de exfoliación corporal y muchísimas me escribisteis preguntándome sobre cuáles eran mis exfoliantes favoritos así que, me animo a recopilarlos y a hablaros sobre ellos en este post. Seguro que entre todos encontráis el que mejor se adapte a vosotras.

Cada vez doy más importancia a la exfoliación (tanto facial como corporal). Creo que es un paso muy importante para que la piel esté bonita, saludable, luminosa y elástica. También creo que, elegir el exfoliante que mejor se adapte a tu piel y a tus costumbres es tan importante como el proceso de exfoliación en sí ya que, en realidad, al exfoliar estamos “agrediendo” la piel de alguna forma y hay que hacerlo de la forma más óptima posible.

Yo, exfolio la piel de mi rostro y la de mi cuerpo de maneras distintas y #ofcourse, también utilizo productos diferentes para hacerlo. Os cuento.

Exfoliación facial:

¿Cómo lo hago? Con la piel sin maquillaje pero no limpia (es decir, si estoy maquillada lo retiro con aceite de almendras pero si no, no hago ningún paso antes), rocío sobre la piel agua termal y después, masajeo una pequeña cantidad de producto con la yema de mis dedos haciendo movimientos circulares durante aproximadamente 1 minuto por cada zona.

Si en ese momento tengo algún granito, evito pasar por encima y trato de incidir más en la zona T que es la que tengo más grasa y menos sensible y en esas zonas donde hay marquitas o arrugas.

Desde que descubrí el Exfoliante Iluminador Kumkumadi de Kama Ayurveda que podéis encontrar en www.evavillarbeauty.com y que es mi favorito del mundo mundial para el rostro, acudo a él con mucha frecuencia. Con otros de los que os hablaré más abajo no exfoliaba la piel del rostro más que 1 vez cada dos semanas pero éste es muy, muy, muy suave y nutritivo, un lujo para la piel. Me gusta utilizarlo antes de ir a dormir porque a la mañana siguiente la piel se despierta espectacular pero también lo uso, por ejemplo, antes de maquillarme cuando quiero hacerlo más que de costumbre. El maquillaje queda increíble, dura más tiempo y la piel se ve mucho más bonita.

El exfoliante Epidermal Re-Texturizing Micro-Dermabrasion de Kieh´’s (os dejo el link directo por si queréis leer más información) también me gustó mucho en su día. Tiene un grano muy fino y si comprobáis sus ingredientes en la aplicación de la que os hablé en este post Think Dirty, veréis que lleva pocos de los “malignos” 😛

Ahora mismo estoy utilizando la Crema Exfoliante y Desincrustante de Caudalie. Es más fuerte que el de Kama Ayurveda pero menos que el de Kiehl’s (creo que por su textura en crema). Me está gustando bastante aunque no la utilizo más de 1 vez a la semana.

Cuando quiero conseguir el efecto del que os hablaba antes, antes de maquillarme, últimamente acudo a mi querida esponjita Konjac. Os dejo el link directo a un post donde os hablé de ella cuando la descubrí. No falta en mi baño. Realiza una exfoliación mucho más suave pero a la vez efectiva y además, no es necesario utilizar ningún tipo de producto extra. Me gusta para esos días en los que quiero dar un respiro a mi piel y trato de no usar más que agua de rosas.

Exfoliación corporal:

Durante años, utilicé los exfoliantes coporales dentro de la ducha después de haberme mojado y jamás relacioné la idea de que después de exfoliarte, la piel ya estaba más que limpia y no era necesario volver a utilizar jabón. Eva Villar, os lo he contado ya muchas veces, me enseñó otra manera de hacerlo para mi infinitamente más efectiva y placentera.

Me decíais en Instagram que en el “Modo de uso” de los exfoliantes, siempre aparece que se debe hacer con la piel húmeda y yo os respondía que no es lo mismo húmeda que completamente mojada pero aún así, me quedo con el procedimiento en seco. Me encanta.

¿Cómo lo hago? También dentro de la ducha pero sin haber abierto aún el grifo. Con una buena cantidad de producto hago “friegas” enérgicas por todo mi cuerpo (llego a sentir cansancio en los brazos 🙂 ) El proceso sería: de abajo hacia arriba; desde los tobillos hasta las caderas, desde las muñecas hasta los hombros y desde la cintura hasta el escote. Con bien de energía. Después, me enjuago y nada más. La piel del cuerpo gana en elasticidad, firmeza, mejora muchísimo el aspecto #promess. 

Uno de mis favoritos por su olor increíble  y su textura de fina azúcar ha sido el de Caléndula de Granado que también encontráis en www.evavillarbeauty.com. Contiene aceites así que, además de exfoliar nutre e hidrata la piel muchísimo. Es una gozada y para mi, es fundamental usarlo en seco ya que, el grano es tan fino que con un poco de agua se disuelve enseguida.

Algo que nunca hago para la piel del rostro pero sí a veces para las manos y el cuerpo, es mezclar azúcar (fina o gruesa según me apetezca) con algún aceite corporal (con aceite de almendras, de coco o mi última adicción; el Regenerador de Granada de Weleda. Funciona INCREÍBLEMENTE bien y no puede ser más económico.

El exfoliante Rub Rub Rub de Lush también lo utilicé un tiempo y me gustó mucho, muchísimo. Tampoco contiene demasiados ingredientes malignos en su composición y es muy fino (parecido en textura al de Granado). Está hecho con sal marina y ¡también sirve para el pelo! Creo recordar que a mi me lo dejaba muy seco pero con mucho volumen.

Eva Villar siempre dice que para ella, los guantes de este estilo son poco higiénicos. Yo tengo rachas de utilizarlo (también en seco) prácticamente a diario en las piernas justo antes de utilizar el Aceite Anticelulítico de Abedul de Weleda. Cuando estoy en esas rachas, evito las piernas cuando pongo en marcha mi ritual con productos exfoliantes. Os aseguro que la mezcla: exfoliante + aceite es la mejor forma de luchar contra la celulitis y es, bajo mi punto de vista, el mejor antídoto para mejorar el aspecto de la piel del cuerpo.

¡Quiero leeros! ¿Qué me contáis? ¡Gracias por vuestros comentarios!

11 comentarios en “Mis exfoliantes favoritos para cuerpo y rostro

  1. Yo descubrí la exfoliación en seco gracias a ti…siempre lo hacia con la piel humeda…
    Yo tengo un guante exfoliante de The Body Shop que particularmente me encanta, y el exfoliante corporal es también de TBS, con sal del mar muerto y asu vez incorpora aceite, que es placentero; la línea de Spa of the World de esta marca me encanta (me he comprado una mascarilla corporal de arcilla Rhassoul de Marruecos que para el cuerpo que es una auténtica gozada)……

    Yo me exfolio corporalmente en días alternos, coincidiendo con los días que hago cardio……el resto dejo que mi piel descanse.

    Para el rostro, en cambio, estoy buscando una exfoliante que me mole, he probado la de Kiehls que indicas, está bien, pero me apetece probar la de Kama Ayurveda, y mientras tengo una mascarilla fresca de Lush “don´t look at me”, que es magia pura, exfolia e ilumina y en serio, increíble!!
    Ahora estoy un poco mal, porque de repente me han salido muchos granitos e impurezas…..así que creo que me iré a hacer una limpieza facial….sabes de algún sitio? la última vez fui a The Chi Spa, que me gustó bastante, pero quizás para probar un sitio nuevo.
    Besitos Olgui

    1. Tengo super abandonado The Body Shop. Lo último que probé fueron unas mascarillas faciales que me gustaron mucho!!

      Cris, tienes que probar el exfoliante facial de Kama, te va a encantar.
      Para la limpieza yo te recomiendo a Diana Montoya, una auténtica maravilla para la piel.
      Más besos para ti.

  2. Gracias Olga! Yo voy a empezar ahora con el aceite de Weleda. Pero dime una cosa: no es excesivo para la piel ( piernas) pasarle un guante de ese tipo casi a diario? Bss!

    1. Prueba… a mi no me viene mal, al contrario. Mi piel mejora muchísimo cuando le dedico ese rato durante un tiempo. Si para ti es mucho puedes ir alternando o hacerlo una vez cada tres días.

      Ya me contarás.
      Un beso y mil gracias por comentar!

  3. A mi para el cuerpo me encanta azúcar+aceite de oliva, económico y simple. Facial me encanta el de Oskia 😍😍 .

    1. No conozco esa marca, ¿qué tal es??

      A mi el de oliva justo no me gusta mucho por su olor… con lo que me gusta comerlo!
      Un beso enorme y gracias por comentar!

  4. Me encanta el uso de exfoliante; para el cuerpo actualmente tengo el de Abedul de Weleda y me està gustando mucho ( me lo doy sobre piel húmeda y voy frotando con la mano) despues un buen aclarado.
    Como facial ahora me doy el de Nuxe que es un primor y a veces preparo azucar fino y el aceite que tenga en ese momento

    1. ¿Existe un exfoliante de Abedul de Weleda??? No lo sabía!!! Tengo que hacerme con él!!!

      ¿Te puedes creer que nunca he probado nada de Nuxe??

      Un beso y gracias!

  5. Gracias por estos consejos Olga! yo soy muy fan de las muselinas para cuando me desmaquillo. Son muy efectivas, depende de como tenga la piel la utilizo más suave ( por ejemplo las de Pai) o con más consistencia (una toalla de algodón de pequeñita).

    1. Tuve una racha de utilizar muselinas… me gustaban muchísimo. USé las de Eve Lom. A ver si me hago con las de Pai que dicen que son la pera.
      Un beso y muchas gracias por comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *