Yo también quiero un Vuitton

Después de varios meses de espera, tras saber que Louis Vuitton había fichado a Nicolas Ghesquière, por fin pudimos ver en febrero su primera colección para la firma francesa. Como nos imaginábamos, nada más ver el desfile nos enamoramos de todas y cada una de las prendas. Vestidos de inspiración sixties, un uso magistral de la piel y complementos por los que mataríamos. Estaba claro que estas propuestas iban a servir de inspiración para los gigantes del street fashion, como Zara o Mango.

Cuando empezamos a estudiar la nueva colección de Mango nos cruzamos con esta falda y como no, la metimos directamente en nuestra cesta de la compra. No es que no nos guste la de Vuitton pero los 35 euros que cuesta el clon nos han convencido para pecar. Es una prenda muy versátil a la que sacaremos partido durante toda la temporada ¿Y tú? Con cuál de las dos te quedas?

vuitton-copia-mango

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *