exfoliante de cuerpo casero

 Por fin hace más calor y poco a poco nos vamos deshaciendo de nuestros abrigos y jerseys  y eseñamos más los brazos, las piernas… Por eso es importante tener el cuerpo preparado para el sol, así podemos coger también más deprisa el morenito 😉

 

Para ello, os voy a dar una receta de un exfoliante casero para el cuerpo. Es muy sencillo de hacer, muy barato y los resultados son visibles ¡Os encantará! 

 

Los exfoliantes son una buena rutina de belleza que podéis hacer una o dos veces a la semana, os ayudará a remover las células muertas, a tener una piel más suave e hidratada. 

 

Lo mejor es que os lo apliquéis con las manos en la ducha justo al final. Empezad por los pies e id subiendo hasta el pecho con movimientos circulares y ascendentes, hacia el corazón. Una vez lleguéis al pecho levantad un brazo y aplicad el exfoliante en movimientos circulares pero descendentes en dirección al corazón. Lo mismo con el otro brazo. Haciéndolo de esta manera activaréis la circulación. Y, si os atrevéis, acabad con una ducha de agua fría. 

 

 

La base de la receta es: azúcar moreno (mejor sin refinar) y aceite de oliva (la cantidad dependerá de cómo queráis que sea la textura del exfoliante, yo suelo ponerle un par de cucharadas de azúcar moreno y unas 6-7 de aceite de oliva). A esta mezcla podéis añadirle un poco de canela (si tenéis algún que otro granito), un poquito de limón, miel o algún aceite esencial (a mí me encanta añadirle un par de gotitas de aceite esencial de lavanda para dormir como un bebé). Removedlo todo bien y ¡ya está listo para usar!

 

¿Tenéis alguna receta casera de belleza?

2 comentarios en “exfoliante de cuerpo casero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *