Día 2 en París


En nuestro segundo día en París, dedicamos la lluviosa mañana a algunas tiendas que Ramón quería visitar. Primero fuimos a Crocodisc, una tienda de discos emblemática a la que Ramón iba con su padre de niño. Después fuimos a Boulevard Voltaire para hacer el recorrido más friki que se puede hacer en París, ya que es allí donde se encuentran las mejores tiendas de videojuegos y Ramón estaba a la búsqueda de una consola retro, la Neo Geo Pocket. Una vez encontramos la consola, fuimos a comer a Chez Omar, un restaurante cercano a la Plaza de la República, conocido en París por servir uno de los mejores cous cous de la ciudad. Ya sabéis que la comida marroquí es mi perdición. Después de comer, salió el sol y quedó una tarde preciosa, así que fuimos a dar una vuelta por las tiendas de los Campos Eliseos. Lo cierto es que no llegué a comprarme nada ya que todo lo que me interesaba podía comprarlo en España o en internet mejor de precio, y tampoco me apetecía cargar con bolsas.
Paramos a merendar en el famoso salón de té de Ladureé de los Campos Eliseos. Siempre que voy a París compro cajas de sus deliciosos macarons, pero nunca me había sentado en su precioso salón. No obstante, he de deciros que la experiencia fue bastante decepcionante, ya que el servicio fue realmente pésimo. Creo que las próximas veces que vaya a París, me limitaré a visitar la tienda de Ladureé, pero no creo que me vuelva a sentar en alguno de sus salones.

Continuamos nuestro precioso paseo por los Jardines de las Tullerías, uno de mis sitios favoritos en París que nunca me canso de recorrer y que al atardecer es realmente precioso, hasta llegar al Museo del Luvre. Desde allí volvimos a nuestro hotel Louison para cambiarnos ya que teníamos mesa reservada en Taokan, uno de los restaurantes de moda de París.
Hay dos restaurantes Taokan, uno en Saint Germain des Prés, y otro nuevo en Saint Honoré. Nosotros fuimos al nuevo y nos gustó muchísimo. Piensas que va a ser el típico restaurante chino con los platos que ponen en todos lados, pero no. La propuesta gastronómica de Taokan nos sorprendió bastante, ya que fusiona a la perfección la cocina asiática con la francesa, haciendo que descubras nuevos sabores. Probamos algunas de sus especialidades, como los filetes de ternera picante al estilo Taokan, la lubina al vapor con salsa de soja y hierbas frescas o el revuelto de espinacas con cacahuetes.
Una cosa en la que suelen pinchar los restaurantes asiáticos es en los postres, ya que los dulces no suelen ser su fuerte. Sin embargo, nos recomendaron sus deliciosos rollos de chocolate y sus crepes de té verde rellenos de mango con salsa de chocolate recién fundido y alucinamos. ¡De diez!

Al salir del restaurante, antes de coger el taxi de vuelta al hotel, dimos un precioso paseo nocturno por Saint-Honore, la calle donde están las tiendas más lujosas de París con unos escaparates espectaculares. Llegamos hasta la Plaza de la Concordia y allí nos despedimos de la ciudad más romántica del mundo, deseando volver pronto juntos.

Fotografías por: Colubi Light Photo

Abrigo/Coat: Anne Klein
Gafas de sol: Sunrays (5% descuento con el código CRIMENES)
Jersey/Sweater: New Look
Jeans: Zara
Botas/Boots: Pedro Miralles
Bolso/Bag: Choach

Síguenos en Instagram @crimenesmoda y @ramoncolubi
Síguenos en Bloglovin
Síguenos en Facebook
Siguenos en Twitter

7 comentarios en “Día 2 en París

  1. hola chicos, aprovecho este espacio para decirles que son una pareja espectacular, me encanta el concepto de la pagina y aprendo mucho de sus tips.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *