Decoración ecléctica y estilo boho en una casa Noruega

Esto es lo que se llama un auténtico flechazo. Hoy os enseñamos una casa noruega que nos ha cautivado. En este espacio prima, por un lado, la funcionalidad y la calidez; veréis en las foto que se trata de una CASA con mayúsculas, y por otro lado, el estilo ecléctico de la decoración; podemos encontrarnos muebles antiguos adquiridos en mercadillos, lámparas y accesorios de diferentes estilos (vintage, industrial y de aire propio escandinavo), así como textiles, que son los encargados de poner la nota de color al hogar y de crear ese aireboho chic que se respira en cada una de las estancias.

Sin duda, se trata de una casa moderna, juvenil y llena de vida.

La decoración es sencilla y nada recargada, los pocos muebles que hay están ahí porque desempeñan una función en el día a día de la familia que habita la casa. En el salón el protagonismo recae sobre  el gran armario blanco de centro y sobre la espectacular mesa con patas de hierro, material muy presente en la decoración, igual que las sillas, que también son de hierro, de efecto envejecido y las firmaNordal.

 

Este ventanal deja que entre la vida en forma de luz a la casa. Está en la cocina y, colocar la mesa principal en frente, es todo un acierto para comenzar cada mañana con esas maravillosas vistas al jardín trasero. Los textiles, como habíamos comentado, son las pinceladas bohemias predominantes en la casa, que rompen con la idea preconcebida que todos tenemos del estilo escandinavo. Además, los colores vivos aportan calidez y color, algo muy importante para cualquier casa. La bonita lámpara de techo es de mercadillo al igual que otros accesorios de la casa.

 

Más luz gracias a la ventana del salón y una muestra más del eclecticismo debido a los elementos de hierro de inspiración industrial, la lámpara de araña vintage, los textiles con estampados boho chic, la lámpara de pie que recuerda a los focos de los platós de la televisión… Un mix de colores, texturas y estilos que nos ofrecen un poco de información sobre la forma de vida y la personalidad de los propietarios.

En la cocina estamos seguros de que huele a pan de centeno recién horneado y a café recién hecho! 🙂 Se trata de un espacio un tanto difícil por su distribución, pero han sabido aprovecharlo al máximo colocando un montón de estantes en la pared frontal y un gran armario para dar el servicio que una familia necesita cada día.
El sofá del salón, con sus tejidos suaves, su forma en ‘L’, y los cojines, una vez más son la calidez y el confort y hacen que nos entren ganas de pasar horas viendo películas acurrucados y tapados con la manta.

El dormitorio principal es más bien pequeño, pero aún así se ha podido aprovechar cada rincón, como aquí vemos que en tan solo una esquina, han creado un espacio para disfrutar de su hobby favorito, que por lo que parece es tocar el órgano.

Para nosotros esta habitación es mejor que la suite del Ritz! Y es que no son necesarios grandes lujos para conseguir resultados tan espectaculares como este. Este dormitorio lo tiene todo: una gran cama, un armario y un perchero, una mesita… Y grandes dosis de estilo y de buen gusto. Aquí la esencia bohemia es la encargada de convertir un simple dormitorio en el dormitorio de nuestros sueños. Telas suaves y delicadas, estampados, complementos vintage y una pared con papel pintado que rompe con el blanco puro de suelo, paredes y techo.

Por cierto, el suelo en madera blanca es uno de los tesoros que guarda la casa.

Otro elemento para este mix de ideas, el suelo de azulejos en el pasillo.

¿Qué os ha parecido? ¿os gusta este eclecticismo imperado por el estilo boho?

Fotografías: Nicety

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *