Snapchat: El ‘Carpe Diem’ de las Redes Sociales

snapchat1

¿Qué es Snapchat?

Snapchat es la app social más ‘in’ del momento. Parece algo de antes de ayer pero lo cierto es que nació en septiembre de 2011.

Sus usuarios son jovenzuelos de entre 13 y 23 años y estos teenegers lo han convertido en tal fenómeno social que incluso Facebook trató de comprarlo por 3.000 millones, pero fracasó en su intento.

Se envían al día más de 350 millones de imágenes al día (más que en Facebook) y ha causado furor a nivel mundial, es muy usada en Reino Unido, no tanto en nuestro país, por el momento…

Snapchat no es una Red Social, al menos no se usa de igual manera, se trata de una app móvil disponible para iOS y Android con la que podemos añadir contactos y enviarles mensajes en forma de fotografías y vídeos. ¿Cuál es el punto fuerte? Que estas fotos y vídeos se autodestruirán al cabo de segundos u horas. Después de leer esto, seguro que más de uno continuáis leyendo. 🙂

¿Cómo funciona?

Snapchat nos permite agregar contactos y enviar fotos o vídeos de manera individualizada o de manera pública, nosotros decidimos, si lo enviamos a ‘nuestra historia’, entonces el vídeo caducará a las 24 horas y se borrará de manera permanente, si lo enviamos a un usuario en concreto, nosotros decidimos cuándo queremos que se elimine, esto hace que sea más complicado realizar capturas del mismo. Además podemos agregar textos y emoticones a las imágenes y vídeos y pintar con nuestro dedo sobre la pantalla.

¿Por qué usar Snapchat?

Tenemos derecho a hacer cosas más ‘feas’

Estamos en esta sociedad sobre acostumbrados a buscar la perfección, a idealizar, a mostrar nuestra mejor versión, nuestros mejores momentos… Pero, no sé, al menos hablo por mi, en mi vida no todo es color de rosa… Tengo días de mierda, días buenos, cara con ojeras, días de guapo subido… Qué pasa? Que cuando se trata de inmortalizar momentos, obviamente todos queremos que se nos vea bien, nos gusta recordar nuestras vacaciones de una forma mágica… De hecho, nuestros abuelos almacenan recuerdos de hace décadas en cajas, nuestros padres archivan en álbumes desde nuestro nacimiento, nuestros primeros pasos, vacaciones, hasta cuando se nos caía un diente… Y a nuestra generación nos encanta capturar momentos casi de manera compulsiva, (esto hace muy difícil seleccionar qué material archivar y cuál no…) Y optamos por compartirlos al momento en Facebook, Pinterest o Instagram, pero no nos vale cualquier cosa, tiene que ser una foto cuidada, bonita, apetecible… Por eso Snapchat es interesante, porque nos permite compartir de manera inmediata sin preocuparnos tanto de la estética, se trata de cotidianidad, de cercanía, de inmediatez y no tanto de la belleza superficial (que no le quito importancia!).

La presión social que sufrimos es grande en cuanto a imagen se refiere, tratar de compartir siempre nuestra mejor versión no es tarea fácil, así que poder compartir nuestros momentos más imperfectos y que estos no se almacenen, porque no importa, porque los jóvenes de hoy en día practicamos más que nunca el ‘Carpe Diem’ es algo realmente atrayente.

De hecho, yo cada vez que acabo con el espacio de un disco duro o estreno un nuevo ordenador, suelo perder muchas de las imágenes que tenía guardadas y no es el fin del mundo, con esto quiero decir que nuestra generación no damos tanta importancia a almacenar recuerdos, nos gusta vivir el momento, disfrutar de la vida, sentir, emocionarnos y retener en nuestra memoria, porque mañana es probable que esté mejor peinada, mejor vestida y más inspirada para sacarme una foto mucho más chula que la de ayer. 🙂

Yo en Instagram me muevo entre los usuarios más fit o healthy, como querías verlo, aquí un 80% o 90% de las imágenes que subimos tienen que ver con la comida y las fotos de comida pueden ser puro arte si se hacen bien y se tratan con un buen par de filtros. Pero hay veces en donde la inspiración no nos acompaña y no podemos enseñar nuestras tortitas porque se rompieron en la sartén, pues bueno, podemos enseñarlas en vivo y en directo y a quien queramos a través de Snapchat.

instagram-alma-creativa

Instagram se nos queda corto

Yo por lo que veo en  el círculo en el que me muevo considero que Snapchat está siendo una extensión de nuestros perfiles de Instagram, lo conocí gracias a SaschaFitness, quien tiene un snapchat que parece realmente un reallity de televisión, pero a mi me encanta verla y escucharla, la verdad, igual que a mi instafriend @inmabas. 🙂 Creo que nuestra healthy comunidad ha sabido sacar partido a Snapchat y vincularlo de una manera muy acertada con Instagram, compartiendo contenidos relacionados de manera más extensa y algo que me encanta, poder poner voz y cara a mucha gente que seguía, simplemente porque me gustaban sus recetas, su estilo de vida… Es una manera de acercarte más a esas personas que ya te aportaban algo. Las fashion bloggers también se han sumado al fenómeno snapchat y ahora podemos verlas en movimiento y de una manera mucho más natural.

¿Moda pasajera?

No lo creo. Yo soy usuaria de redes sociales por ‘obligación’, por suerte además de ser mi trabajo es algo que me encanta, pero reconozco que he comenzado tarde en el mundillo, me hice Tuenti en tercero o cuarto de la uní y Facebook (como era más internacional) me lo abrí en mi último año de carrera, que estaba de Erasmus en Lisboa.

Con esto quiero decir que las generaciones más jóvenes, yo por desgracia ya no soy una jovenzuela porque rozo la treintena… Saben identificar mejor que nadie las tendencias emergentes que darán el pelotazo, no hay más que ver la multitud de canales youtube con jóvenes de 14 y 15 años que triunfan con miles y miles de suscriptores…  Así que, no sé si Snapchat triunfará o si tiene más o menos sentido sus uso que el de otras aplicaciones sociales, pero lo cierto es que, después de ver cómo la privacidad de Facebook entre otros canales ha quedado en entredicho, pues este último año hemos visto como la NSA, los hackers y la mitad de gobiernos del mundo acceden a nuestros datos todas las mañanas, mientras se lavan los dientes, como quien dice… La preocupación por la privacidad se ha vuelto un asunto muy serio. Y dado que Snapchat es efímero y nos permite compartir y no retener, a mi al menos ya me tiene ganada.

snapchat

Fuente: vía

2 comentarios en “Snapchat: El ‘Carpe Diem’ de las Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *