Post Exprés: Diseños que funcionan

No me gustan los plagios. De ningún tipo.

La cosa es que, una vez que publiqué en mis redes sociales la pena que me daba ver en perfiles de bloggers, plagios de sillas que para mi son iconos del diseño industrial, alguien me hizo pensar sobre porqué no me daba tanta pena haberme comprado en Zara Home una aceitera que imitaba claramente al diseño impecable de Marquina. No logré escribir ninguna explicación. Fue un #zasca en toda regla.

El caso es que, hace unos días y después de haber probado más de dos y tres aceiteras diferentes para poner el aceite que utilizamos para cocinar, nos compramos (de nuevo en Zara Home) una nueva aceitera que también imitaba al diseño de la “aceitera antigoteo” del diseñador español y volví a recordar mi descaro en aquel comentario.

Aprovecho y ya que os cuento esta anécdota, os hablo un poco sobre la que inspira a estas que os enseño (que son las mías) y os confieso las ganas que me han entrado de comprarme la original, (al menos en forma de homenaje) mientras escribo este post.

La aceitera/vinagrera antigoteo, es un diseño de Rafael Marquina. Es uno de los productos más emblemáticos y reconocidos del diseño español desde el año 1961. Como todo lo que funciona, es uno de esos productos icónicos que ha sido objeto de plagio en todo el mundo y a mi no me extraña porque además de estéticamente bonito, es un producto funcional al 100%.

Podéis ver exactamente cómo funciona, ¿no? Tiene muchas cosas buenas; al ser de cristal, además de poder disfrutar de la pureza del continente, se puede ver su contenido. Su forma (sobre todo la original con dos conos invertidos) permite cogerlo por el cuello de una forma muy ergonómica) y lo mejor, jamás gotea.

Qué pena no haber intentado nunca diseñar algo tan genial, ¿no?

¡Besos exprés! Tengo que hacer la (no) maleta para un viaje exprés… Mañana os cuento en Instagram (@olsicilia)

 

4 comentarios en “Post Exprés: Diseños que funcionan

  1. Oh sí, tengo esta aceitera para el desayuno y estoy encantada despues de usar unas cuantas… 😊

    A sonreir

  2. Hola Olga!
    A mi me pasa igual con las sillas icónicas, porque me gustan, porque las aprecio, porque es puro diseño.
    En general me gustan comprarme las cosas originales, no me gustan las copias, para eso prefiero decantarme por otro tipo de producto. También entiendo y supongo que incluso sin saberlo compro copias o plagios porque no soy consciente que hay un diseño original de esa pieza.
    Besitos!

    1. Claro… con la ropa pasa muy a menudo… plagian de mala manera y solo nos enteramos de las cosas lo más conocido.

      Gracias por animarte a comentar!
      Un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *