La boda de mi amiga Eli

Hoy en el blog un post muy especial, os muestro una boda más pero no cualquiera, la de mi amiga Eli. Y no solo fue espectacular no solo por los protagonistas, sino por todos los pequeños detalles que formaban parte de ella. ¡Os va a entusiasmar!

El pasado 27 de mayo estaba señalado en mi calendario. En todos los colores y fosforitos posibles. No todos los días una de tus mejores amigas, esas que no se separan de ti ni en las malas ni en las peores, se casa con el hombre de su vida.

A Eli la conocí en el 2008, una de esas personas que la vida te pone en el camino y con la que decides quedarte para siempre, pase lo que pase. Porque Eli es sencilla, buena persona, leal, cariñosa, generosa y honesta. Y aunque, con suerte, a penas nos vemos 3 veces el año, la sensación con ella es la de tenerla cerca. Muy cerca.

Cuando Eli me llamó para decirme que efectivamente le había pedido matrimonio en París (en una llamada anterior juntas dilucidamos sobre el viaje y la posibilidad) me emocioné infinito. Juntos hacen una pareja 10.

Así, Eli y Pipo comenzaron con toda la ilusión del mundo a preparar su gran día. Ilusión que hicieron patente en cada uno de los detalles de la boda, cuidada con infinito cariño y cercanía.

Como ya os había contado, Gon y yo nos alojamos en el Ohla Eixample donde nos sentimos como en casa. Para una ocasión tan importante, me puse en manos de Oui Novias (siempre les recomiendo porque son la pera y trabajan por toda España poniendo guapas a novias, madrinas e invitadas) que vinieron a maquillarme y peinarme a la habitación del hotel.

Escogí un traje rojo de Colour Nude de manga larga en el que ya se atisbaba mi barriguita de embarazada, pendientes y anillo de PANDORA de plata y circonitas, tocado y bolso de Mimoki y sandalias negras fantasía con plumas negras de Zara del año pun. (Podéis recordar los detalles de mi look aquí y aquí)

En bus (siempre se agradece que los novios faciliten los traslados) llegamos a la Ermita de Tona, en Barcelona. Una preciosidad. Allí Pipo esperaba impaciente -templando los nervios como buenamente pudo- a una radiante novia que hizo su entrada, super sonriente y guapísima enfudada en un traje de Jordi Anguera muy ella, del brazo de su padre.

Después de la ceremonia y de las bonitas fotos de los recién casados a cargo de Boda de Foto, nos reencontramos en El Serrat del Figaró (Taradel) donde el catering de Jubany nos dejó a Gon y a mí literalmente alucinados, y eso que los asturianos somos de “pico fino” y muy exigentes en lo que a paladar se refiere. Impresionante, de verdad.

Durante el aperitivo nos pusimos las botas, y arrasamos sin piedad cada uno de los puestos. A modo yincana, nos propusimos probar los más de 20 aperitivos que los novios escogieron con sumo acierto. No hacerlo, hubiera sido un pecado gastronómico.

Y tras semejante atracón, llegó la sorpresa. No nos pudo hacer más ilusión, ni nos pudimos sentir más queridos ni más especiales, al descubrir que Gon y yo estábamos sentados en la mesa presidencial junto con Eli y Pipo y otros de sus mejores amigos. Tras el postre, también los novios recibieron su merecido emocional: un vídeo con todos sus amigos (grabado a pedacitos desde todas las partes del mundo) que tuve la suerte de presentar.

Al llegar el baile, lo dimos todo, y nos matamos de la risa en el fotomatón que había justo al lado de la pista. Mira que yo suelo ser super vergonzosa para estas cosas, aun no sé todavía ni cómo me animé.

Volvimos al hotel con dos buenas sensaciones. Una, que dos amigos a los que quieres se quieren tanto como tú a ellos. Y dos, que es un honor formar parte de su familia y sentirnos como tal.

“La amistad es un milagro que ocurre pocas veces en la vida”.

Mil felicidades, todo mi amor, Ana.

Related posts

2 comentarios en “La boda de mi amiga Eli

  1. Me encantaaaaaa!!! Me ha encantado este post tan especial que me has dedicadoooo!!!! El días más importante de mi vida!!!! Es precioso Anita!!!
    Gracias por quererme tanto, gracias por este resumen de 10 que me has dedicado y sobretodo gracias por ser una amiga incondicional!!!!!!!
    Me casaría un millón de vece más con Pipo y un millón de veces más serias mi testigo y estarías en la mesa presidencial con nosotros!!!!
    TE QUIERO!!!!! AYER, HOY Y POR SIEMPRE JAMÁS!!!!!!!
    GRACIASSSS!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *