El smoking también es para los novios

Hoy en el blog os muestro cómo darle una vuelta a vuestro estilismo de novio apostando por una pieza que quizá no teníais pensada para el día vuestra boda, el smoking. Cuando acabéis de leer este post quizá os atreváis también a apostar por él.

Aunque tradicionalmente haya sido el chaqué la pieza indiscutible que lucía el novio, hoy en día este traje tiene que convivir junto al smoking como código de vestimenta. Estoy segura de que si echáis la vista atrás, recordáis que en varias de las últimas bodas a las que habéis asistido durante los últimos años el smoking ha ido haciéndose un hueco en muchas de ellas, ganando un gran protagonismo.

Cuando hablamos de smoking, solemos imaginarnos el clásico tuxedo negro al que asociamos con eventos y fiestas de otras características. O incluso recordamos aquellas películas antiguas en las que aparecían los caballeros fumando y los que le dieron el nombre a este traje.

Sin embargo, las tendencias también han hecho mella en esta prenda y nos sorprenderíamos de la infinidad de posibilidades que existen a la hora de vestirlo. ¡Y más aún para llevarlo el día de la boda! Pero recordad, que por protocolo esta prenda únicamente está permitida en las bodas de tarde noche.

Es por ello, por lo que TomBlack da un paso más allá y quiere inspirar a los que apuesten por vestirlo en un día tan especial. Su propuesta es sencilla y perfecta al mismo tiempo: un smoking cargado de detalles. Y ellos, expertos en el cuidado de los mismos, nos vuelven a sorprender.

Comenzamos con el color que predomina en el smoking, el azul klein. Un color con mucha presencia, muy llamativo y sobre todo elegante. Salimos así del eterno negro y llenamos de color el día señalado.

Las primeras pinceladas, con las que se anticipa ya el estilo del que lo lleva, se encuentran en la camisa blanca que se usa en este conjunto. Sobre la misma, los botones en azul marino y las iniciales en los puños hacen ya el contraste perfecto.

El pantalón, que a simple vista resalta por su elegancia, debido a su forma y color, sorprende por los galones laterales en satén azul oscuro. Este detalle estiliza la pierna y realiza un juego cromático que aparece representado a partir de diferentes detalles en todo el estilismo.

Y como en otras ocasiones la gran protagonista es la chaqueta. Esta se convierte en el escenario donde los detalles principales van a deleitarnos. Existen muchas posibilidades en la superficie de la misma, y como hemos dicho antes, cada detalle cuenta.

Una solapa redondeada, los botones y el vivo de los bolsillos en satén, son un ejemplo claro, que además combinan a la perfección con un fajín plisado y una pajarita que termina de adornar el conjunto. Por último, algo que no puede faltar, un pañuelo blanco.

Se trata de un look diferente y a la altura de un novio. Un novio que no puede pasar desapercibido en un día tan importante. ¿Estáis de acuerdo conmigo?

Y vosotros, ¿apostaríais por el smoking en vuestra boda?

Espero que os haya encantado esta nueva propuesta.

Un beso, Ana.

Related posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *