Calista one summer party 2017

Como cada año, Sandra San Segundo nos invitó a celebrar a su lado la llegada del verano con la fiesta Calista One Summer Party 2017 al aire donde hasta el más mínimo detalle estaba cuidado.

A pesar de que la agenda pre-verano está a tope (todo el mundo quiere dejar los deberes hechos antes de desaparecer en agosto), nunca me pierdo las fiestas de verano de Sandra San Segundo no solo por el cariño que le tengo sino porque son la cita perfecta para disfrutar de la compañía de todos los amigos que este blog trajo consigo.

Este año, llegaba puntual la invitación a la fiesta (caligrafiada por Weddink) y prometía estar amenizada por Mickey Pavón, así que no podía faltar.

En esta edición, Calista One escogió como localización (asesorada por De Place en Place) una impresionante casa situada en La Moraleja que la wedding planner Indira Anzola de D-Pleis decoró a las mil maravillas.

Nada más llegar, un precioso rincón a modo de photocall decorado por Memorias del Ayer nos esperaba repleto de pamelas y canotiers de David Christian, justo al lado del puesto de fragancias de 4711 y del puesto de gafas de sol de Flamingo.

Todos ataviados en verde y rosa (yo hice lo que pude -ver foto de portada- que no me sobra la ropa que me puedo poner embarazada) disfrutamos de una cena tipo cóctel en la que pudimos degustar las creaciones de Inés&Co, Catering Villa Real, Gratia Catering, Catering Isensi y las tortillas individuales de La Bonnotte Catering cuyo éxito fue indiscutible. De postre nos pusimos las botas con The Sweestest Lab y Virginia Fairy Cakes. No faltaron los cócteles de June, el agua de Auara y los brindis con champán (¡solo mojar los labios!) de Moët & Chandon, que se podía coger de cestas de picnic llenas de flores de Vincapervinca.

En el centro de la fiesta se situó “La Embajada del Verano”. Un magnífico escenario con dos grandes tipis y una zona de sofás y cojines, diseñados y fabricados por Trastología, que parecía encontrarse en medio de un jardín secreto con un lago, gracias a la pared de cañas de bambú y a la transformación de la piscina con plantas flotantes sobre un agua teñida de verde, de las que se encargó Vincapervinca. “Un lugar donde sopla el viento y los pájaros cantan. Que huele a hierba recién cortada y a flores. Donde sonreír es inevitable y celebrar: una rutina. Donde el sol se mira en el agua y las nubes sueñan con estar.” – Emma Baizán.

Una explosión de color rosa y verde de grandes cantidades de peonias de distintos colores, claveles, hortensias, menta que colocó La Sastrería de las Flores en jarrones esmaltados en verde, de cristal labrado y cestones de flores para dar un toque campestre bajo finos manteles, decoraban las mesas.

Indira de D-Pleis decoró una mesa llena de menaje con platos y cuencos de Iuka, cubiertos de madera y servilletas de rayas y cuadros vichy elaboradas para la ocasión por Mantelroom, para que los invitados pudieran servirse la comida que deseasen de cada uno de los rincones.

La quinta edición de la #calistaonesummerparty, la primera en celebrarse de noche, se convirtió en un marco mágico iluminado por velas y guirnaldas de bombillas de Trastología. Una noche que Bossanova Weddings y Muy Muy Felices se encargaron de inmortalizar para que vosotros también pudierais disfrutarla.

¡Gracias Sandra por contar conmigo un año más para tu Calista One Summer Party 2017!

Un besote enorme, Ana.

Related posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *