La Bella y la Bestia inspira lo último de Asics