Nuestra boda

Boda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaRamón y yo ya estábamos listos para dar el “Si quiero” y nuestros invitados estaban convocados a las siete de la tarde en el jardín de la Finca las Jarillas. Escogimos esa maravillosa finca porque era nuestro sitio perfecto para celebrar la boda. Cuenta con un jardín inmenso con árboles centenarios, y diferentes ambientes para cada momento de la celebración. Además, el catering de Rocío Gandarias, famoso en toda España, era una apuesta segura.

Ramón llegó con su familia antes que nadie para recibir a nuestros más de 200 invitados, tanto los que llegaron en el autobús que contratamos para llegar sin problemas desde el centro de Madrid, como por su propia cuenta. ¡El pobre Ramón estaba muy nervioso!

Como era de esperar un 20 de junio, el buen tiempo y el calor acompañaron esa tarde, por lo que para la ceremonia repartieron a las invitadas abanicos a medida que iban tomando asiento en sus sillas. También se puso una mesa con aguas de sabores para que los invitados que lo deseasen pudiesen refrescarse durante la espera de la novia.

Boda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la Moda

Para la ceremonia contamos con la música del trio de cuerda y piano de Blaukárama, que tocaron partituras clásicas de Bach, Piovani y Beethoven entre otros.

Todos los centros de flores de la celebración fueron obra de Inés Urquijo, que también hizo mi ramo de novia. Cestos con paniculata bordeando un camino de pétalos blancos y rosas, diferentes centros en la mesa del oficiante y un precioso arco de flores adornaron la ceremonia.

Llegué en el Bentley con mi padre a la ceremonia a las siete y media, cuando ya todos los invitados estaban ocupando su sitio en el jardín, y Ramón ya había hecho su entrada del brazo de su madre. El chófer nos dejó en la entrada del jardín para que entrásemos justo por detrás de donde estaban todos sentados. Allí me esperaba Carmencita, hija de mi primo Alejandro, que fue mi única damita de honor, ya que en nuestras familias aún no abundan los niños pequeños. Alejandro la acompañó en todo momento para ayudarla a llevar mi velo, ya que la niña sólo tenía dos añitos. Carmencita llevaba un vestido blanco roto con fajín y lazo rosa de Teresa & Leticia ¡Iba hecha toda una muñequita! ¡Para comérsela!
Mi madre también me acompañó en todo momento para ayudarme a colocar el velo y asegurarse de que todo saliese perfecto.

Boda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la Moda
Empezó a sonar la marcha nupcial de Wagner y del brazo de mi padre, a los ojos de todos nuestros seres queridos, caminé lentamente a donde me esperaba Ramón. Y si tuviese que quedarme con un instante de ese día, sería el momento en el que Ramón se giró y rompió a llorar de emoción al verme vestida de novia. Sin embargo, ante esa reacción de Ramón yo no pude hacer otra cosa que sonreír, ya que me sentía más feliz que nunca. Mi sueño de casarme con Ramón se hacía por fin realidad.Boda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la Moda

La ceremonia civil, oficiada por Marivi de Bodas Tosca, comenzó con unas bonitas palabras de Jorge, el mejor amigo de Ramón. Jorge le recordó a Ramón grandes momentos de cuando fueron niños y ya que son inseparables desde los once años. Hizo todo un recorrido por su amistad pero no únicamente la amistad que hay entre ellos. También habló de nuestro noviazgo y de como vivió nuestras alegrías y penas, siempre apoyándonos.

El momento más gracioso fue sin duda cuando Jorge interrumpió las palabras que tenía preparadas para decir bien alto ¡Por favor, Ramón deja ya de llorar! Y todos reímos.Boda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la Moda

La siguiente en dedicarnos unas palabras muy pero que muy emotivas fue mi prima Rosa, que ha sido siempre como mi hermanita pequeña. Rosita, o “Ratita” como la llamo yo siempre, habló del amor adolescente poniéndonos a mi y a Ramón como ejemplo. Nos animó a seguir manteniendo la ilusión del primer día y no olvidarnos nunca que un día fuimos un par de chiquillos inocentes que se enamoraron sin pensar que se acabarían casando catorce años más tarde. Boda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la Moda

Escuchar los votos de Ramón fue para mi uno de los momentos más románticos de mi vida.
Recordó cómo nos conocimos a los catorce años con todo detalle, describiendo lo que llevábamos puesto, cuáles fueron nuestras primeras conversaciones. Pero sin duda, lo que no esperaba, es que contara a todos lo primero que se le pasó por su cabeza para hablarme sin conocerme absolutamente de nada el día de mi 14 cumpleaños. Mi reacción no pudo ser otra que reír y reír de felicidad.

Y por último me tocó hablar a mi. Estaba ya tan nerviosa y emocionada que me temblaba el cuerpo, por lo que al ponerme en pie tuve que pedir a Mariví que me ayudase a sujetar el micrófono. Y allí, ante todos le declaré mi amor para siempre.
Creo que la frase que dije con la que más sonrisas pude ver entre los invitados fue cuando me giré hacia ellos y dije bien alto “La gente dice que no se puede conocer al amor de tu vida a los catorce años. ¡Pero yo les digo que sí se puede!”.Boda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la Moda

El momento de los anillos y el “Si quiero” fue el más emotivo de la boda. A los dos nos temblaban las manos, pero una vez escuchamos a Mariví decir “Ya sois marido y mujer”, los nervios desaparecieron, nos abrazamos y nos dimos un beso de película. Fue mágico.

Los testigos de Ramón fueron su padre y sus amigos Jorge, Ramiro, Antonio, Carlos, Aitor, Alberto, Javier y Philip. Y por mi parte fueron testigos mis hermanos Gonzalo y Álvaro, mi tía Rosa que es mi madrina, mi prima Rosa, y mi mejor amigo Pedro.
Boda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la Moda

Durante el cocktail, ya más tranquilos y muy felices por el gran paso que habíamos dado, saludamos a nuestros familiares y amigos y les dimos las gracias por habernos acompañado en un día tan especial e importante para nosotros.
El catering sirvió un aperitivo en el jardín y seguimos contando con la música en directo de Blaukamara, con canciones de Franck Sinatra y algunos temas del cine clásico.Boda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la Moda

Al caer la noche, quisimos hacer una entrada a lo grande en el banquete, así que pedimos al dj que pusiera a todo volumen la que desde el principio de nuestra relación ha sido nuestra canción, “One more time” de Daft Punk, y entramos bailando mientras los invitados aplaudían.

En el banquete, contamos con dos ambientes. Por una parte, el maravilloso patio de las Jarillas, con su fuente central y su cúpula, donde nos sentamos nosotros, la familia más cercana y los mayores. Y por otra parte, el invernadero, con sus columnas de hierro y rodeado de vegetación, donde sentamos a los invitados más jóvenes. Todo lo decoramos con flores en tonos rosas, con centros de mesa con jarrones de cristal y base de espejo. En las mesas del centro del patio, pusieron unas grandes copas de cristal con plantas y flores que colgaban.

De primero sirvieron una ensalada muy exótica de langostinos con frutas, de segundo solomillo al Oporto con peras y puerros, y de postre la famosa tarta de obleas con crema de la Cococha. ¡Estaba deliciosa!

Durante el postre y el café, volvimos a poner nuestra canción y entregamos los ramos a dos parejas muy especiales para nosotros. Por un lado a mi prima Beatriz que siempre ha sido como mi hermanita mayor, y se va a casar en septiembre de 2015 con su novio Pablo. Y por otro lado a Pía, la novia de Jorge, el mejor amigo de Ramón que habló en la ceremonia.

Boda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la Moda

Para inaugurar el baile, escogimmos “Something about us” de Daft Punk, una canción muy especial para nosotros. No preparamos ninguna coreografía ni nada especial, sólo nos limitamos a abrazarnos y bailarla lentamente como muchas veces la hemos bailado. Al final de la canción, Ramón sacó a bailar a su madre y yo hice lo mismo con mi padre.

La fiesta fue al aire libre y los invitados que prefererían no bailar podían sentarse en unas mesas que había en el jardín o en el mismo patio. Iluminamos e jardín, la fachada de la casa y las escaleras al patio con velas redondas, farolillos y luces en colores rosa y morado.

Movimos el photocall con flores del cocktail a la zona del baile para que los invitados que lo desearan pudiesen tomarse una foto ¡y se colapsó! Todo el mundo quería su foto de recuerdo y cada vez que Ramón y yo pasábamos por ahí no nos soltaban. Parecíamos Mickey y Minnie en Disneyland. Bromeábamos diciendo que de haberlo sabido hubiésemos puesto unas fotos nuestras sobre cartón a tamaño real, para no estar tanto tiempo posando.

Durante la fiesta, hubo muchos detalles para los invitados. Para que pudiesen aguantar mejor la larga noche, obsequiamos a las invitadas con bailarinas en dos colores a elegir, dorado o plata. Pusimos una mesa con maquilladoras para que las invitadas que lo deseasen pudiesen retocarse y ponerse guapas para las fotos. Y también regalamos espejitos de Quiérete Mucho, con mensajes divertidos y positivos ¡no quedó ni uno! Me hace mucha ilusión comprobar que mis amigas llevan el suyo en el bolso porque me lo enseñan cuando quedo con ellas. Y para los hombres, Ramón se ocupó de repartir puros.

Además de una mesa con chucherías, el catering no dejó de pasar bandejas con bocaditos y chocolate con churros toda la noche.

Estuvimos de fiesta hasta que cerró la finca a las cinco de la madrugada. Y ya afónicos y con mi vestido con el bajo algo destrozado, Ramón y yo partimos al hotel Eurostars Tower de Madrid, donde pasamos nuestra noche de bodas.Boda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la ModaBoda Maria Jesus Garnica Navarro y Ramon Rodriguez Colubi Crimenes de la Moda

Fotografías por Nacho Rubiera y el equipo de B19 Fotografía

23 comentarios en “Nuestra boda

  1. Vaya post tan sumamente emotivo y bonito.
    Para qué querer un amor de película pudiendo leer sobre uno tan real y tan bonito.
    Sé que no os conozco de nada y, sin embargo, no puedo hacer más que alegrarme muchísimo por vosotros. Por la pedazo boda que os habéis pegado. Por todos los años que os habéis estado acompañando y por todo lo que viene.
    Muchísimas felicidades y suerte con todo lo que viene.

    Un abrazo,
    http://www.nuriaespasandin.com

  2. Quee bonito todooo de dulce. Me encanta ver a parejas que desde que eran unos jovenes con 14 años y ya se hayan casado. Yo empeze con mi novio a los 14 y llevamos 2 añosy 7 meses me encantaria llevar a casarme con el .Felicidadesss

  3. Me alegro mucho por los dos.Yo empezé a salir con el que hoy es mi marido cuando teníamos 14 años,ahora tenemos 42 y dos hijos maravillosos.¡Os deseo lo mejor y enhorabuen!.Un beso

  4. Wow! al leer el post anterior de la boda, nunca imaginé que abría segunda parte, y conocer tan bonita historia de amor, y ver que ahora están ya casados, me parece increíble, pues yo ya había perdido la esperanza de que todavía quedará amores así, es una verdadera suerte la que han tenido ustedes, de casarse con el amor de sus vidas.

    Una boda de ensueño, y un amor de novela, que esa felicidad perdure por siempre!!!

  5. Qué bonito todo! Se nota que ha sido una boda preparada con mucho cariño.
    Cuál es el secreto para quererse tanto desde tan jóvenes?
    Felicidades!

  6. ¡¡Que bonito!! gracias por compartirlo con nosotras, mi más sincera enhorabuena pareja.

    La verdad es que no puedo estar más de acuerdo contigo en que sí se puede encontrar a tu media naranja con 14 años. Yo empecé a salir con mi marido a los 15 años, llevamos 22 años juntos de los que casi 16 son de casados.

    Un besazo a los dos.
    María
    http://www.jewelstyle.blogspot.com

  7. Precioso todo, desde los novios, los invitados, el lugar…. Me recuerda a cuando me casé por primera vez, por la iglesia y en San Francisco el Grande….
    La segunda boda…. en el Ayuntamiento de un pueblo de la sierra de Madrid con los testigos y 6 amigos/as íntimas, jjajja. Fue estupenda ¡¡¡¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *