La Magia del Orden

La Magia del Orden Marie Kondo método konmari Crímenes de la Moda
Hoy quiero compartir con vosotros un libro inspirador que ha escrito una joven japonesa de tan solo 30 años, Marie Kondo, que enseña cómo poner en orden nuestra casa, nuestra ropa, nuestro espacio de trabajo… En definitiva ¡toda nuestra vida!

Descubrí La magia del orden este verano en mi Luna de Miel en Japón, donde ya era bestseller, y lo leí en las playas de Maldivas. Y cuál ha sido mi sorpresa cuando, un par de meses después, el libro ha llegado a España y está siendo un gran éxito. El método Konmari ya ha triunfado en Japón y Estados Unidos de América y cada vez somos más los españoles que lo seguimos. De ahí que lleve vendidos más de 3.000.000 de ejemplares en el mundo.

Si algo aprendí el año pasado cuando dejé la casa de mis padres y me fui a vivir con Ramón, es que durante mi niñez, mi adolescencia y mi época universitaria, fui acumulando muchas cosas que no utilicé durante años. Con la mudanza, hice una gran limpieza, regalé y doné mucha ropa, libros, juguetes… y me propuse que en mi nuevo hogar sería más ordenada y gestionaría mejor el espacio.

La Magia del Orden Marie Kondo método konmari Crímenes de la Moda

El libro está lleno de experiencias y consejos para poder conseguir una limpieza efectiva:

  1. No hay que guardar nada que no nos dé alegría, y hay que tirar todo lo que no nos dé amor. Escoge lo que quieres guardar, no lo que quieres eliminar.
 Marie dice que si tratas de eliminar lo que no es esencial tendrás un hábito diario de poner todo en orden. Además, una casa menos abarrotada hará que te sientas mejor, reduzcas tiempo de limpieza, tengas menos estrés y seas más feliz.
  1. Ordenar por categorías, no por localización.
 Marie recomienda juntar todo lo que tenemos en casa en un solo lugar, hacer la selección según lo que nos da alegría, y después empezar a ordenar.
  1. Comenzar por lo más fácil, la ropa, después pasar a los libros, papeles, cosas varias… y terminar con los recuerdos.
 Personalmente me resulta difícil deshacerme de los libros. Pero con la lectura de este libro he aprendido que no es necesario almacenar todo lo que uno ha leído, sino los libros que de verdad te han impactado en la vida.
  1. Ordenar todo de una sola vez.
 No es necesario dedicar varios días, sino fijarse un tiempo determinado para organizar todo sin dejar nada pendiente. Está demostrado que si dejas algo a medias, luego cuesta retomarlo.
 A mí no me pasa esto porque soy fan del “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”.
  1. No compres cajas o elementos de almacenaje; ocupan espacio y no dejan ver lo que hay dentro, por lo que olvidamos lo que tenemos. Antes de tener mi zapatero, tenía todo mi calzado en cajas repartidas por todas partes: en el armario, en la estantería, debajo de la cama… No recordaba los zapatos que tenía y al final siempre me ponía los mismos.
  1. Despedirnos de los objetos de los que nos deshacemos y agradecerles la función que nos han brindado.
 Puede extrañarnos un poco que Marie nos sugiera que saludemos a nuestra casa y hablemos con nuestras cosas, pero conecta con la mencionada filosofía oriental.
 Yo me despido de la ropa algunas veces diciendo “gracias vestido por haberme ayudado a darme cuenta de que ese estilo y color no me sientan nada bien”.
  1. Doblar la ropa de manera vertical para ahorrar espacio y a ver todo lo que tenemos sin necesidad de revolver. Decidí ordenar mis camisetas y jerséis siguiendo esta curiosa técnica ¡y funcionó! Las prendas no quedan arrugadas y se encuentran con mucha más facilidad.
La Magia del Orden Marie Kondo método konmari Crímenes de la Moda


Fotografías por: Colubi Light Photo

Síguenos en Facebook
Síguemos en Instagram
Síguenos en Twitter

10 comentarios en “La Magia del Orden

  1. Aun no tuve el placer de deleitarme con el libro, sin embargo los comentarios y cortos en YouTube, me ayudan un montón, gracias por compartir este articulo, tan buenisimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *