Gafas con edad

¡Hola! El otro día os enseñaba las gafas de a-morir y, además de la de ideas frescas de DIY, nos sorprendía la edad de los modelos. No sé si estará de moda, pero el otro día me topé con estas gafas de Karen Walker y me llamó de nuevo mucho la atención la edad de las modelos. Curiosamente, todas estas campañas me inspiran modernidad. ¿Qué os inpiran a vosotras?

 photo Karen-Walker_zps4524a7d2.jpg

** Para más moda, no dejéis de pasaros por mi otro blog, B* a la Moda.
For more fashion, don’t miss my other blog, B* a la Moda.

9 comentarios en “Gafas con edad

  1. Me encanta esta trangresión. Y el cabello canoso. ¿por qué hay que esconderl como si nos avergonzáramos de él? Pero a la vez arriba el teñido si es una elección propia. Estos modelos son el contrapunto, el toque de atención a esta hipocresía social que por un lado se muestra abierta y tolerante con la diversidad y pero con frecuencia obra de manera totalmente contraria….¡Arriba la personalidad! A cualquier edad, con cualquier talla, se tenga la estatura que se tenga. Seamos nosotros mismos.

  2. Hola Belén! Soy una de tus grandes seguidoras y también trabajo en el mundo de la moda. Me ha llamado mucho la atención este post porque hace meses sigo a esas mujeres “con edad” a través de Ari Seth Cohen un blogero neoyorkino que recoge fotos de ellas y que este año saca un documental (“advanced style”) que es la pera! . Te recomiendo que veas este trailer porque da para muchos DIY de inspiración.http://www.youtube.com/watch?v=nWKTfqivbRQ. Gracias por tus post porque muchos son geniales.

  3. Yo amo a esas señoras estilosas,pero no me gustan ese tipo de gafas,pero los turbantes y su elegancia,me vuelve loca la verdad

    y esos pantalones anchazos,palazzo,monos,…… tienen un arte inigualable

    Luna

  4. Asumir la edad es más bonito que camuflarla, en mi opinión!

  5. guao! me gusta que se usen modelos algo grandes en edad, esto nos proyecta como somos cada una con una personalidad distinta y porque no hermosa y asta permitirnos un poco de extravagancia.
    Gracias, Belén por tu blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *