Si me necesitas, silba

Ayer Robin Williams y hoy nos deja una de las últimas divas de la edad de Oro de Hollywood: Lauren Bacall. Y he decidido dedicarle hoy nuestro pequeño post porque fue una de las actrices más bellas y con más talento de todos los tiempos, una auténtica femme fatale.

Tenía unos ojos brillantes e insinuantes, una media melena con ondas marcadas, unas cejas perfectamente definidas, una boca perfecta y una elegancia innata. 

lauren bacall

Cuando se conocieron durante el rodaje de ‘Tener o no tener’ Lauren Bacall volvió loco a Humphrey Bogart. Fue un auténtico flechazo. En esa primera película juntos Lauren le decía: 

‘Conmigo no tienes que fingir. No tienes que decir nada. Si me necesitas, silba. ¿Sabes silbar, no? Juntas los labios y soplas‘.

El día de su boda Bogart le regaló un silbato de oro, con una frase grabada al dorso: ‘Si me necesitas, silba‘. Cuentan que cuando el actor falleció, Lauren Bacall dejó el silbato en el ataúd de su esposo. 

Aunque años después se casó de nuevo, siempre sería la viuda de Bogart. Una de esas parejas irrepetibles

lauren-bacall

Dicen que siempre hizo lo que quiso. De sus películas me quedo con su vis cómica (aunque era más normal verla en papeles dramáticos y de cine negro): ‘Cómo casarse con un millonario’ con Marilyn Monroe y Betty Grable o ‘Mi desconfiada esposa’ con Gregory Peck. 

como casarse con un millonario

¿Tenía o no una belleza y estilo atemporales.?

lauren-bacall

lauren bacall

 Besos!

NGR 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *