Protección solar, tu seguro antienvejecimiento

Sin lugar a dudas una de las peticiones que más nos hacéis las lectoras del blog es consejo sobre una buena crema antiarrugas. La respuesta que os damos os sorprende porque siempre es la misma, protección solar.

Aunque resulte irónico en un país mediterráneo como es el nuestro la población tiene muy poca conciencia y conocimiento sobre el daño solar. Muchas de vosotras dedicáis horas a leer artículos y ver videos en youtube en los que os hablan de productos anti- envejecimiento. Estoy segura de que si juegas en la liga de los antiedad/antiarrugas/antienvejecimiento estarás más que familiarizada con términos como el retinol, los péptidos, antioxidantes como la vitamina C pero ¿qué sabes de la protección solar?

protección solar

Coincidirás conmigo en que el envejecimiento de la piel del rostro es un compendio de distintos factores entre los que se encuentra la perdida de firmeza, descolgamiento del óvalo facial, arrugas, líneas de expresión, falta de luminosidad y manchas.. Ante todos estos problemas, ¿cuál priorizo y sobre cual de ellos centro mis esfuerzos? Sin lugar a dudas sobre todos, ¿y cómo lo hago? Protegiendo la piel de la radiación solar.

La radiación solar es un protagonista de nuestro día a día, no hace falta que veamos los rayos de sol para que éste esté presente. El problema con el sol radica en que muchas personas únicamente creen estar expuestos al sol en su mes de vacaciones cuando pasan horas tirados en la toalla. Lamentablemente la exposición solar es diaria, incluso en los días en los que está nublado, ¿no recuerdas haberte quemado en uno de esos días en los que el sol ni siquiera hizo acto de presencia? Por estas cosas son por las que siempre os recomendamos una buena protección solar a diario y no tanto cremas de acción global. Un ataque directo al colágeno y a las fibras de elastina de nuestro rostro además de las feas manchas solares y la hiperpigmentación son algunas consecuencias de una sobre-exposición solar, ¡por no hablar del melanoma!

Incorporar un protector solar a tu rutina diaria no será muy complicado, bastará con aplicarlo tras limpiar e hidratar la piel y antes del maquillaje si es que te maquillas. Las texturas en cuanto a protectores solares son infinitas, existen velos ultra ligeros, cremas densas, geles, gel-cremas… y las marcas aún más. Podrás encontrar protectores solares tanto en perfumerías como en farmacias y parafarmacias. Si estás comenzando en este mundo de los protectores diarios yo te recomiendo optar por las farmacias ya que allí encontrarás buenísimos productos. Echa un vistazo a las farmacias online (como farmaciamarket) porque tranquilamente desde casa puedes informarte sobre marcas y precios.

Mis marcas favoritas son Isdin, Darphin y Heliocare. De Heliocare guardo un buen recuerdo porque fue de mis primeros protectores solares en una época en la que los protectores solares eran cremas blanquecinas, densas y de acabado brillante. Heliocare llegó como un golpe de aire fresco con sus texturas oil free y su característico aroma. Isdin compartiría durante muchos años estantería con Heliocare porque siempre la he considerado una marca de toda la vida, de confianza, unas cremas con las que nuestras madres nos embadurnaban antes de exponernos al sol de pequeños y su olor me transporta a esos momentos. Darphin llegó más tarde para conquistarme con su diseño, texturas y aromas.

Mi consejo para prevenir el envejecimiento es invertir en un buen protector solar con el que estés cómoda y no te resulte pesado o agobiante aplicarlo a diario porque esa será la clave de tu éxito.

3 comentarios en “Protección solar, tu seguro antienvejecimiento

  1. Un buen protector solar es tan básico e imprescindible como la limpieza y cuidado diario de la piel. Uno no debe ir sin lo otro. Luego, aparecen manchas y demás y no saben cómo han salido… 😉
    Besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *