Pistolas perfumadas

la foto 1

Estaréis de acuerdo conmigo que hace un día para quedarse en casita, debajo de una manta, viendo una peli, jugando a algo…

la foto 4

la foto 2

¡Ojalá fuera posible! Si conseguimos quedarnos (hoy too late, pero mañana lo intentamos ;-)) nada mejor que crear NUESTRO mundo privado, con NUESTROS aromas.

A diferencia de las velas que van acumulando el aroma en la habitación hasta que las apagas, los sprays de los que os voy a hablar hoy funcionan como perfumes, pueden transformar un ambiente en un instante y su fragancia se evapora lentamente.

El último lanzamiento de Frédéric Malle Editions de Parfums en la familia de aromas para el hogar son las Scent Guns, unas pistolas ambientadoras diseñadas inicialmente para perfumar hoteles y espacios grandes. Pero a Frédéric Malle le gustaron tanto que comenzó a utilizarlas en su casa, a elegir las mejores fragancias y a rectificar sus concentraciones para adecuarlas a este nuevo medio.

Frederic-Malle-Perfume-Gun

Como veis, los frascos aunque contienen preciosas fragancias, bonitos bonitos no son. El diseño de las botellas de Scent Guns está inspirado en aerosoles industriales. Se pueden usar para ocasiones especiales o a diario para, siguiendo la filosofía de Frédéric Malle, embellecer la vida sin ser invasivo.

Basta con girar la boquilla hasta la posición “Spray” y apretar el gatillo tantas veces como quieras para crear tu propia atmósfera. Podemos vaporizar con ellos una habitación o simplemente las cortinas. Son cinco aromas (el nombre del creador de cada perfume aparece en la pistola):

*Jurassic Flower: La magnolia tiene un aroma único en su género: su faceta aromática próxima a la lavanda, su frescor que nos recuerda a los cítricos y la dulzura de las frutas como melocotones y albaricoques.

*Russian Nights: Compuesto de nuez moscada, canela, iris y sándalo. Russian Nights tiene un acorde simple y rico a la vez como las largas noches polares.

*Rosa Rugosa: El olor de los rosales silvestres que crecen contra el viento en la costa atlántica.

* 1er Mai: La reproducción más fiel del aroma de un racimo de Lirios escondidos a la sombra de los arbustos. 

*Café Society: El olor efímero de la sala de estar unos minutos después del final de una cena parisina cuando los invitados la acaban de dejar. Un recuerdo, un momento inmaterial, sensual y frágil, casi humano.

Cuestan 100 € y los podéis comprar aquí.

Preparadas… listas… ¡YA! ¡¡A disparar!!

la foto 2'

 Un beso muy fuerte y vamos a por el miércoles!

NGR 

2 comentarios en “Pistolas perfumadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *