Puesta a punto

Jueves, agosto 25, 2011

Cada año, después del verano (y también después de navidad) preparo una estrategia de acción contra esos kilitos de más que se han instalado en sitios no deseados por culpa de las cervecitas, aceitunas, patatas y helados de las vacaciones.

 

Después de días de relax en la playa, en los que sólo comes patatas de bolsa y bocadillos de tortilla, después de días tumbadas en la arena sin mover más que lo necesario para alcanzar el bronceador, algo hay que hacer.

 

 

Y como septiembre, es un mes de comienzos, nada mejor que plantearse empezar a cuidarse (esta vez para siempre, ejem) justo ahora que empieza el curso.



Paso 1. Dieta de acción. 

Siempre comienzo mi planning con unos días de dieta estricta. ¿Qué hago?

Para desayunar, fruta. A media mañana, más fruta.

 

 

Para comer siempre ensalada. Algunos días la acompaño de un poco de arroz blanco y otros de legumbres pero siempre ensalada.

 

 

Las proteínas las dejo para la cena. Si tengo ganas de cocinar me preparo merluza aliñada con hiervas y limón al horno o filetitos muy finos de ternera a la plancha y si no, siempre acudo al jamón cocido o pavo. El lomo y jamón serrano también están permitidos.

 

 

Para acompañar, mucha agua. 

 

 

Este ritmo (con el que se pasa mucha hambre) lo llevo durante una semana. Así depuro mi cuerpo y lo preparo para comenzar con unos hábitos saludables.

 

Paso 2. Control.

Después mi truco es, comer muy sano entre semana. Ensaladas, arroces, pollo, fruta y nada de azúcar, dulces, fritos… y durante el fin de semana, para eso de animar un poco la cosa, me permito algún que otro caprichito culinario.

 

Paso 3. Deporte.

Todo esto no serviría de nada si no lo acompaño con algo de deporte. Ya me he apuntado en el gimnasio y he empezado mi combinación preferida. Media hora de cardio y un ratito para fotalecer músculos. Esta vez quiero atreverme con el aquagym…

 

 

Y vosotras, ¿qué hacéis para poner vuestro cuerpo a punto después de las vacaciones?

¿Magia o realidad?

Jueves, agosto 11, 2011

Holaaa chicas, ¿qué tal van esas vacaciones? Imagino que bien para algunas y mal para las que estemos en la oficina trabajando ;) Pero bueno, siempre hay alguna recompensa :D

 

Hoy vengo a contaros unos sencillos trucos de belleza, rápidos y muy practicos en época de crisis ;)

 

 

S.O.S barra de labios: Si te has quedado sin esa barra de labios que tanto te gusta o simplemente, quieres darle un toque de color a tus labios y no llevas barra de labios con color, prueba un sencillo truco: mezcla vaselina con colorete. El resultado es inmejorable :D

 

S.O.S máscara de pestañas: ¿Eres de esas que acumula máscaras de pestañas secas? Pues si no las has tirado hasta ahora, ¡no lo hagas! Prueba a meter una gotita de aceite dentro del tubo y mueve ligeramente el botecito (como si agitaras un cóctel). La máscara volverá a pintar como el primer día ;)

 

 

Y vosotras, ¿tenéis algún truco de belleza que podamos usar entre todas? :D

Muchos besitosss de colores.

 

Fdo: Alexa.

¡Al rico zumo!

Lunes, agosto 1, 2011

 

 

Seguro que much@s estáis disfrutando ya de unas merecidas vacaciones, ¿no? A mi me queda poco y ya estoy preparando mi lista de recetas irresistibles para el verano que sólo hago cuando estoy de relax, con tiempo.

 

El zumo que hoy os propongo es ideal para los calurosos días de verano y además de ser ultra refrescante, tiene unos efectos hidratantes para la piel magníficos. Vamos, que un par de vasos de este zumo a la semana son mejor que cualquier hidratante diaría (no por dios, no dejéis jamás de usar vuestra crema cada día :P )

 

La receta es muy sencilla, 3 fresas, una pera (yo normalmente utilizo las de agua, que son más ricas en agua y además tienen un sabor más dulce) y una naranja. Yo a veces le echo un vaso de agua pero también podéis tomarlo sin, que queda más espeso pero también más sabroso.

 

Exprimís la naranja y sacáis toda la pulpa que tiene (para los tiquismiquis podéis hacérlo sólo con el zumito…) , troceáis el resto de frutas

y directo a la licuadora. 

 

mmmmmmmmmmmmmmm ¡Irresistible! ¿no?