De dulce…

Hola!!! Cómo va este –nuestro– día? Espero que muy muy bien!

Quería proponeros que aunque seamos unas Beauty Adictas 🙂 y tengamos que ‘mantener el tipo’… un día es un día, y más hoy: día de la mujer!

Os voy a dar una selección de pastelerías y sus maravillas…

Mama Framboise. Este negocio parece una pastelería francesa con dulces expuestos en vitrinas y un interiorismo precioso. Situado en el madrileño barrio de Las Salesas, Mama Framboise opta por un formato de alta pastelería más o menos asequible. No hay precios prohibitivos para especialidades como los cruasanes, la estupenda caracola con nueces y pasas, su ‘pain au chocolat’ o los ‘macarons’. El local combina comercio con una sala con mesas y sillas donde se puede desayunar, comer o merendar. Fernando VI; 23. Madrid. Tel. 91 391 43 64.  www.mamaframboise.com

Totel. Es la pastelería de Paco Torreblanco, el autor de la tarta nupcial del Príncipe Felipe y la Princesa Letizia. Dicen que sus creaciones son arte dulce en miniatura. Este pastelero y su hijo Jacob son artesanos de la repostería y autores de algunos de los postres más vanguardistas del mundo. Su producto estrella es el ‘panettone’, considerado uno de los mejores de España, los ‘macarons’ y, por supuesto, sus pequeñas joyas dulces. Avenida José Martínez González, 103. Elda (Alicante). Tel. 965 388 224 www.torreblanca.net

Escribà. En su web dicen: ‘No sólo hacemos pasteles, creamos ilusiones’. Compaginan la pastelería clásica con una oferta súper creativa que lleva la firma de este original pastelero, amigo de Ferran Adrià. Escribà elabora espectaculares tartas customizadas para sus clientes y fue el autor de la tarta de despedida de el Bulli el día de su cierre: un gran buldog dulce. En sus puntos de venta de Barcelona, puedes sentarte a desayunar o merendar. Su hojaldrado cruasán se encuentra ‘catalogado’ entre los mejores de España. Además, no hay perderse algunos de sus chocolates envasados, como el de menta, que formaban parte en los últimos años de la ‘traca final’ del menú de el Bulli: la mítica caja de chocolates. Gran Vía, 546. Barcelona. Tel. 93 454 75 35 www.escriba.es

Hofmann. La chef Mey Hoffman tiene un restaurante, una escuela y esta coqueta pastelería donde se puede encontrar bollería, ‘macarons’, unos ricos helados y unas curiosas ‘sardinas’ de chocolate y praliné. Uno de los indudables puntos fuertes de la pastelería Hoffman son los cruasanes. Flassaders, 44. Barcelona. Tel. 93 268 82 21 http://www.hofmann-bcn.com/sp/pasteler-a-hofmann.html

Farga. Es un clásico de Barcelona abierto en 1957 por Jesús Farga, imprescindible no sólo para probar sus dulces, sino también para comprar productos ‘delicatessen’ y probar la cocina de su restaurante. Es una de las pastelerías con más solera de la ciudad. Repostería selecta, bombones artesanos, bollería para chuparse los dedos, pastas de té, pasteles de hojaldre… No te pierdas la sección gourmet: la mejor selección de jamones, quesos, foie, caviar, además de sabrosos sandwiches y pequeños bocadillos, embutidos de altísima calidad y siempre con un amable trato de un personal que sabe replicar muy bien el oficio del pequeño comercio. Diagonal, 391. Barcelona. Tel. 93 416 01 12Tel. 93 416 01 12: www.fargabarcelona.com/

Otaegui. Es la decana de las actuales pastelerías donostiarras, manteniendo abiertas sus puertas desde 1886, un enclave pastelero imprescindible para los ‘foodies’ donostiarras. En Otaegui, con cinco puntos de venta en San Sebastián, podrás encontrar una refinada pastelería y bombonería de corte clásico pero adaptada en estética y recetario a los tiempos actuales. Sobre todo, no hay que perderse sus dos imprescindibles: el cruasán y la panchineta. Narrica, 15. San Sebastián.Tel. 943 42 56 06: www.pasteleriaotaegui.com

El Horno de San Onofre. Tiene siete tiendas en Madrid, ciudad de cuya historia forma parte. En 1972, abrió el primer horno, al que siguió una tahona. Aquí encontrarás una pastelería tradicional. Ofrecen hasta 800 variedades distintas de pan, desde los más tradicionales (candeales, molletes o panes de centeno), hasta los franceses, panes de Viena o alemanes de múltiples semillas. Además de todos los dulces habidos y por haber, Horno San Onofre ofrece cada vez más productos, incluyendo un selecto servicio de catering que prepara todo tipo de eventos para particulares y empresas. Son especialmente famosos sus roscones de reyes. En El Mercado de San Miguel, El Horno de San Onofre tiene un puesto donde, además de su repostería, podrás conocer su oferta de caramelos. c/ San Onofre, 3. Madrid.  www.hsonofre.com

Espero que os haya gustado 😉

Besos!!

NGR

Un comentario en “De dulce…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *