Los “cloud eggs” son la nueva obsesión para los amantes del “brunch”

Los huevos benedictinos tienen competencia

Si eres asiduo a ciertas cuentas de Instagram de temática foodie, habrás notado que últimamente hay un plato estrella que está inundando las redes sociales de los amantes del brunch y los almuerzos tardíos. Los “cloud eggs” han desbancado a los huevos fritos tradicionales y lo que es más sorprendente, a los deliciosos y demandados huevos benedictinos, la joya de la corona de muchos de los restaurantes que ofrecen propuestas de brunch. Los “cloud eggs” se denominan así por el aspecto de nube que tiene la clara al cocinarla (de ahí su nombre en inglés)  y aunque no lo creas son más fáciles de hacer de lo que parece a simple vista. Además, puedes combinarlo con casi cualquier alimento: mezclados con ensaladas, con patatas, o sobre pan tostado, los cloud eggs no tienen tantas calorías como el huevo frito tradicional ya que no es necesario freírlo. Te contamos el paso a paso para cocinarlo en casa.

Cómo hacer los “cloud eggs”

1. Separa la yema de las claras

2. Bate la clara del huevo para lograr el aspecto de nube. Si quieres puedes añadir otros ingredientes como queso, jamón, verdura…

3. Deposita la clara batida en un recipiente con forma de nube, dejando un pequeño agujero en el centro para situar ahí la yema.

4. Cocina la clara en el horno a una temperatura de 230º durante cinco a ocho minutos.

5. A continuación, coloca la yema en el centro de la clara y vuelve a calentarlo en el hornos durante tres minutos antes de servirlo.

6. Como toque final, añade sal, pimienta, queso o cualquier topping que quieras añadir.

 

For my NONvegan hunny bunny #cloudeggs

Una publicación compartida de Emily Evans (@emilyveganevans) el

 

#cloudeggs

Una publicación compartida de Jennifer Chadwick (@jenchad76) el

Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *