Limpieza de brochas

  • Para limpiarlas muy rápidamente, se pueden usar toallitas de bebé sin alcohol.
  • El champú para bebés es bueno para limpiar las brochas en el caso de no tener el Limpiador específico de MAC o similar. Otras aconsejan usar un champú normal, con un nivel bajo de ph. Pero en definitiva, muchas prefieren usar champú, dado que están fabricadas con pelo natural, y defienden que las deja más suaves que los limpiadores específicos. Si se diluye el champú en un poco de agua templada (¡no caliente!), será más sencilla la operación.
  • Si se tiene el Limpiador específico, se puede diluir en agua
  • Otro sustituto del Limpiador de MAC es elaborar uno casero, mezclando en un recipiente con pulverizador agua, alcohol y jabón neutro/champú, y pulverizar sobre las cerdas, frotando suavemente con un pañuelo o papel de cocina.
  • Generalmente no es necesario, pero se pueden aplicar tratamientos acondicionadores a las brochas, siempre que sean suaves, de la misma manera en que los usaríamos en nuestro cabello. Así las mantendríamos perfectamente suaves, pero no convendría abusar de esto, sólo cada 3 – 4 meses.
  • Deben limpiarse con suavidad, frotando muy delicadamente en la dirección de las cerdas, y luego, si es necesario, hay que recolocarlas. Y nunca frotarlas o retorcerlas en exceso; hay que tratarlas con cuidado, que son nuestros tesoritos.
  • Siempre dejar secar las brochas en horizontal, para evitar que entre líquido demasiado profundamente y que se estropeen. Si se han aclarado con abundante agua, para eliminar el exceso de líquido, se enrollan en una toalla y se presiona suavemente.
  • Para saber la periodicidad con la que debemos limpiar las brochas, hay que considerar diversos aspectos:
  1. La regularidad con la que las usamos (a diario, los fines de semana,…)
  2. Quién más usa las brochas (si somos maquilladors profesionales, si las compartimos con hermanas, amigas,…)
  3. Cómo de grasa es nuestra piel
  4. Cómo de limpios están nuestros produtos (si usamos los dedos sobre ellos también…)

Con estas premisas, si tenemos una piel seca, sólo nosotras usamos las brochas, y sólo usamos brochas en nuestros productos de maquillaje, basta con una limpieza cada 2 – 3 semanas.

También hay que tener en cuenta que las brochas que usamos en productos líquidos o en crema se ensucian más que las que usamos con productos en polvo. Si sois constantes y tenéis un poquito de tiempo, las brochas para polvo podéis lavarlas cada 3 – 4 usos, mientras que las brochas para cremas, después de cada uso.

Bueno, pues cómo véis cada una lo hace a su manera, pero la cuestión era establecer unas pautas claras y ajustarlas a nuestras necesidades y costumbres. Todas tenemos nuestros procedimientos, pero nunca está de más ampliar conocimientos.

Gracias a Sincola por esta información

Un besito

Un comentario en “Limpieza de brochas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *