El primer cepillo inteligente

¡Buenos días! ¡Primer post de 2017! Después de una buena jartá de roscón y demás consigo ponerme delante del ordenador para escribir. ¡Lo echaba de menos!

Y empiezo despacito (como diría Sabina las prisas no son buenas) pues el producto en cuestión, en principio no saldrá hasta mediados de este nuevo año, pero ya se habla de él y por eso vosotras merecéis conocerlo 😉 . Kérastase se une a Withings para crear el primer cepillo inteligente que rastrea e indica la calidad de nuestro cabello. Junto a una app móvil, este dispositivo nos proporcionará información y recomendaciones de productos a medida para mejorar el cuidado del cabello.

kerastase

Detrás de su diseño clásico se esconde un verdadero gadget! Alta tecnología capaz de:

kerastase

1) medir la presión ejercida sobre el cuero cabelludo durante el cepillado gracias a un acelerómetro y un giroscopio que envían vibraciones si este es demasiado fuerte o dañino. Un cepillado con más fuerza de la debida causa daños, desde rotura a puntas abiertas.

2) contar el número de pasadas (a esto no le encuentro mucha utilidad pero lo hace y lo diremos, les habrá costado lograr esa función y que menos que decirlo 😂). 

3) cuenta con sensores de conductividad que distinguen entre pelo mojado y seco para asegurarse de hacer la lectura correcta.

Pero eso no es todo… al llevar micrófono, el Kérastase Hair Coach indica el estado de salud de nuestro cabello simplemente a través del sonido generado durante el cepillado, detectando el encrespamiento, la sequedad, los extremos partidos y la rotura. 

kerastase

Después, cada uno de los sensores transfiere automáticamente los datos del usuario a una aplicación móvil especialmente diseñada a través de Wi-Fi o Bluetooth. La aplicación tiene en cuenta las condiciones climáticas como la humedad, radiación ultravioleta o la temperatura, antes de proporcionar la puntuación de calidad al cabello, los consejos personalizados y las recomendaciones de productos. 

 De momento lo que os decía, habrá que esperar unos meses, pero no tiene mala pinta ¿no?

¡Un beso!

NGR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *