Mónica de Tomás

Monica de Tomás, modelo, periodista y durante diez años maniquí de estudio de Elio Berhanyer. Hace unas semanas, mantuvimos esta conversación en el Retiro, sobre su trabajo, sus comienzos como modelo y la relación de una maniquí con un diseñador…

Bueos días Mónica… ¿Cómo empezaste a trabajar como modelo? ¿Cuál es tu historia? Nací en Castellón, estudié allí, terminé mi bachillerato, y comencé a estudiar económicas. Pero desde siempre quería estudiar periodismo en Madrid, pero en ese momento era imposible. Me encantaba Madrid y la carrera. (Estaba siempre agarrada a un boli, pasé toda la adolescencia escribiendo poesía, leyendo… y devorando toneladas de revistas de moda, imagino que ya apuntaba maneras)
Acabé el primer ciclo de económicas. Me había comprometido a terminarlo y con notas. Y eso hice. Así que cumplido el compromiso, me marché a Madrid a estudiar lo que en realidad me gustaba: periodismo.
Llegué a Madrid, y un día, buscando piso por Moncloa, me paró un booker de una agencia, preguntándome si me interesaría trabajar como modelo. Tenía 19 años o por ahí. A mis padres no les hacía ninguna gracia. Negociamos: Yo sacaría buenas notas y mientras podría ir trabajando de modelo. (En Valencia ya había trabajado en algunas cosas, me habían ofrecido ser la imagen de Cacharel pero mi madre se negó. Recuerdo que me pasé un día encerrada llorando)
Y así empecé, haciendo publicidad y moda, catálogos, editoriales, etc… me fué pronto bien. Por ese tiempo estuvo colgada mi foto de un cartelón inmenso en Times Square durante meses … me moría por viajar a Nueva York para verlo.
Seguí trabajando en moda y estudiando. Un día fuí a entrevistar a Elio, y al final de la entrevista él me preguntó si quería ser su maniquí. “Donde hay que firmar!” le dije. Yo sabía perfectamente ante quien estaba, lo que representaba Elio Berhanyer en la historia de la moda española… así que ni me lo pensé. Y así comenzaron diez años a su lado.
Esa misma temporada abrí su desfile de Cibeles. El desfile Elio Berhanyer. Imagina como estaba… llena de nervios. Era mi primer desfile y Elio no nos dijo nada, ninguna indicación, ni como parar, nada. Pero todo salió bien.
Después han venido muchas más Pasarelas, los trabajos en editoriales, catalogos… y el trabajo diario en el estudio de Elio, siendo su maniquí. (Y por unos años tambien con Javier Larrainzar). Diez años de pasarela Cibeles desfilando para varios diseñadores, hasta hoy que continuo, veinte temporadas, sin faltar un sólo año.

¿Lo simultaneas con la carrera de periodista, no? Si, terminé la carrera, y mientras trabajo de modelo, de maniquí… hago pasarelas, etc… trabajo como periodista freelance para distintos medios, revistas y televisiones…
Y el libro… ¿Porque está escribiendo un libro sobre Elio Berhanyer, no?
En realidad no debería hablar de esto! …Pero si, si, es una biografía a mis ojos. A los ojos de su maniquí. Su historia, pero sobre todo mi relación con él. Como es una modelo de pruebas, lo que significa el trabajo en el taller, como se construye una colección, la parte humana del estudio. Entrevistas a todos los que estaban allí. Contar cual es el papel de la modelo de un diseñador y que significa para un diseñador su modelo. Para mi es muy emocionante. Elio se concentraba conmigo y en mí. No es fácil decirlo, y desde la modestia, creo que se produce una influencia mutua, una relación muy especial. No se trata sólo de la contemplación de la belleza. En cierto modo, representas a “La Mujer Elio” Lo que él quiere expresar, como él entiende el mundo y la vida.
Creo que hay muchas cosas de Elio que no se saben que se deberían saber y para mi es la manera que tengo de darle a Elio la relevancia que creo que no se le está dando. Hay mucho material inédito que está aún por salir: Fotografías inéditas, etc… su trabajo con estrellas como Ava Gardner, anecdotas, como cuando trabajo allí Oscar de la Renta y como Elio lo envió a Nueva York, etc… han sido 10 años a su lado, día a día, empapándome de sus recuerdos.

¿Qué papel ha tenido a tu modo de ver Elio Berhanyer en la historía de la Moda Española?
Creo que a Elio Berhanyer no se le ha dado la importancia y la relevancia que realmente tiene. El problema creo que está en la ignorancia general de la historia de la Moda Española. No se tiene idea, ni a nivel popular, ni tampoco a nivel de los medios, de lo que Elio significó en los sesenta. Las culpas están repartidas, pero sobre todo en el poder cultural, en como se cuenta la historia (Se conocen los políticos, los escritores, los cineastas que han formado parte de la cultura española, …pero no los diseñadores de moda). Si buceamos un poco nos daríamos cuenta de que después de Balenciaga, ha sido nuestro mayor figura de moda. Para mi las grandes figuras, y en este orden han sido Balenciaga, Berhanyer, y Pertegaz. Son 50 años de carrera. Y aun sigue en activo.

Si se puede contar… ¿Por qué ha cerrado? Por razones económicas, sólo por razones económicas. La empresa que daba cobertura (Artesanos Camiseros)  no acertó en la gestión y esto dio lugar a que tuviera que cerrar. No hay otra razón. Elio quiere seguir trabajando y espero que no haya dicho aún su última palabra.

Volviendo a lo que contabas… ¿Como es la relación del maniquí de taller y el diseñador?
Es muy muy estrecha. No se si en otros casos será fria, pero en el mio no. Nos queremos. Somos como familia. Las opiniones y las sensaciones se cruzan. Tenenemos mucha confianza, me pide opinión y la atiende. Es una relación muy estrecha.

¿Qué evolución has observado en tu profesión de modelo?
Quizás, y sin querer ser negativa, me incomoda esa especie de necesidad de que una chica que a lo mejor ronda los 19 o 20 represente roles de mujer 30 o treinta y pico. Creo que a los 30 es cuando una mujer puede ser más atractiva a la hora de hacer publicidad para belleza, o de presentar un  vestido de alta costura, que necesita un aplomo, que antes no se tiene… me ha alegrado mucho el regreso de estos últimos tiempos de Campbell, Turlington, Moss… Creo que la experiencia es un grado, llevar unos años sobre la pasarela. Mira Marina Pérez, hoy está mejor que nunca…

(Gracias Mónica)

“…No se imaginan las relaciones personales y tácitas que se establecen entre un diseñador y una modelo. Ellas perciben cuando está trabajando mi imaginación, sienten orgullo por que su cuerpo, sus gestos, su aspecto provoque en mi esa intuición creativa. Se sienten orgullosas y encantadas, más que con nadie. Cuando trabajo, tengo relación directa con mujeres, en muchas ocasiones agotadas, pero que en esos momentos harían cualquier cosa por ayudarme…”

Yves Saint Laurent en conversación con Françoise Sagan en 1969 para Vogue Paris.

Facebook
Twitter

9 thoughts on “Mónica de Tomás

  1. Gracias por esta entrevista.
    Una mujer muy elegante musa de un gran maestro de la costura española , que como muy bien dice ella, nada valorado en nuestro pais.
    Seria bueno aprovechando el tiro del museo Balenciaga que se recordara la trayectoria de este gran diseñador.
    Innovador como Rabanne , solo se le recuerda a veces por el uniforme de Iberia, jajajaj , que sacaron la versión de Nancy.
    Bsss Isabel
    SsasDiary

  2. He llegado a esta entrevista por pura casualidad y sinceramente no doy crédito de cómo se puede faltar tanto a la verdad. Me refiero a la parte de sus comienzos, de como empezó a trabajar de modelo. ¡Increíble!
    Resulta que yo conviví en la residencia con Mónica de Tomás cuando ella llegó a Madrid a estudiar periodismo y sé perfectamente como fueron sus comienzos y lo que le costó meterse en ese mundo. Como muchas otras chicas se apuntó en una agencia de modelos, se hizo un book, y empezó a ir a un casting tras otro; y al principio y durante bastante tiempo sin nigún éxito. Recuerdo, de hecho, perfectamente como la animábamos en la resi cuando venía de los cástings y cuando una y otra vez no la cogían (y esto casi siempre, creo recordar, era para hacer algún anuncio de publicidad). Desde luego no la paró ningún booker de ninguna agencia jamás. ¡Ya le hubiera gustado a ella! Y que conste que me alegro mucho de que las cosas le hayan ido bien como modelo, pero me molesta profundamente la mentira. No entiendo la necesidad de mentir. ¿Qué cree, que por decir que la encontró un booker de una agencia de modelos es mejor y es más guay? No sé si es que ese rollo de que a una modelo la haya encontrado un cazatalentos le da más caché o que, pero en este caso hay muchas personas que sabemos que eso no es cierto, y que esos no fueron los comienzos de Mónica de Tomás. Por lo tanto no entiendo qué gana mintiendo sobre sus comienzos, porque cualquiera de nosotras las que estuvimos en esa residencia sabemos la verdad y supongo que habrá más personas que la sepan, y si por casualidad leemos una entrevista de Mónica faltando a la verdad sobre todo ello lo único que nos llevamos es una muy mala imagen sobre ella.
    Porque ¿cuál es el problema en decir la verdad, y contar que a uno le costó mucho conseguir algo? eso no es nada malo, todo lo contrario, demuestra la constancia y la perseverancia, y la fuerza interior de una persona, que tras ser rechazada muchas veces siguió y siguió hasta que consiguió lo que quería: ser modelo y meterse en ese mundo. En cambio el mentir sobre algo como eso, para mí y las personas que la conocimos en esa época, sólo demuestra que Mónica lo único que quiere es dar una fachada de sí misma, que además no es cierta.
    Y también respecto a si hizo algo como modelo en Valencia antes de llegar a Madrid como cuenta, lo dudo mucho porque nos lo hubiera contado a todas y nos hubiera enseñado lo que había hecho.
    Supongo que todo esto que he escrito Fernando Mañas no lo publicará porque considerará que va a dañar la imagen de Mónica, lo cual en realidad me parece mal porque demuestra que sólo se pueden publicar comentarios positivos. Pero si deciden no publicarlo, al menos, les rogaría que se lo transmitan a Mónica para que deje de faltar a la verdad en sus entrevistas porque muchas personas sabemos la verdad.

  3. Anonimo gracias por tu comentario.
    Claro que se publica, se publica todo mientras no se falte el respeto. Por eso es un medio.
    Sin entrar en el contenido de lo que dices, simplemente respetamos unas reglas: No se publican anónimos.
    Yo firmo con nombre y apellidos, ella firma con nombre y apellidos, creo que lo mejor, y como en cualquier periódico, sería que firmases el comentario con tu nombre.

    Muchas Gracias!
    fernando.-

Leave a Reply

Your email address will not be published.