Magia con el nuevo tratamiento de belleza de Carita

Hoy en el blog os traigo un nuevo tratamiento de belleza, Néomorphose de Carita. Solo os adelanto que consigue los 3 objetivos que todas queremos para nuestra piel, ¡tenéis que quedaros a leer el post para descubrir todas las maravillas de este nuevo ritual!

Pocas cosa me gustan -y me relajan- más que probar y descubrir nuevos tratamientos y productos de belleza, y si son de Carita mejor. Pero no os cuento nada que no os haya dicho antes. Varias veces.

La semana pasada tuve la oportunidad de probar el nuevo tratamiento Néomorphose de Carita en el centro comercial de El Corte Ingles de Castellana (Madrid) y, por supuesto, no podía olvidarme de vosotras. Así que además de disfrutar de un momento relajante, tomé nota de todos sus beneficios para poder trasladároslo.

A veces muchas me escribís y me preguntáis por qué me hago tratamientos de belleza a mi edad (33, FYI). Y la respuesta es muy sencilla. La piel -lamentablemente- no se rige por fechas de nacimiento, sino por sus propias características (incluida la genética) y los factores externos que la afectan como la falta de sueño, la contaminación, la alimentación…

Mi piel, con rosácea y extremadamente sensible, es tendente entre otras cosas a la deshidratación y con ella, consecuentemente a la aparición prematura de arrugas y a la absoluta desaparición de luminosidad. Y por eso necesito ponerla en las mejores manos y prestarle la atención que requiere para tratar de retrasar al máximo los signos del envejecimiento e intentar a la luz su mejor aspecto.

Por eso, en cuanto tuve la nota de prensa en mis manos, supe sí o sí que quería probar el tratamiento facial de Néomorphose de Carita. Y la intuición no me falló: Magia.

Aclarar, lo primero, que dentro de esta gama existe la opción de auto-realizarte el tratamiento en casa o, sino, en cabina como fue en mi caso. Se trata de un programa profesional, en ambos casos, que tiene por objetivo renovar, rellenar y regenenar la piel de nuestro rostro. ¿Quién no quiere algo así?

Lo bueno de los tratamientos de este tipo es que se ajustan de forma personalizada a las necesidades de cada piel y, en mi caso, al estar embarazada con las alteraciones extra que eso supone, me vino de perlas. Todo cuidado es poco. De hecho, teniendo en cuenta las circunstancias, nos saltamos algún paso para no interferir con el embarazo.

Por un lado, se aplicó el serum peeling désincrustant que, como os podéis imaginar, tenía la misión de eliminar toda clase de impurezas de manera altamente precisa. Un concentrado que renueva la piel de forma inmediata.

Por otro, se aplica la mascarilla biocellulose revitalisant apaisant. Una auténtica mascarilla, en el sentido más literal de la expresión, compuesta únicamente por agua y celulosa. Su textura fresca me encantó y logró en pocos minutos la suavidad en la piel que tantos días echo de menos.

El protocolo también incluye la utilización de un láser del que, como os comentaba, preferimos prescindir. En todo caso, en tan solo 2 pasos conseguí una mejora visible en el aspecto de la piel. Y es que, cuando los productos están formados por ingredientes activos poderosos, la piel se hace eco de los mismos de forma inmediata.

Un tratamiento perfecto para novias, no novias, invitadas, mujeres non-stop y para todas aquellas en general que quieran mejorar la luminosidad, la uniformidad del tono, la textura y la estructura y el volumen de la piel.

Mención a parte, digna de premio, la profesionalidad y amabilidad con la que me atendieron en el stand de Carita de El Corte Inglés de Castellana. Y no, no porque fuera yo. No sé vosotros, pero cuando valoro un servicio, para mí el trato puntúa exactamente igual que la compra. Forma parte de la experiencia.

Además, aquellas que os paséis por el stand de Carita en El Corte Inglés de Castellana e indiquéis que habéis leído este post, tendréis durante el mes de junio de REGALO un tratamiento para el rostro de luminosidad extrema. ¡No desaprovechéis la oportunidad!

Y de vuelta a casa, al tajo, con los productos idóneos para mi piel para continuar el tratamiento en casa.

Un besote, Ana.

PD: Cuando os hagáis un tratamiento de este tipo, acordaros de llevar un cepillo, goma de pelo o champú en seco para retocaros en un momento si tenéis que volver a la oficina u o vais directamente de plan. Ya sabéis que la raíz del pelo se suele manchar un poquito al trabajar con los productos.

Todas las fotos son de Esif Fotografía.

Related posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *