L+A WEDDING

Seguro que muchos de vosotros recordáis la invitación de boda que diseñamos para Laura y Ángel y hoy, por fin, podemos compartir con vosotros todos los detalles de este día en el que los viajes en general y la ciudad de París en particular tuvieron un papel protagonista. La celebración tuvo lugar en un antiguo monasterio de monjes Cartujos y, al llegar, cada invitado depositó en una urna el resguardo de la tarjeta de embarque de su invitación. Y es que, aunque ellos entonces no lo sabían, después de la cena se haría un sorteo en el que el ganador se llevaría el superpremio de un viaje a París para dos personas cortesía de los novios. ¡No me digáis que no es una sorpresa genial! Además, los recibimos con parasoles de papel de arroz, abanicos de madera labrada y protectores de tacón para que iniciaran esta tarde noche de verano de la forma más agradable posible. La ceremonia tuvo lugar al aire libre, frente a la puerta de entrada a la antigua Iglesia en la que, posteriormente, tuvo lugar la fiesta. Al final del pasillo en verdes y blancos, la estructura del “altar”; también decorada en los mismos tonos y con una guirnalda de bombillas que le daba un toque todavía más especial. Frente a ella, un banquito de madera y rafia decorado con una sencilla guirnalda de eucalipto. En él se sentaron los guapísimos Ángel y Laura tras la espectacular llegada de ésta en un VW Beetle vintage.

Cuando terminó la emotiva ceremonia, novios e invitados pasaron a la zona del aperitivo en la que, además de un delicioso cocktail, les esperaba el seating viajero en el que cada mesa recibía el nombre y la numeración de los distintos distritos de París. Una vez localizado su sitio, todos pasaron al clautro descubierto en el que un “cielo” de bombillas, unas vistas espectaculares de la cúpula de la Iglesia y una suave banda sonora creaban una atmósfera mágica. Para decorar las mesas, encargamos fabricar manteles en tela mapamundi que combinamos con otros en lino color arena. También diseñamos dos tipos centros florales; un modelo en altura sobre estructura metálica y otro directamente a nivel de la mesa. Nos encantan este tipo de combinaciones ya que, haciendo que no todas las mesas sean iguales, se evita sobrecargar el conjunto y, en nuestra opinión, el resultado es mucho más interesante. Los meseros, también muy viajeros, fueron pequeñas maletas de cartón y asa de cuero rellenas de musgo fresco, flores y caligrafiadas a mano con el número y nombre de cada mesa. Alrededor de todas ellas, nuestras adoradas sillas crossback (sin duda, uno de nuestros diseños favoritos) que esta vez elegimos en su versión de madera lacada en blanco. En el momento de los postres, cada invitado recibió un nuevo detalle de parte de Laura y Ángel. Esta vez se trataba de un “kit de desayuno en París” compuesto por una taza personalizada por una amiga de los novios y otras delicias como un gofre, mermelada, un tarrito de nutella… Ideal para disfrutar al día siguiente y recordar, café en mano, los mejores momentos de la boda.

Tras la cena, los invitados salieron de nuevo al jardín en cuyo espacio, totalmente transformado, les esperaban nuevas sorpresas. Antes de dar comienzo a la fiesta propiamente dicha (que, como os comentaba, tuvo lugar en el interior de la Iglesia), los invitados escribieron en una tarjetita sus mejores deseos para los recién casados y los ataron a unos globos luminosos que en su interior contenían una pequeña bombilla LED. Al ser soltados todos a la vez, iluminaron esta noche de julio de una forma muy especial y cargada de significado. También les esperaba el photobooth de Alicia en el País de las Maravillas (una de las películas favoritas de los novios) así como una mesa de firmas y dulces en la que las genialísimas figuras de Laura y Ángel en versión “novios cadáver” causaron sensación. ¿Se nota que también son fans de las pelis de Tim Burton? ;) Como última sorpresa, a la hora del resopón, pusimos en marcha nuestra particular crêperie ambulante. Una preciosa caravana en la que, mientras se escuchaban los mejores clásicos de la chanson française, se pudieron degustar crêpes dulces y saladas que hicieron las delicias de todos los que aguantamos hasta altas horas de la madrugada. Pili y yo incluidas, que siempre nos vamos las últimas para asegurar que todo sale perfecto hasta el final. XD

Bueno… Pues creo que no me dejo nada así que, os dejo ya con algunas de las imágenes de la decoración (que tomé yo misma) así como algunas pinceladas de los guapísimos novios firmadas por el equipo de Fandi que fueron los fotógrafos encargados de inmortalizar los momentos más personales de este día. Espero que os guste esta boda tanto como lo hizo a todos los que, de una forma u otra, tuvimos la suerte de formar parte de ella. Un besazo enorme para todos y especialmente para nuestros queridísimos Laura y Ángel. ¡Feliz finde! :)


































diseño y organización: #MGbodasyalgomas

espacio: La Cartuja de Ara Christi

catering: Gourmet

flores: El taller de Clo

sonido, iluminación y mobiliario chill out: Grupo Altius

mantelería: La guinda de tu fiesta

caligrafía meseros: De Pluma y Letras

estructuras altar y photobooth: Trastología

caravana vintage: Grupo Danra

6 comentarios en “L+A WEDDING

  1. Como todo lo que hacéis, simplemente espectacular, madre mía qué cantidad de detalles y de cositas originales. Los muñecos de los novios son una pasada. Los manteles de las mesas me han encantado.
    Besos.

    GEmeladas

  2. Fue una experiencia que dan ganas de repetir. Gracias chicas por formar parte de este día tan especial para nosotros. Quedó todo de 10! 😊😊

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *