Consejos viajar Disneyworld con niños

Sentarse delante del ordenador a ordenar recuerdos cuando acabas de volver de un viaje tan completo a Disneyworld es como revivir una película de aventuras. Veo pasar imágenes a toda velocidad y vuelven las sensaciones:  las risas, las colas, el subidón de adrenalina, la emoción de los espectáculos, lanzarse por raíles a toda velocidad de la mano de los niños…

Es sin duda alguna uno de los viajes más fascinantes y únicos que puedes hacer en familia. Volver a ser niño junto a tus hijos y disfrutar de experiencias únicas a su lado. Y digo ÚNICAS sí, porque lo que ocurre dentro de los parques no podrás vivirlo en ningún otro sitio del mundo.

Olvida la idea de que Disney es sólo “el mundo princesas”. Disneyworld es un universo aparte en el que podrás volar en ala delta 3D por encima del Taj Mahal, lanzarte desde una montaña rusa como el Everest, hacer un safari en un jeep al atardecer, visitar templos asiáticos en los que encontrarse con tigres, bailar al son de música africana o subirte en el ascensor del terror que de pronto caerá al vacío sin avisarte.

Disneyworld tiene tanto que ver y hacer que si tienes previsto ir mi consejo es: estudia y planifica. Estudia todo muy bien antes de ir. Aquí te doy claves y consejos para viajar a Disneyworld que pueden ayudarte.

1. PLANIFICARSE ES CLAVE. Las dimensiones de los parques hacen que un estudio previo del recorrido sea imprescindible. Marca un recorrido y empieza SIEMPRE por las atracciones con más colas. Si vas a ellas en cuanto abren el parque evitarás largas esperas a las horas centrales del día. Nosotros esperábamos una media de 20 minutos en las atracciones estrella. Más tarde podía acumular esperas de 130-140 minutos, mucha diferencia.  No vayas sin un “plan de acción” con la intención de verlo todo e ir improvisando, establecer un orden de prioridades es crucial, sobre todo en temporada alta como las fechas que he estado yo.

Si te alojas en un hotel Disney tienes un as en la manga: te ofrecen  lo que llaman extra hours, lo que quiere decir que el parque abre antes para los alojados allí y aprovechar esas horas es fundamental. Madruga y aprovecha el privilegio de tener el parque para ti.

2. LO MEJOR ES LO QUE NO ESPERAS. Disney es magia y eso significa que todo puede suceder. De pronto una cabalgata en la calle, o vas por Animal Kingdom y te encuentras con un grupo de música africana que le da a tus hijos instrumentos y acabáis todos bailando. Creo que de la misma forma que hay que llevar una ruta marcada, lo divertido es dejarse llevar por todo lo que sucede en el parque, hay tantas sorpresas! Quedarse 15 minutos bailando no es perder el tiempo, es divertirse! O parar para que el Pato Donald firme a tus hijos, ya llegarás un poco más tarde al siguiente punto.

3. DESCARGATE LA APP DE CADA PARQUE QUE VAYAS A VISITAR. En todos los parques Disney hay wifi gratuito, y bajarse la app del parque en el que estás es clave. Desde allí puedes ir controlando los minutos de espera que acumula cada atracción y así puedes ir decidiendo en qué orden moverte en función de las esperas.

4. FAST PASS. Estas dos palabras son claves en tu visita: el sistema de acceso rápido de colas a las atracciones más solicitadas. Es personal, es decir tienes que solicitar tantos tickets como personas quieran subirse a la atracción. Desde hace un tiempo el fast Pass se puede reservar online desde las apps de los parques y mi consejo es: si vas dentro de una semana, reserva tu fast pass, vas tarde. Si vas dentro de un mes,reserva tu fast pass, vas tarde. Si vas dentro de 6 meses reserva tu fast pass, vas tarde, ja,ja… No en serio, esto es un poco exagerado pero sí es verdad que los fast pass de las principales atracciones se terminan con bastante antelación así que reserva lo antes posible.

Solo se puede hacer uso del fast pass en un horario determinado. Puedes reservar 3 y hasta que no llegue la hora de último que has cogido no podrás pedir más para otras atracciones así que la idea es coger los de la mañana para luego poder reservar nuevos por la tarde. Parece todo un poco complicado pero es super sencillo e intuitivo.

5. BABY SWAP.  Este ha sido uno de los grandes aciertos de nuestro viaje. Es el sistema de acceso por el cual los padres o adultos de un grupo con niños pequeños pueden acceder a una atracción por turnos sin volver a hacer cola. Sube el grupo y se queda un adulto cuidando al bebé. Cuando bajan te dan un ticket y el adulto que ha esperado puede subir en ese momento sin hacer la cola. El baby swap es para 3 y permite que el adulto pueda subir con otras 2 personas. Os confesaré que en determinadas atracciones en las que los niños se bajaron impresionados, les pedíamos que dejaran repetir al adulto con los otros 7 niños y siempre nos lo permitían, así que si les sonríes, suelen ser flexibles. La amabilidad es la principal virtud del personal Disney.

6. LLEVAR SILLA DE PASEO Y MOCHILA. Los niños terminan agotados. Demasiadas emociones juntas, calor, colas, subir y bajar de atracciones. Uno de los grandes aciertos del viaje si viajas como yo con varios niños pequeños es llevar silla de paseo y mochila portabebés. Cuando los mayores están cansados les dejábamos descansar un rato en la silla y llevábamos a Bárbara en la mochila. En nuestro caso utilizamos la mochila BabyBjorn One me parece super cómoda, ofrece mucha estabilidad, y es apta desde recién nacidos hasta niños de 3 años (15 kilos). Me gusta además porque tiene posición ergonómica de las piernas para el niño. Barbara iba feliz porque es muy curiosa y a esa altura veía todo mucho mejor que desde la silla.  Un acierto alternar la silla y la mochila BabyBjorn.

Si no quieres llevar silla por no llevarla en avión no te preocupes; mete la mochila en la maleta y alquila una silla para niños en los parques. Están justo en la entrada y cuestan pocos dólares.

7. LLEVAR A LOS NIÑOS IDENTIFICADOS. Si vais en temporada alta como yo, los parques están llenos de gente. Y cuando digo llenos me refiero a que en la calle parece que hay una manifestación. Nuestros niños se portaron de maravilla e iban todos de la mano pero en dos ocasiones perdimos de vista a unos durante un par de minutos.

Afortunadmente en ambos casos se quedó en un susto porque retrocedimos unos metros y les encontramos. Por eso me parece importante llevar a los niños identificados de alguna forma: o bien con la pulseras como hice yo, o escribirles su nombre y teléfono de los padres en algún sitio. De todas formas el personal de seguridad nos explicó que la pulsera Disney que te dan con el dinning plan tiene un microchip con el que pueden geolocalizarles. Y eso da mucha tranquilidad. Está todo muy controlado.

8. COMIDA: DISNEY DINING PLAN. Si te alojas en un hotel Disney te recomiendo sin duda el dining plan. Pagas un fijo al día y tienes incluido:

1.un desayuno/cena sentado en un restaurante

2.una comida rápida en cualquier restaurante de parque

3. dos snacks al día (fruta, patatas, bebidas, etc…)

Puedes utilizar tu dining plan en muchísimos restaurantes dentro de los parques y teniendo en cuenta lo carísimo que es todo te aseguro que el precio que pagas compensa. Son 69 dólares al día y para los niños 24 dólares. Cualquier comida en un restaurante del parque te cuesta en torno a 50 o más y una pizza o hamburguesa con bebida te cuesta unos 20. Por ejemplo este plan incluye desayunar o cenar con los personajes disney en el hotel y sólo por eso ya merece la pena pagarlo!

Eso sí, mete en la mochila agua, algún sandwich y picoteo, dentro del parque todo es carísimo y dejan pasar comida y bebida sin problema.

9. ESPECTÁCULOS, NO TE LOS PIERDAS. Los espectáculos nocturnos de los parques Disney son impresionantes. Así que cuando planifiques tu día ten esto en cuenta para aguantar hasta la noche. Si tus hijos son pequeños quizá merece la pena que hagas un descanso a la hora de comer o a media tarde y vuelvas al hotel para coger fuerzas. Fantasmic el de Hollywood Studios o Once Upon a Time en Magic Kingdom son una auténtica maravilla, emocionantes y preciosos. Para mi una de las cosas más bonitas de mi viaje.

10. NIÑOS PEQUEÑOS EN LOS PARQUES. Los menores de tres años no pagan entrada así que ¿por qué no llevarlos? La teoría de que “no se enteran” no es cierta. Ellos viven el parque con tanta ilusión como los adultos, a su forma, saludando y viendo a los personajes. Hay muchas atracciones pensadas para los niños pequeños, entra en la web de Disney y busca las atracciones especialmente pensadas para menores de 6 años: Dumbo the flying elephant, Peter Pan’s Flight, The many adventures of Winnie the Pooh, Toy Story, Philarmagic, It’s a small world y muchas otras.

11. ALOJARSE EN HOTELES DISNEY. Es uno de las decisiones que más duda genera: merece la pena pagar la diferencia de precio por estar dentro de los parques? ¿Qué ventajas tiene? En este tema, como en todos, hay opiniones para todos los gustos y por supuesto depende del presupuesto que tengas.

Estar en un hotel Disney hará que tu estancia sea más cómoda y especial: todo está tematizado, podrás desayunar con los personajes, tienes transporte gratuito a los parques, tienes extra magic hours, es decir horas que el parque solo abre para los alojados allí y te llevan todo lo que compres en el parque a tu hotel sin que tú tengas que cargar. Ventajas, muchas sin duda. Pero hay que pagarlo. Cada uno decide en función de lo que pueda gastar.

Me quedan muchísimas cosas que contar: iré haciendo post de cada parque para ir dando pistas mucho más concretas de lo que más me ha gustado de cada uno y sobre todo de Universal Studios y la ciudad de Harry Potter, que sin duda ha sido el día preferido de todos. Es impresionante! Otro día, más.

 

8 comentarios en “Consejos viajar Disneyworld con niños

  1. El viaje que hice a Orlando con mis hijos cuando tenían 9 y 15 años ha sido sin duda alguna el mejor de mi vida. Ver sus sonrisas no tiene precio. La magia Disney es inigualable para los niños y los mayores nos contagiamos de ella.
    Mis hijos tienen un recuerdo inolvidable y acaso no es ésto lo mejor de la vida?

    1. Eso es Asun! Sin duda es un viaje único. Yo sé que esto lo recordarán siempre. Ya me están diciendo que quieren escribir un diario del viaje para no olvidar nada y ver las fotos. Los videos que hemos grabado allí los ven sin parar, aún les dura la emoción. Ya sabes que yo valoro mucho más esto que comprarles cosas: invertir en recuerdos! Un beso enormeeeeee

  2. Ese viaje con Ixeia y Ara con 2 y 5 años es de lo mejor que he realizado, con Ixeia ya lo hicimos tambien cuando tenia 2 años, y no me arrepiento de nada, solo con ver las caras todo el santo dia, la sonrisa fue eterna mientras estuvimos.

  3. Genial la crónica, como siempre. Ya tengo ganas de leer el resto de pista sobre este gran viaje. En 3 años planeo hacerlo con mis tres niños ya que ahora la pequeña tiene 6 meses. Creéis que con 3-4 años se acordarán de la experiencia? O deberíamos esperar un poco más?
    Aunque con 2 años no dudo de que los enanos se lo pasan genial, lo que me preocupa es que no recuerde nada del viaje, ya que es un viaje que, en mi caso, se hacer una vez en la vida.

    1. Hola Helia! Gracias por tus palabras. Te entiendo, con 3, 4 años es dificil que se acuerden del viaje, para eso quizá esperar mejor a que tenga 5. Aunque Barbara se lo ha pasado bomba lógicamente no lo recordará, sus hermanos sí. En mi caso se eligió este año porque el resto de primos eran ya mayores con mucha diferencia con Bárbara. Un beso fuerte

  4. Yo estoy deseando llevar a mi pequeño Teo que tiene ahora dos añitos.
    Yo fui a Orlando con mis padres y hermanos en 1990 y alucinamos todos, y yo creo que los que más mis padres, fíjate tú! Y aunque yo era la mayor de mis hermanos y ya tenía 15, ese viaje, todos en familia disfrutando es el mejor recuerdo que tengo. Cuando veo las fotos vuelvo a recordar todas las sensaciones… Disney es mágico
    Un beso grande a tod@s

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *