Si culo veo…

Culo quiero!

vela

Porque si, porque somos celosillas por naturaleza 😉 y porque no nos engañemos, un culo bonito es el objeto de deseo de muchas mujeres. 

Si existe alguna zona que reúna los tres caballos de batalla de la silueta, son los glúteos, que suelen verse afectados por grasa localizada, celulitis y/o flacidez.  Pues la buena noticia es que me dicen que aún estamos a tiempo de enseñar un “cachete” redondo, firme y respingón este verano gracias al VelaShape III de Syneron Candela, cuya tecnología es la única solución para lucir en poco tiempo un trasero sin celulitis, grasa localizada o flacidez. Su combinación única de infrarrojos, radiofrecuencia y vacumterapia lo consigue en tiempo récord, sin pasar por el quirófano.

VelaShape III de Syneron Candela combate los tres problemas de los que os hablaba a la vez, gracias a la tecnología patentada elós, la única que combina infrarrojos para la destrucción de la grasa, radiofrecuencia bipolar para reafirmar y vacumterapia para el masaje, en un mismo cabezal.

El VelaShape III deposita energía a una profundidad previamente elegida por el médico, según las características de cada tejido. La reducción del panículo adiposo sin riesgo de flacidez es posible gracias a su potente radiofrecuencia, que convierte al VelaShape III de Syneron Candela en el equipo idóneo para aquellos casos en los que la liposucción no está indicada o es rechazada por el paciente.

Principales problemas a los que nos enfrentamos en la retaguardia

1-La grasa: Distinta a la grasa visceral, la de los glúteos es una grasa localizada, típicamente subcutánea, que deforma los flancos en forma de pistoleras y tiende a caer con el paso de los años. Con el VelaShape III de Syneron Candela se puede eliminar sin pasar por el quirófano gracias a sus potentes infrarrojos, que destruyen los adipocitos por calentamiento, de forma selectiva y sin afectar a estructuras vecinas.

2-La celulitis: Nódulos grasos aumentados, que entorpecen la circulación sanguínea y linfática, producen un encharcamiento tóxico del tejido, que se inflama y esclerosa. La piel de naranja es el reflejo de la grasa que protubera y de los haces fibrosos que tiran hacia dentro, sin elasticidad. La destrucción de este panículo adiposo localizado y la evacuación de las toxinas sólo es posible con una aparatología como el VelaShape III, que además de infrarrojos, cuenta con vacumterapia para el masaje.

3-La flacidez: Empeora la percepción de la grasa localizada y la celulitis, porque la piel deja de ejercer como muro de contención contra el volumen y los nódulos grasos aumentados, respectivamente. La falta de firmeza cutánea permite que estos nódulos protuberen, creando un antiestético bajo-relieve (piel de naranja). Si además se le suma el bajo tono muscular de una vida sedentaria, la estructura glútea se afloja y desciende, sin más remedio que la intervención de un sistema con radiofrecuencia bipolar como la del VelaShape III, que estimula la neocolagéneis por calentamiento selectivo a nivel de la dermis.

vela

¿Os animáis? Aquí podréis encontrar vuestro centro más cercano. 

Un beso!

NGR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *