Black Opium

No tomo café. Solo lo he tomadoy en grandes cantidades, alguna noche en vela estudiando. Y la verdad es que en esa época (ahora gracias a mis tés me da un poco más igual) me hubiera encantado que me gustara. Ese típico día que no había clase a primera hora y lo que apetecía era algo calentito que entonara el cuerpo… la coca cola como que no cumplía esa función.

Pero aunque no me guste su sabor, su olor si. Y mucho. El aroma del café recién hecho despierta los sentidos sin necesidad de consumirlo. Basta con olerlo.

Y por eso estaba segura de que el nuevo Black Opium de Yves Saint Laurent me iba a encantar. Ese misterioso envase negro con acabado glitter (y con una ventanilla a través de la cual se puede ver el líquido adictivo) estaba predestinado también a ‘despertar mis sentidos’ ;-).

Había logrado pasar ** años de vida sin ser adicta al café… hasta ahora. Tan solo tuve que seguir el ritual Black Opium para dejarme seducir y notar el chute de adrenalina: 

Abrir el estuche. Tocar el frasco. Inhalar el elixir. 

black opium

pinterest

Este primer café floral es tan adictivo como el primer sorbo de cafeína y tan vivo y luminoso como un bouquet de flores blancas. Una fragancia que marca una ruptura con la composición de los perfumes clásicos. 

Para lograrlo Yves Saint Laurent reunió a cuatro maestros de la perfumería y cada uno de ellos se encargó de un acorde: Nathalie Lorson creó la nota de café intenso, con una concentración que nunca se había empleado en una fragancia femenina; Marie Salamagne imaginó el acorde más enérgico en torno a las notas de pera crujientes y el toque vibrante de la baya rosa; Olivier Cresp se concentró en el carácter más adictivo de la fragancia y Honorine Blanc, propuso un magnífico bouquet de flores blancas.  

La primera mujer Opium nació en 1977 y era una mujer muy especial, elegante y distinguida. Jerry Hall, imagen de su primera campaña, en esencia pura. 

opium

opium

La mujer Black Opium 2014 sigue siendo tan informal y decidida como antes, pero ahora con un toque rockero, sin perder sensualidad ni feminidad. Traviesa y seria al mismo tiempo, vive su vida tal y como desea, siempre en la cresta de la ola. Con pasión y dejándose guiar por el destino. Impulsiva, no da tregua ni acepta compromisos. Y no puede irle mejor. Siempre más lejos, sin tener nunca suficiente.

Black Opium es el pase a un backstage, la entrada VIP a una fiesta privada. 

blackopium

black opium

Y para representar a todas esas mujeres Black Opium, Yves Saint Laurent ha pensado en Edie Campbell, y la ha convertido en la nueva musa de Black Opium.

Con su pelo corto y negro azabache, su aspecto de estrella del rock y su enigmática belleza encarna a la perfección la imagen de la mujer Black OpiumEsta famosa modelo londinense, portada en las principales revistas, fue elegida Modelo del Año en 2013 y suele estar presente en las pasarelas de las grandes capitales de la moda.  

black opium

Aviso a navegantes: La única pega de esta fragancia es lo que os decía, que es terriblemente adictiva. Lo mismo después no consigáis poneros en marcha sin este otro chute de café.

Besitos!

NGR

Un comentario en “Black Opium

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *