trucos para una manicura perfecta

 Todas sabemos cómo hacernos la manicura pero os voy a dar unos truquitos para que vuestras uñas queden todavía más perfectas.

 

 

 Para empezar, cuando os quitéis el esmalte colocad el algodón empapado unos segundos sobre la uña y, a continuación, pasadlo haciendo círculos desde la cutícula hacia la uña. Si os quedase algún resto debajo de las uñas utilizad un bastoncillo empapado en quitaesmalte o ayudaros de un palo de naranjo. Un truquito cómodo y rápido es utilizar los quitaesmaltes que vienen con una esponja empapada en el producto (en Mercadona encontrarás uno o en Bourjois tienen el Quitaesmalte Milagroso 1 Segundo).

 

 Es importante que os liméis las uñas con una lima de cartón, siguiendo su forma y siempre en la misma dirección (de fuera hacia dentro), de esta manera crecerán más fuertes y no se astillarán. 

 

 El siguiente paso son las cutículas. Primero aplicad un poco de aceite o de vaselina en las uñas dando un ligero masaje circular y retirad las cutículas con un palo de naranjo. Es preferible que no os las cortéis porque de esta manera evitaréis que os salgan padrastros. Después aplicad una crema anticutículas (por ejemplo el de Astor o el de Beter), un máximo de 3 minutos, y retiradla con agua. Esto hará que la cutícula se desprenda sola.

 

 Ahora ya podéis pintaros las uñas. Hay muchísimas opciones para hacerlo: la manicura francesa, todas las uñas del mismo color (se lleva mucho llevar las uñas de los pies y de las manos del mismo color), algún tipo de dibujo (puedéis encontrar de todo en internet para inspiraros) o pintaros ocho uñas del mismo color y las dos restantes en un tono distinto.

 Los colores estrella de esta temporada son el verde agua, el azul celeste, el magenta, el melocotón y el rosa chicle (como los de Essie en la imagen). Aunque podéis quedaros con los clásicos: el rojo y el negro. Un buen truco antes de pintároslas es que os apliquéis una base transparente (puede ser uno fortificante, engrosador o protector) para que así, cuando os quitéis el esmalte, vuestras uñas no tengan el mismo color que el pintauñas (si os pasase, existen en el mercado pintauñas blanqueantes).

 

 Otro truco para que se seque antes es utilizar un esmalte de secado rápido (como los de Essence o de Bourjois) o un top coat que seque las uñas. Si no lo tuvieseis, un minuto después de aplicar el esmalte podéis sumergir vuestras manos en agua muy fría o, si os atrevéis, podéis meter las manos dentro del congelador.

 

 También podéis aplicar un top coat en la opción que elijáis, o para que os de más brillo o para matificar el color (en Kiko encontraréis ambas y las podéis mezclar y crear texturas en la uña, una parte en mate y la otra con brillo).

 

 ¡Vosotras eligís!

 

 

 

 

 ¿Tenéis algún truco de manicura?

 

¡Feliz comienzo de semana!

Un comentario en “trucos para una manicura perfecta

  1. Nos ha encantado esta entrada!! Los consejos son muy buenos, igual que los productos que recomendais. Lo único en que no estamos de acuerdo es en lo de sumergir la manicura en agua o en el congelador. El frío no hará que el esmalte se evapore antes, lo hace el oxigeno del aire. Con lo cual un secador del pelo en modo frío es lo mejor que puedes usar si no tienes a mano un secador específico.

    ♥ nailistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *