Elizabeth arden 8 horas edición limitada New York Beauty

Si me preguntarais un día cualquiera por mis productos de belleza básicos sin duda incluiría el que os hablo hoy, la crema 8 horas de Elizabeth Arden. Hace ya unos años os hablamos de ella y de sus inumerables ventajas que hacen que yo siempre lleve una en el bolso ya que te saca de mil y un apuros. ¿No recordáis esa entrada? Podéis leerla aquí.

Creada en 1930 por Elizabeth arden para aliviar y proteger la piel, Eight hour cream skin protectant tuvo un éxito tan abrumador que ni la propia creadora pudo jamás imaginarlo.
La famosa crema-pomada se creó en la versión original con su particular aroma pero desde hace unos años se comercializa la versión sin fragancia para todos aquellos que quieran disfrutar de sus efectos sin el característico olor. En mi caso me gustan ambas opciones, comencé utilizando la versión clásica y me pareció tan buena que incluso el particular olor a la crema me compensaba ya que en pocas horas notaba la piel calmada tras quemaduras, las rozaduras de los zapatos hidratadas y sin apenas dolor…¡la bomba!

En esta ocasión os presento la edición limitada New York Beauty que veis en la foto en rojo junto a la versión en tubo que es la que habitualmente se encuentra a la venta.

 Los estilos Art Deco de la ciudad de Nueva York han inspirado la creación de esta edición especial de su emblemática crema que como bálsamo reparador ha ganado 40 premios internacionales de belleza a lo largo de su trayectoria. Con colores  rojo y plata y un diseño Art deco potenciado por el acabado metálico, el nuevo packaging ensalza aún más esta legendaria crema. Podréis encontrar este packaging en tres productos y durante un tiempo limitado:

  • Eight hours cream clásica (30 ml por 25 euros)
  • Eight hours cream sin fragancia (30 ml por 25 euros)
  • Eight hours lip gloss (15 ml por 25 euros)

¿Pertenecéis vosotras al club de adictas a la 8 horas?

15 comentarios en “Elizabeth arden 8 horas edición limitada New York Beauty

  1. Soy fan de la 8 horas..la uso cada noche como bálsamo labial y es lo único que me repara 100% la hidratante de cara no me mata mucho de hecho tengo un formato viaje que me llevo cuando me voy de fin de semana pero ni fu ni fa.. un besito!!

  2. Tanto como adicta al eight hours no, pero un imprescindible si, y es que es tan versatil y multiusos que no tener un bote…

    A mi me ha salvado de quemaduras en varias ocasiones, por eso siempre llevo un botecito en el bolso.

    Besitos de caramelo

  3. Soy una auténtica adicta a la 8H, en mi caso un bote me dura una eternidad porque es tan untuosa que siempre la utilizo en pequeñas dosis, pero a todas horas y siempre tengo otro bote de repuesto.

    No suelo tener granitos nunca, pero siempre está la excepción de ese día al mes en el que uno quiere aparecer….por la noche aplico un poquito de 8H justo en la zona clave y al día siguiente nada de nada, es maravillosa.
    También la utilizo en quemaduras, post depilación de cejas y labio superior en los nudillos de las manos si mi hidratante se queda corta en invierno, en los codos (esos grandes olvidados!) y cada noche como bálsamo labial.

    La utilizo a diario y me costó empezar por el olor, me olía como a granja o a campo, pero en versión mala, pero aunque sigue sin gustarme ya me he acostumbrado con los años y es más pasable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *