DIY Colaborador: una camiseta de miedo

¡Hola! Vamos con una nueva colaboradora. Muchas gracias a Natalia por su tiempo y por querer compartir con todas sus DIY. Tengo bastantes emails de nuevo de colaboradoras. Intentaré escribiros esta semana, ¿vale? ¡¡Gracias!!
 
Hola, soy Natalia, del blog Las Creaciones de Bea y Natalia, un espacio que dedicamos a la creatividad, DIYs, manualidades, cosas hechas por nosotras y también, cosas que nos inspiran e ideas que encontramos por la red. 
 
El DIY que os propongo es muy fácil, y cualquiera puede llevarlo a cabo; además, los materiales los tenemos en casa, así que, manos a la obra. Lo que vais a ver es un dibujo en una camiseta hecho con lejía. Mi propuesta es una calavera, tan de moda estas temporadas, pero después de ver cómo hacerlo, el dibujo es lo de menos, y las opciones son tantas como nuestra imaginación nos permita. 
balamoda DIY Materiales que vamos a utilizar: camiseta básica de color, plástico para proteger la espalda de la camiseta, guantes, lejía, esponja, tiza o marcador para la ropa, un poquito de celo; y para la plantilla, un folio, lápiz y tijeras. Primero hay que hacer el dibujo en el folio, y recórtalo. En este caso, he reservado los ojos, la nariz y la boca para más adelante. Preparamos la camiseta en una mesa, poniendo entre las dos partes un plástico para proteger la espalda de la misma.
 
balamoda DIY Con la tiza hay que dibujar el contorno de la calavera, y una vez acabado, se retira la platilla.
 
balamoda Para no decolorar los rasgos, con un poquito de celo, para que no se muevan, pegamos los recortes en su sitio y a decolorarla.
 
balamoda DIY Con los guantes para proteger la mano, tenemos que dar toquecitos con la esponja, no muy empapada de lejía. Lo ideal es que la esponja no contenga mucha cantidad de lejía, y si vemos que queremos la decoloración más intensa, repetimos. Más vale quedarse corta que pasarse.
 
balamoda Cuando hemos acabado de decolorar, es muy importante no retirar el plástico y dejar secar. Y cuando esté bien seca, retirar los recortes. Resultado final:
 
balamoda DIY Consejo: esperé a lavarla varios días, (asegurándome de que la lejía estuviera bien seca), para que desaparecieran las marcas de la tiza y el olor a lejía Ahora os toca a vosotras diseñaros una camiseta con dibujo propio.
 
¡Espero que os haya gustado! Un saludo, Natalia.
 
Ya sabéis que podéis seguir todas las actualizaciones de este blog en Bloglovin’ haciendo click en el botón de abajo. También os espero en B* a la Moda a diario.

bloglovin

39 comentarios en “DIY Colaborador: una camiseta de miedo

  1. Luna de Algodón de Luna

    dice:

    Sé de unos que se van a volver locos con tu Diy ,pero bien protegidos desde luego ¡¡¡

    Mi Pichu me ha hecho un Diy para andar por casa ¡¡¡

    Voy a conocer a la señora colaboradora

    Luna

    http://algodondeluna.blogspot.com.es/

  2. Una idea Genial Natalia! Sigo vuestro blog desde hace tiempo y me encanta, asi que animo a todos a que se hagan seguidoras de Creaciones de Bea y Natalia que está genial! Belén! Sigue sorprendiéndonos!!!!

  3. estupenda idea, habia visto la decoloración en vaqueros pero no me convencia nada, en cambio esta camiseta me ha enganchado.

  4. Muy interesante.
    En nuestro blog puedes encontrar manualidades, uñas veraniegas y mucho mas. Visitanos!
    lamochilademochilo.blogspot.com.es

  5. Gracias Emepé!
    Belén pide colaboradoras y tiene muchas!!! Asíq ya sabéis, aprovechad estas colaboración que mola! 🙂

  6. Ya estoy preparadisima para hacerme la mia !!!!!!!!… a ver como me sale !!!!!
    Besotes desde Buenos Aires

  7. Te ha quedado muy bien! Pero yo tengo una duda. ¿Cómo sabes antes de empezar a decolorar la camiseta de que color quedará? ¿Hay alguna manera de saberlo?

  8. A ciencia cierta no lo sé… pero seguro que el azul marino y el negro al decolorarlos se vuelven naranja, aunque si te pasa con la lejía, puede que llegue a blanco. Los colores suaves (rosita, celeste, amarillo…) tienden al blanco. Supongo que cuanto más oscuro sea el color, más le costará llegar al blanco. También es verdad, que cuanta más lejía uses, más dañarás el tejido.

    Espero haberte ayudado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *