Camino de Santiago con niños

El Camino de Santiago con niños pequeños. Otro reto que esta familia intenta y supera. El abuelo lo había hecho con los primos mayores y este año quería llevarse a todos.

Cuando me lo dijeron por primera vez contesté que mis hijos son aún pequeños, que no iban a aguantar. Ellos me estaba oyendo y respondieron: “sí vamos a aguantar mama, queremos ir con los primos” Me callé. Si ellos creen que pueden, ¿quién soy yo para decirles que no? Tenían que intentarlo, claro que sí. La motivación es más fuerte que el cansancio. Llegar a meta depende de uno mismo.

Este es el Camino de Santiago real. 7 niños de 5 a 12 años juntos, compartiendo momentos, anécdotas y aventuras. Cruzando ríos, pueblos, caminando con un palo, animándose mutuamente. Divirtiéndose y convirtiendo cada día en una experiencia, en un reto, en una aventura.

Aquí no hay fotos perfectas ni encuadres buscados. Se trata de andar con ilusión. No serán las fotos más bonitas de mi galería pero son reales y transmiten muchas emociones.

Son fotos que hablan de familia, de superación, motivación y compañerismo. Mis hijos son aún pequeños para hacer el camino, tienen 7 años y casi 6. Pero el poder del grupo funciona. Si están con sus primos son capaces de llegar felices al fin del mundo.

No les hemos preparado de ninguna manera especial. Les compré en Decathlón unas botas de monte y un chubasquero (especial de navegación para que aguantara mucho la lluvia). Eso y kilos de energía positiva. Están acostumbrados a moverse, a andar por el campo, a hacer rutas, y sobre todo están acostumbrados a intentarlo. En esta familia nunca decimos “no puedo”.

 

Han sido etapas sencillas de 15 kilómetros diarios. Partieron de Palas del Rey y de ahí a Santiago. No iban con mochilas, cada día se las llevaban al siguiente hostal. Ha sido un “Camino de Santiago versión light” pero por algo se empieza. Ponerse retos posibles es lo que hace que uno llegue a meta y sienta que pueda más.

Antes de ir tenían una ilusión infinita. Para ellos esto es una aventura. Una nueva aventura con sus primos. Sus mejores amigos.

 

A su lado, el superabuelo, el alma de esta historia, el que ha motivado y animado a toda la familia. Junto a él mi cuñada (que tranquilidad que fueras Bea) y mi marido, otro superpapá que ha educado a sus hijos en el esfuerzo y en el “tenemos que intentarlo”.

Cada día llegaban las fotos de mis mayores y yo babeaba. Con sus palos, sus botas y su energía. Ni una queja. Andar, andar y andar desde las 6 de la mañana hasta las 11-12. Una media de 5 horas. Un ritmo relajado, porque iban con el abuelo. No se trata de de llegar pronto, sino de llegar, y sobre todo de disfrutar el Camino.

Tres días les llovío. Dos de ellos, mucho. Pero no pararon. Caminaron bajo la lluvia sin quejarse. Me contaban que se ayudaban unos a otros. Gran lección una vez más la que me dan mis hijos. Si un niño dice que puede, puede.

Cuando ví las fotos de la llegada a Santiago lloré como una tonta. Decir que estoy orgullosa de ellos es quedarse corta. De ellos y de superpapá, siempre empujando, siempre contagiando energía de la buena.

El último día en la comida cada uno habló de lo que había aprendido estos días. Para todos la conclusión es parecida: han descubierto que juntos todo es mejor y que si se esfuerzan, pueden.

Algún día seré yo la que haga el Camino de Santiago con ellos. Os confieso que me han dado muchaaaa envidia!

Otro día prometo contaros toda la información práctica sobre las etapas, cómo se organizaron, restaurantes recomendables, para que podáis hacerlo si os animais.

 

25 comentarios en “Camino de Santiago con niños

    1. Ay, Esther, cuánto me alegra. Esta vez te confieso que la lección me la han dado a mi. Yo creí que era mejor esperar un año o dos más. Pero mi suegro dijo que este año y todos se apuntaron con él. Recibir cada día las fotos era super emocionante, hablar con ellos y oir su emoción, lo felices que estaban… es verdad que suena a topico pero el Camino tiene algo especial: hay energía en el ambiente y mis hijos han vuelto cambiados. Creo que es una experiencia que merece la pena! Un beso fuerte

  1. buenos días, me interesaría mucho si porfa pudieras colgar info de las etapas, la logística, albergues o similares….. Muchas gracias

  2. Que emoción leerte, es un pendiente que tenemos en casa y el verano que viene seria perfecto. Espero tus recomendaciones!!!!! Besos

  3. Lo tengo pendiente, estábamos apuntadísimos como regalo de Primera Comunión de los niños de la familia, ya con el papeleo hecho, pero mi marido se fastidió la rodilla…me pareció planazo y con niños y como lo tenían organizado sonaba maravilloso..Ahora lo leo y ☹️. Tenemos que hacerlo. Gracias por el recordatorio 😉

  4. Es algo inexplicable. A mí me cambió la vida.
    Recomiendo a todos vivir esa experiencia. Hacerlo con los hijos es como cuentas toda una aventura llena de motivación de superación. Un aprendizaje a nivel personal de los mejores que se pueden tener.
    Besos

  5. Hola,
    Menuda aventura , qué pasada, son unos campeones. Me extraña que te emocionaras tanto 😍😍👍🏻👏🏻💪🏻😘
    Nuria

  6. Hola Joana!
    Al leer tu post me he emocionado como si fueran mis propios hijos. Es verdad que los niños nos dan grandes lecciones, y que a voluntad no les gana nadie. Los míos aún son pequeños, tienen 2 y 4, pero algún día espero que puedan participar en una experiencia similar con su abuelo. Enhorabuena por tener esa familia tan maravillosa. Un abrazo.

    1. Muchas gracias Natalia. Ojala en tu familia también os animéis a vivirlo. Es algo que merece la pena. Sobre todo porque como os he contado en este caso el alma del viaje no fui. Y todo esto me ha dado una gran lección: tengo que confiar más en las capacidades de mis hijos. Si ellos me dicen “podemos”, pueden. Un beso enorme

  7. Lo hice hace 9 años con mi marido y me encantó, tenemos pendiente hacerlo con las niñas (ahora 6 y 2) tenían planificadas las paradas? Me explico, lo único malo que recuerdo fue caminar súper estresada porque si llegabas demasiado tarde a los albergues no había sitio, me interesa un montón el post sobre organización, muchas gracias!!

    1. Hola Gema, mi familia madrugaba mucho… se levantaban a las 6 para llegar temprano pero además tenían ya los alojamientos reservados… lo contaré todo la semana que viene un beso

  8. Johanna eres gran motivación para todas las mamas que te leemos… te cuento que te leo hace mas de 3 anos… actualmente soy mama de 2 y he vivido contigo cada historia, tu experiencia en hospitales con tu ultima bebis, y tengo que decirte que te admiro mucho, eres una mujer con temple ligado con alegría… te escribo desde Venezuela, aquí ahora no podemos mucho viajar como antes lo hacíamos pero con tus historias viajo con ustedes… saludos… Melissa desde Venezuela

    1. Hola Melissa! Que bonito tu mensaje y emocionantes tus palabras,muchas gracias por escribirme desde Venezuela y gracias sobre todo por seguir a mi lado tantas aventuras y viajes. Te mando un beso enorme que cruza el Oceáno! Mua

  9. Cómo me gustaría que nos hicieras una entrada con las etapas y cosas interesantes del recorrido!! Es súper interesante y una se anima a hacerlo con sus Pekes!! Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *