DEDICA UN RATO CADA DÍA A AQUELLO QUE TE HAGA SENTIR BIEN

Creo que la clave para ser feliz está en encontrar un equilibrio en nuestra vida: un trabajo (a ser posible que nos llene), una pareja que nos complemente, nos respete y nos cuide, una relación sana y cercana con la familia y también una relación sana y cercana con el deporte y la alimentación saludable.

Al menos en mi caso, con el paso de los años he ido puliendo muchas cosas, he aprendido, he rectificado, he tomado decisiones, unas más acertadas que otras… Y a día de hoy puedo decir que no cambio por nada el estilo de vida que llevo y que no volvería atrás, todo lo vivido ha sido necesario para llegar a este punto pero, hoy por hoy, soy feliz tal cual. Acepto mi trabajo porque es el que yo decidí; emprender es duro pero tiene muchos momentos dulces que recompensan los quebraderos de cabeza diarios, acepto mi apariencia física; nunca en la vida he estado satisfecha ni contenta con mi físico, creo que es complicado que una mujer haga las paces consigo misma y no puedo decir que no me gustaría cambiar cosas, pero son solo pensamientos, aunque quisiera cambiar algo, soy como soy y me encuentro cómoda en este cuerpo, ¿por qué ahora y no antes? Porque he aprendido a cuidarme por dentro y por fuera y eso se refleja en nuestro aspecto y en nuestro estado de ánimo.

Y otra de las claves para ser felices es dedicar cada día un ratito de relax a algo que nos guste, que simplemente nos haga sentir bien. Puede que tú trabajo te guste y te dediques a lo que siempre has soñado, pero al fin y al cabo es tu trabajo y una obligación… Pero seguro que hay algún hobby o algún tema que te llama especialmente la atención, dedícale un rato cada día, simplemente por darte el placer y por aprender un poco más a cerca de algo que te gusta y te motiva. En mi caso es la decoración, soy una apasionada del estilo Escandinavo, en mi Pinterest tengo múltiples tablones en donde clasifico, únicamente por amor al arte, fotografías de espacios de inspiración nórdica, soy feliz viendo esas casas e imaginándome unos segundos en ellas, como si allí viviera.

Así que ya sabéis, vivid en paz con vosotros mismos, cuidadoros por dentro y por fuera, cuidad de vuestro entorno y dedicar tiempo a aquello que os haga sentir bien.

 Y para quienes compartáis la misma pasión que yo por la decoración os comparto este maravilloso apartamento sueco, porque soñar es gratis. 🙂

home1

home2 home3

home9 home4 home5 home6 home8

Fotografías vía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *