Ventajas entre hotel

Las familias dudamos mucho al buscar alojamiento para irnos de vacaciones. Salir de viaje con niños pequeños implica muchos gastos y surgen dudas: dónde es mejor dormir y alojarse. ¿Es mejor dormir en la tranquilidad de una casa rural? ¿ O quizá lo más comodo es buscar un hotel con kids club y todos los servicios? ¿Por qué no apostar por un apartamento en el que tener nuestro propio espacio y horarios? Hoy os contamos las ventajas de cada tipo de alojamiento y para qué utilizo yo cada uno: Hoteles, casas rurales, apartamentos o campings… todos ellos pensando en un viaje con niños.

HOTELES. No nos engañemos, a todo el mundo le gusta ir a un hotel. Te hacen la habitación, tienes todos los servicios e instalaciones, en muchos casos animación que hace que los niños se diviertan (e incluso puedes dejarles un rato). Las ventajas del hotel son evidentes: comodidad, localización (suelen estar cerca de la playa y de los puntos de interés) y ambiente. Más niños, más diversión. A mis los hoteles me encantan para viajar con la familia a determinados destinos en los que busco eso: un sitio con todas las comodidades. A mi esta opción me gusta mucho cuando busco playa, descanso y visitar ciudades grandes. 

CASAS RURALES. La tranquilidad y desconexión que da una casa rural es difícil de conseguir en un hotel. Es verdad que no tienes animación como tal pero allí la animación es otra cosa: a menudo tienen granja con animales, estás en medio de la naturaleza y las posibilidades de diversión son infinitas. Soy muy de casas rurales cuando viajo al extranjero y busco pueblos pequeños en los que hacer rutas. Allí sí me parece idílico alojarme en medio de la naturaleza y que esta sea nuestro “plan”. En Suiza, Austria, Alemania, Holanda… el precio de los hoteles es altísimo y sin embargo una casa rural abarata el plan y añade encanto. Esa misma opción utilizo cuando voy a zonas con mucha naturaleza por España como Cantabria, Asturias, Cuenca, Segovia, Cataluña…

CAMPING. Las ventajas del camping para mi están muy claras. La primera es el precio, es un alojamiento mucho más económico que un hotel y combina las ventajas de los dos anteriores: descansar y estar en contacto con la naturaleza pero teniendo unas instalaciones super completas. Los Campings hoy en día son alojamientos tan preparados como los hoteles en cuanto a oferta de ocio se refiere: piscinas temáticas, animación, restaurantes… lo bueno es que te puedes alojar en bungalows con tu familia y tener también un espacio grande con terraza para vosotros. Es una opción más económica que cada vez tiene más adeptos entre la familias, sobre todo numerosas.

APARTAMENTOS.  Sin duda las grandes ventaja de alojarse en apartamentos vacacionales con los niños son el precio, la intimidad y el espacio. Por el precio de un habitación de hotel podemos alojarnos 4 ó 5 personas y encima tener más espacio. A veces estos apartamentos tienen también piscina, barbacoa… 

Tener “tu casita” de vacaciones da mucha libertad. Otra de las grandes ventajas es tener tu propia cocina, lavadora etc… con los niños es comodísimo poder hacer una cena para ellos en cualquier momento. Claro que el inconveniente es que nadie te recoge nada y hay que cocinar, ja,ja. No tienes el mimo y las atenciones de un hotel pero a cambio tienes un espacio solo para ti.

En la web de irconniños tenéis todas estas opciones para alojarte en familia.

Y a ti ¿que opcion te gusta más?

Un comentario en “Ventajas entre hotel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *