Decorar paredes y colocar cuadros, todo un arte

Decorar las paredes de la casa no es tarea fácil. Los cuadros y las fotografías son obsequios muy socorridos y en pocas ocasiones quien los regala acierta, lo que pasa que por ‘no hacer un feo’, acabamos por colgar en el salón todo lo que nos traen a casa… Y es que la decoración es algo muy personal, sobre todo cuando hablamos de detalles tan delicados como personalizar las paredes de nuestros espacios con aquellas ideas que más nos inspiran o que nos emocionan. Los cuadros y las composiciones que creamos con las imágenes son una forma de expresión.

Si no tenemos en cuenta el estilo y la distribución de los cuadros, ni la armonía a la hora de combinar formas y tonalidades, lo único que conseguiremos es desequilibrio en el ambiente, que afectará incluso a nuestro estado de ánimo.

En la actualidad, vestir las paredes no se limita a los cuadros convencionales y fotografías de familia, existen un sinfín de posibilidades: láminas e ilustraciones, marcos forrados con papel, artículos reciclados como palets o cajas, cuadros y fotografías sin marco, etc.

Para que decorar vuestras paredes deje de ser un calvario, a continuación os traemos algunas claves que os ayudarán a lograr el estilo que estáis buscando y conseguir una estética, original, atractiva y equilibrada.

1.- Ante todo llena las paredes de aquello que más te inspire. Consigue que tus paredes hablen de ti. Para ello necesitarás gastar algo de tiempo investigando. Gracias a Internet las opciones son infinitas. Existen miles de artistas anónimos que ofrecen sus creaciones a través de la red, seguro que encuentras aquello con lo que más identificado te sientes.
2.- Traza tu plan de actuación. Aquí debes tomar decisiones determinantes. 
– Espacio (Se trata de la habitación de los peques, la oficina, el comedor, nuestra casa del campo…).
– Estilo (Vintage, rústico, minimalista, artístico, alternativo…).
– Contrastes (¿buscas armonía y similitud o quieres contraponer tonalidades?).
– Presupuesto.
3.- Realiza plantillas de papel para guiarte. Este paso es fundamental si queremos encontrar la disposición más adecuada y si queremos evitar agujeros de más en la pared, pues con ello equivocarnos será mucho más difícil. Crea plantillas de papel del mismo tamaño que los cuadros que vayas a colgar y conseguirás hacer pruebas cambiando la colocación una y otra vez hasta que encuentres la que más te gusta.
4.- Personaliza tu galería de cuadros en armonía con el resto de la decoración de la casa. Antes de seleccionar imágenes, montar marcos y colgar cuadros como locos, sería conveniente echar un vistazo a nuestro alrededor. Busquemos un motivo, una conexión, y un concepto. Con toda esta información preparada previamente, os aseguramos que el resultado será el esperado y os sorprenderá gratamente.

Para terminar, una selección de lo más inspiradora con la que llevar a cabo estos consejos.

Ideas de inspiración vintage.

Propuestas cuando disponemos de paredes en tonos oscuros.

Tonos vivos y alegres, ideales para la habitación de los más peques de la casa.

Fleur Wall

DIY’s con cajas y troncos de madera.

La combinación perfecta: blanco y negro.

 Paredes de escritorio.

Vertientes más artísticas o alternativas.

Paredes en espacios rústicos y bohemios.

Para los dormitorios de los más soñadores y románticos.

 

Collages con fotografías en blanco y negro.

 Fotografías: Pinterest.

Un comentario en “Decorar paredes y colocar cuadros, todo un arte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *